0
Publicado el 8 Diciembre, 2021 por Liset García Rodríguez en Deportes
 
 

La Güinera abraza a otro campeón

Con la humildad de sus pobladores, el barrio habanero que renace como quería Fidel, dio la más cordial de las bienvenidas a otro campeón de lucha greco, a quien regalaron fiesta y alegría
Compartir

Por LISET GARCÍA

Tomado del Twitter de Gerardo Hernández Nordelo. @GHNordelo5.

Tomado del Twitter de Gerardo Hernández Nordelo. @GHNordelo5.

Este miércoles está cumpliendo 20 años Alain Moreno Cabrera, campeón de los Juegos Panamericanos Junior recién celebrados en Cali-Valle. La víspera, tras su arribo a La Habana con su medalla dorada en el pecho, los vecinos de la Güinera, el barrio humilde que lo vio nacer, lo esperaron con una gran fiesta, promovida por ellos y los CDR, encabezados por el Héroe Gerardo Hernández Nordelo, su coordinador nacional.

Desde que lo coronaron campeón, la alegría se apoderó de sus pobladores, y el alboroto reinó este martes en la intersección de la calles Maceo y Güinera, para esperarlo. Desde temprano se habían reunido porque la llegada sería a las 6:00 p.m., pero arribó casi dos horas después pues la delegación procedente del aeropuerto internacional José Martí tuvo su bienvenida en la sede del Inder en un encuentro también emotivo que se prolongó más de lo previsto con anterioridad.

Los vecinos dieron una calurosa bienvenida a su campeón (Foto: LIVÁN MOLINA)

Los vecinos dieron una calurosa bienvenida a su campeón (Foto: LIVÁN MOLINA)

El barrio que ha visto renacer las transformaciones que hace tres décadas propició Fidel allí, que entonces llevó a sus pobladores por el camino de la participación y de las oportunidades, vuelve a ser escenario de otra revolución que hace posible revivir su cubanía.

Ahora están convencidos que pueden llegar adonde quieran, como aseguró allí micrófono en mano, Elvis Lobato, promotor cultural y animador de la fiesta: al campeón olímpico de Tokio Luis Alberto Orta, se suma otro medallista, orgullos del barrio.

De su casa, a medio construir, entraban y salían los organizadores del festejo, liderados por esa imprescindible del barrio, la “madrina” Ileana Macías y un equipo de cederistas, entre ellos la presidenta del CDR de la cuadra, Raisa Chala, quienes reunieron lo necesario para una caldosa, un cake, música y hasta a un cantante de sabrosura sonera, Néstor Sánchez Vega, también residente allí.

El Héroe Gerardo Hernández conversa con la madre del campeón en el cuarto donde duerme con el hijo, en su casa que está en plena remodelación y acondicionamiento. (Foto: LIVÁN MOLINA)

El Héroe Gerardo Hernández conversa con la madre del campeón en el cuarto donde duerme con el hijo, en su casa que está en plena remodelación y acondicionamiento. (Foto: LIVÁN MOLINA)

Difícil es describir el clima amistoso y de júbilo reinante. Por supuesto, la más expectante era Marta Cabrera, ansiosa por ver al hijo campeón. Pero no se quedó atrás su familia, imposible de separar de una vecindad donde crecen los lazos de afecto y de cercanía, algo que suele suceder en Cuba en cualquier localidad en la que prima la humildad de su gente.

Lo confirmó a BOHEMIA alguien sumado a la alegría, y a quien se le vio mover la cintura y los pies, Didier Lalande y su esposa Nadine. Él preside la Asociación Cuba Linda, de Solidaridad y Cooperación de Francia. Dice que este es el país que siempre está buscando soluciones a sus muchos problemas, y lo hace con una sonrisa en los rostros. “Por eso es el espejo donde debemos mirarnos. Regala muestras de que un mundo mejor es posible”.

Orgulloso de haberse inmunizado con la Soberana Plus, comenta que “el país más vacunado del mundo, que ha desarrollado vacunas mientras nosotros en Francia no hemos logrado ni una en el gran Instituto Pasteur, merece tener muchos campeones en la ciencia, la salud, el deporte… Qué honor para nosotros venir acompañados de un héroe y participar de una fiesta como esta, llena de niños y de un pueblo que rinde honor en plena calle a un campeón, algo inimaginable en Francia y que no se ve por ahí en ningún lugar del mundo”.

 

 

Compartir

Liset García Rodríguez

 
Liset García Rodríguez