0
Publicado el 2 Noviembre, 2021 por Giovanni Martinez en Deportes
 
 

Positiva jornada

Los púgiles cubanos aseguraron cinco medallas en el vigésimo primer Campeonato Mundial de Boxeo Masculino de la AIBA, con sede en Belgrado
Compartir
Andy Cruz fue más veloz y técnico. (Foto: cubasi.cu)

Andy Cruz fue más veloz y técnico. (Foto: cubasi.cu)

Por GIOVANNI MARTÍNEZ

Cinco de seis cubanos salieron por la puerta ancha en la instancia de cuartos de final del Campeonato Mundial con sede en la capital de Serbia, y aseguraron así metales bronceados, con la posibilidad de cambiarles el color a partir de la siguiente instancia de semifinales, que será pasado mañana jueves.

El cubano sin historia allende nuestras fronteras Herich Ruiz empezó desde hoy a escribir sus dígitos internacionales, al disponer de manera inobjetable del turco, muy carente de técnica, Burak Aksin (5-0), en los 86 kilogramos (kg).

Por su parte, Yoenlis Hernández (75 kg), quien hizo toda la gira de entrenamiento antes de Tokio 2020 con la preselección cubana y finalmente no le fue asignado el preciado cupo, se desquitó en la Stark Arena al derrotar, consiguiendo los mejores golpes, a un muy veloz de brazos como el joven croata de solo 20 años, Grabijel Veucic.

En una pelea sumamente equilibrada, Osvel Caballero (57 kg) también aseguró presea y con ello su avance a semifinales, tras disponer de un difícil púgil mexicano, Miguel Vega, con quien se enfrentó en una riña sin defensa, donde los golpes iban y venían de uno y otro bando. Por suerte el conteo de los jueces le favoreció al final del emocionante combate, pues en el último round el caribeño fue notablemente mejor.

En tanto, el bicampeón mundial y titular olímpico, Andy Cruz (63.5 kg), hizo lo acostumbrado ante un púgil que, aunque le opuso resistencia, no pudo ser más veloz y técnico que El Matador, quien impuso su ritmo desde que sonó la campana. No obstante, el segundo asalto fue bastante parejo, pues el uzbeco Mujibillo Tursunov tiró de manera continua, aunque la mayor parte de las veces sus desorganizados golpes se perdieron en el viento.

Finalmente, el tetracampeón del orbe, Julio Cesar La Cruz, fue convincente en el cuadrilátero al superar al serbio de origen ruso Sadam Magomedov. El Doctor y capitán de la escuadra antillana bajó la guardia como de costumbre, y sus primeros impactos efectivos fueron en el minuto final del primer asalto. En el segundo round fue aún más sólido La Sombra y sin embargo el juez argentino fue el único que vio mejor al púgil local. Definitivamente la votación final fue de (5-0), por lo que se completó una jornada positiva para el team cubano presente en Serbia.

La única derrota cubana en el cartel de cuartos de final fue a la cuenta negativa de Kevin Brown (67 kg), quien cedió en un cerrado duelo ante el experimentado georgiano Lasha Guruli, púgil con 49 victorias y 16 reveces en su historial.

Los discípulos de Rolando Acebal acumulan hasta el momento 21 éxitos y solo tres reveces en el vigésimo primer Campeonato Mundial de Boxeo Masculino de la AIBA, evento donde intervienen más de 500 boxeadores procedentes de 88 países, y que disfrutaremos hasta el próximo día 6 de noviembre, cuando tengan lugar las peleas por el oro.

Cuba ostenta el primer lugar por países en la historia de estas lides, surgidas en La Habana en 1974, con un palmarés de 77 títulos, además de 35 platas y 26 bronces. Como objetivo primordial, se espera que los púgiles de la mayor de las Antillas superen lo alcanzado en la cita previa, Ekaterimburgo 2019, donde se consiguieron solo tres preseas, una de cada color.

Compartir

Giovanni Martinez

 
Giovanni Martinez