0
Publicado el 13 Diciembre, 2015 por Igor Guilarte Fong en En Cuba
 
 

Inversión extranjera: Con voz de empresa

Compartir

Cartera de oportunidades de Inversión ExtranjeraBOHEMIA pulsó el parecer de algunos representantes de entidades cubanas y foráneas acerca de la IE en Cuba hoy, con el siguiente resultado:

Lissette Sordo Martínez, directora de Inversiones y Negocios, Empresa del Vidrio de La Lisa, Grupo Empresarial de la Industria Química: Uno de los proyectos que tenemos, desde la primera Cartera, es una planta de botellas para bebidas y licores, y frascos de conservas y medicamentos, en Mariel. Estamos identificando el socio entre varias empresas extranjeras. Luego haríamos el estudio de factibilidad. Tuvimos que crear el grupo negociador y capacitarlo, en la Cámara de Comercio. Buscamos un productor de experiencia, y eso lleva tiempo. Ofrecemos las bondades de la Zona de Mariel, las materias primas del país, el mercado nacional y posible exportación al Caribe.

Tomás López Guerra, jefe de Grupo Comercial de Exploración-Producción, Unión Cubana del Petróleo (Cupet): Lo que más nos interesa de la IE es la actualización tecnológica. Proponemos un proyecto de modernización de refinerías y otros de perforación de pozos en nuevos yacimientos. Si no existiera el bloqueo el mercado de Estados Unidos sería una fuente cercana y de buena tecnología, que nos permitiría trabajar mucho mejor.

Ernesto Freyre, subgerente técnico, empresa mixta Ulaex, constituida hace más de 20 años y dedicada a la producción de explosivos para operaciones mineras y obras civiles: La empresa ha funcionado muy bien todos estos años, es líder en el mercado nacional y exporta. La ventaja de una mixta es que no tienes dinero para un negocio y alguien lo aporta, y que trabajas con más independencia. Pero el funcionamiento depende de quienes integran y dirigen la empresa. Todos esos trámites y demoras de que se habla son necesarios en un negocio. No se firma un contrato con alguien que acabas de conocer. Antes se estudia, se verifica, para tener seguridad. Hay que tener garantías de lo que se negocia.

Alfredo Vera, dirección de Exportaciones, Labiofam: Contamos con poca capacidad de producción en el país y necesitamos inversión para mejorar. La mayoría de nuestras exportaciones hacia África y Asia son desde otros países, produciendo en ellos lo que no podemos aquí, y perdemos dinero. Tenemos proyectos para producir inyectables, en veterinaria, y de plantas de bioproductos contra la malaria y otras epidemias. Hemos hecho rondas de negocios, pero hasta el momento no tenemos ninguna IE directa. Muchos temen venir y que los sancionen las leyes de EE.UU.

Jorge Lodos, director de negocios, Zerus S.A., Grupo Empresarial AzCuba: Del año anterior a este hemos recibido más de 20 compañías, la mayoría con financiamiento, tecnología y experiencia. Hemos avanzado mucho en las conversaciones. Tenemos ofertas de nueve bioeléctricas, con negociaciones avanzadas en tres, y otras tres iniciando. Debemos mejorar la eficiencia; somos lentos en la negociación. Las instancias de aprobación, internas y externas, demoran meses en tomar decisiones. Eso desestimula al inversionista. Todavía vienen muchos extranjeros a probar, sin respaldo financiero, y cuando llega la hora de la verdad se cae el negocio.

Diego de la Vega, director general, Trading Sur, Grupo Sur (Argentina), de producción y comercialización de alimentos: Aspiramos a entrar en Mariel para aumentar beneficios aprovechando las ventajas del puerto y su moderna terminal. La nueva Ley de IE es importante para insertar más a Cuba en la economía internacional. Es destacada la seguridad jurídica que ofrece el país. Aquí nunca nos hemos sentido desamparados jurídicamente.

Tomás Yu, representante de la empresa Geely (China): Estamos en Cuba desde 2007. Hace tres años negociamos una línea de ensamblaje de vehículos. Pensamos montar una empresa mixta con el Grupo Empresarial de la Industria Sideromecánica (Gesime) y otra ciento por ciento extranjera en Mariel. Nos preocupa el tema de los salarios, si realmente son estimulantes con las dos monedas y las tasas de cambio.

Dang Dinh Nam, gerente de comercio exterior, Corporación Thai Binh (Vietnam): Nos proponemos construir una fábrica de detergente en polvo y otra de pañales desechables y almohadillas sanitarias, en Mariel, para 2017. Cuba es clave para nuestra empresa; tenemos aquí 17 años de experiencia y por eso pensamos invertir. La economía cubana está evolucionando y el restablecimiento de relaciones con EE.UU. va a favorecer la inversión extranjera.

José A. Fernández, director, Steel Constructions Headquarters (Estados Unidos): Nos especializamos en fabricación de estructuras de acero liviano para la construcción de viviendas y usos industriales. Nos interesa insertarnos en Cuba, donde nuestros productos pueden ser útiles. Queremos invertir en Mariel y participar en la edificación de las naves de almacenamiento que están por construirse allí. Pero de momento las regulaciones del bloqueo impiden negociar con entidades gubernamentales cubanas.

Oportunidades para la inversión, por sectores

Oportunidades para la inversión, por sectores

Compartir

Igor Guilarte Fong

 
Igor Guilarte Fong