0
Publicado el 25 Noviembre, 2021 por Giovanni Martinez en Deportes
 
 

BOXEO

Ganar no aburre

Los cubanos conquistaron el primer lugar por países en el Mundial de Belgrado
Compartir

Julio Cesar La Cruz se convirtió en pentacampeón mundial. (Foto: acn.cu)

Por GIOVANNI MARTÍNEZ

A nuestros boxeadores no les bastó traer cinco medallas (cuatro oros y un bronce) de los Juegos Olímpicos Tokio 2020 el pasado verano, después en el 21° Campeonato Mundial Masculino de la AIBA, efectuado en Belgrado, se volvieron a robar el show. Entonces cosecharon tres metales dorados y dos bronces, una actuación muy superior a la reunión del orbe anterior, Ekaterimburgo 2019, donde solo se alcanzaron tres preseas, una de cada color.

Se trató del más reciente de un evento donde intervinieron más de 500 gladiadores procedentes de 88 países, y de mucho nivel, con la motivación elevada al máximo, pues por primera vez desde que se inauguraron estas lides en La Habana 1974, hubo premios en metálico (100 000 dólares por el oro, 50 000 por plata y 25 000 el bronce) lo que provocó incluso el regreso de profesionales, una puerta abierta desde los Juegos Olímpicos de Río 2016.

El buque insignia del deporte cubano desembarcó a orillas del Danubio con solo ocho boxeadores, en un evento que superó en cantidad de divisiones (13) la historia de citas pasadas, y a pesar de cinco bajas en la nómina, cuatro de ellas por covid-19: Yosbany Veitía (54 kilogramos); Dainier Peró (+92); Damián Arce (51) y Billy Rodríguez (48), los nuestros se llevaron el primer puesto por países, como también ocurrió en la capital nipona.

Por cierto, el otro ausente fue Arlen López, bicampeón olímpico y recientemente titular en Tokio 2020, por haber padecido también de SARS-CoV-2, además de enfrentar otras situaciones personales en la familia. Ello le impidió realizar una adecuada preparación, ya que como el propio atleta comentó en sus redes sociales, se encontraba lejos de la forma deportiva requerida.

Dos consagrados

Como era de esperar con Julio César La Cruz y Andy Cruz no hubo casualidades. El agramontino Julio César (92) fue mejor en el combate definitivo que el italiano Aziz Abbes Mouhiidine, quien se mostró cauteloso ante el estilo del Doctor (brazos abajo, rápidos movimientos de torso y fuertes golpes esporádicos). En el tercer asalto La Sombra fue aún más categórico, aunque ya aseguraba una ventaja mínima (3-2) en los dos primeros rounds.

El capitán de la escuadra antillana se convirtió en pentacampeón del orbe, a solo un título del gran Félix Savón (6), y superó además a otra leyenda como Juan Hernández Sierra (4).

En tanto, Andy conquistó su tercer cetro mundialista y fue seleccionado además como el mejor peleador del certamen. El Matador, considerado el boxeador más técnico de nuestro país, dispuso con facilidad del turco Kerem Oezmen, en un combate en el que dominó ampliamente a su rival, no apto para la rapidez de piernas y la velocidad de pegada del matancero, quien festejó su victoria con un nuevo baile, como va siendo costumbre.

El voto de los jueces fue unánime. Incluso, fueron testigos cercanos de un potente derechazo de Andy que dejó confundido a Oezmen en el tercer asalto, instancia en la cual el físico del turco mermó notablemente.

¡Oro para Yoenlis!

Andy Cruz fue seleccionado como el mejor peleador del certamen. (Foto: Tomada de Twitter)

Nuestra primera gran alegría en la capital de Serbia fue gracias a un debutante. Yoenlis Hernández (75), quien dispuso en la final del joven ruso de 21 años, Dzhambulat Bizhamov, uno de los mejores prospectos de los últimos tiempos en esa nación.

El camagüeyano aprovechó el escenario mundialista de la Štark Arena para sacar ventaja en los dos primeros asaltos y con la seriedad de todo un experimentado, a sus 24 años, satisfizo sus ganas de probarse allende nuestras fronteras.

Recordemos que Yoenlis hizo toda la gira preparatoria antes de Tokio 2020 con la preselección (Alemania, México y Países Bajos), pero finalmente no pudo asistir a la cita estival, pues no le fue otorgado el preciado cupo por el método wild card, en un curso donde la covid-19 provocó que no se realizara el preolímpico.

Pero no hay dudas de que ese entrenamiento le valió a Hernández para alcanzar la mejor forma deportiva de cara a su inmejorable debut en competencias internacionales.

Bronces para debutantes

Yoenlis Hernández debutó por todo lo alto. (Foto: Tomada de Twitter)

Por tratarse de boxeadores que pisaban por primera vez terreno desconocido, son muy meritorios los bronces del pinero Herich Ruiz (86) y el mayabequense Osvel Caballero (57).

Herich cedió en semifinales ante el representante de Azerbaiyán de origen cubano y tercer lugar en Tokio 2020, Loren Berto Alfonso, en una batalla en la cual fue llevado a terreno rival y recibió los golpes más contundentes desde la riposta de su oponente.

Por cierto, Loren Berto fue cortés al acercarse con respeto, modestia y agradecimiento a los entrenadores de la esquina cubana tras su cerrado éxito (3-2), un detalle a resaltar de quien fue formado en la prestigiosa escuela de la mayor de las Antillas.

Osvel Caballero se aferró de igual manera al tercer escaño del podio, después de ser superado técnica y físicamente por el kazajo Serik Temirzhanov, sobre todo en los dos primeros asaltos.

Las notas más bajas se las llevaron Roniel Iglesias (71) y Lázaro Álvarez (60), dos experimentados que en esta ocasión no sobrepasaron sus pleitos iniciales. El primero tras sufrir un corte en el arco superciliar derecho en el mismo primer round a manos del jordano Zeyad Eashash, de mucha menos experiencia que el pinareño, 25 victorias y 18 reveses, por 305 y 44 de Roniel, y similar Álvarez (204-35) después de completar una pelea deficiente contra el japonés Hayato Tsutsumi (21-3), quien le estudió antes y completó una excelente faena aprovechando deficiencias.

Kevin Brown (67) también se fue con las manos vacías, aunque al menos acumuló un granito de experiencia internacional, después de varios años bajo la exitosa sombra del propio Roniel Iglesias, su contrincante en la Isla. Kevin, quien se probó en una nueva división, perdió por la mínima en cuartos de final ante el georgiano Lasha Guruli, púgil con 49 victorias y 16 derrotas.

En resumen, los nuestros registraron en Serbia un total de 27 éxitos y solo cinco reveses, que derivaron en las ya mencionadas medallas (tres oros y dos bronces).

Cuba terminó en el primer puesto por países, seguida de Kazajstán (2-2-1) y Estados Unidos (2-2-0), ratificándose además en lo más alto de la tabla histórica en estas lides, con un palmarés que ascendió ahora a 80 títulos, 35 platas y 28 bronces.

Antes de regresar a la Patria nuestros boxeadores hicieron escala en Países Bajos, donde cuatro de ellos subieron al ring durante un tope celebrado en la ciudad de Rotterdam.

Yoenlis Hernández, Julio César La Cruz y Roniel Iglesias consiguieron victorias unánimes en el criterio de los jueces. En tanto, Andy Cruz perdió su combate por decisión dividida contra el ídolo local Delano James, pero tras una reclamación de la delegación antillana se revisó el video y el matancero fue declarado ganador.

Compartir

Giovanni Martinez

 
Giovanni Martinez