0
Publicado el 11 Enero, 2022 por Pastor Batista en Deportes
 
 

La serie de pelota cubana toca tu puerta y mira

Compartir
Hay buena apreciación en torno al modo en que se han venido preparando los deportistas.

Hay buena apreciación en torno al modo en que se han venido preparando los deportistas. (Foto: PBV)

Que ya la mitad del país haya dejado constituido oficialmente el equipo que representará a cada provincia en la venidera 61 Serie Nacional de Beisbol, y que no haya inconveniente alguno para coronar ese proceso este 11 de enero en La Habana no es fruto de inspiración ligera y mucho menos de la casualidad.

Aun cuando deportes como el futbol ganan cada vez más adeptos dentro del archipiélago cubano, y otros como la lucha y el boxeo (por solo citar dos) suman más y más lauros y glorias, nadie negaría el impacto que “la pelota” mantiene dentro de una afición que continúa viéndola y sintiéndola como su deporte nacional.

Por ello directivos de la esfera deportiva, encabezados por Juan Reinaldo Pérez Pardo, comisionado nacional de beisbol y softbol, participan directamente en la constitución de cada conjunto provincial, no por el formal objetivo de hacer presencia, sino de tocar con la yema de los dedos hasta los más pequeños detalles, para verlo y preverlo todo, bajo el lógico empeño de asegurar que nada empañe el brillo de una serie que deberá superar a la anterior.

Tener listos los estadios ha devenido preocupación y ocupación.

Tener listos los estadios ha devenido preocupación y ocupación. (Foto: PBV)

Así lo ha reiterado el propio Pérez Pardo en territorio del oriente cubano y en Ciego de Ávila, donde además adelantó novedades camino al despegue del campeonato.

Por ejemplo, para ese mismo día se prevé realizar un bloque presencial de saberes específicos, con énfasis en dirección de equipos, modelos recomendables de enseñanza y planificación, así como protocolos higiénico sanitarios, teniéndose en cuenta las particularidades del momento actual y el peligro que se mantiene latente para la salud de la población y, desde luego, para los deportistas.

Congresillo técnico

Dos días después debe haber congresillo técnico, con elementos puntuales y ajustes relacionados con la competencia, en concordancia con lo normado internacionalmente.

Tampoco es casual que se pretenda hacer marcado énfasis en los rigores del reglamento disciplinario, como asunto abierto a análisis y reflexión, para que sea no solo de dominio y conocimiento sino también de estricto cumplimiento, en aras de “avanzar hacia una verdadera conciencia en torno a lo necesario e importante que resulta competir con disciplina”.

El 14 de enero promete en grande. Ese día se cumplirán 60 años del surgimiento de las series nacionales, bajo la inspiración del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.

No será extraño, entonces, que durante esa jornada se realicen abanderamientos, firma del Código de ética, juegos en todos los terrenos posibles, demostración de habilidades, conferencias, intercambios, homenajes… en fin, todo un ambiente deportivo, de fiesta y de alegría popular.

En toda Cuba niños como estos seguirán soñando con la gloria deportiva a medida que transcurra y “se caliente” la serie.

En toda Cuba niños como estos seguirán soñando con la gloria deportiva a medida que transcurra y “se caliente” la serie. (Foto: PBV)

Tributo a fundadores

No faltará, tampoco, el tributo a los fundadores de la Serie Nacional, espacio que el estadio Latinoamericano, de la capital cubana, debe atraer hacia sí, en horas de la noche.

Aunque conocidos, otros momentos y novedades adelantan no menos interés si se tiene en cuenta, digamos, la gala del 21, en Bayamo, a prueba de latido cardíaco para las figuras más destacadas de la 60 Serie, así como el esperado choque entre granmenses y matanceros.

Pero si de razones –y no de casualidades- hablamos, preguntémonos también por qué durante esas jornadas debe encontrarse en Cuba el Presidente de la Confederación Mundial de Beisbol y Softbol.

Nada… que con todo lo anunciado, los terrenos listos, la ropa deportiva y los implementos también, así como muchísimos deseos de jugar y de asegurar el espectáculo que espera la población, no hay duda acerca de lo que emocional y deportivamente nos puede deparar la contienda, si todo fluye conforme al modo en que se ha programado.

Compartir

Pastor Batista

 
Pastor Batista