0
Publicado el 17 Agosto, 2017 por Rafael Pérez en En Cuba
 
 

CULTURA FÍSICA

“Cada día hay más practicantes” (II)

Iván Román, una voz autorizada, comenta acerca de lo bueno y lo malo que, relacionado con el tema, ocurre ahora mismo en el país. Una mirada parlamentaria. En busca de la unificación de saberes
Cultura Física: Pulsando en los gimnasios.

Entre las prioridades del Inder se encuentran mejorar las condiciones estructurales y de los implementos en los gimnasios estatales.

Por RAFAEL PÉREZ VALDÉS y DAYAN GARCÍA LA O

Fotos ANARAY LORENZO COLLAZO

Era imprescindible salir al encuentro del doctor en Ciencias Iván Román, una voz muy respetada en estos temas. La cita, solicitada con urgencia periodística, fue en la universidad del deporte Manuel Fajardo, donde se encontraba esa tarde como presidente de uno de los jurados del fórum del Inder. Allí tuvimos que esperarlo durante dos horas. Y valió la pena por todo lo que a cada segundo fuimos aprendiendo.

-Vamos a empezar con una curiosidad sobre los gimnasios no estatales: ¿Cómo sus propietarios han conseguido los equipamientos?

-Ellos mismos han comprado los aparatos. Otros han desarrollado iniciativas para confeccionarlos. En estos momentos hay un gran auge en Cuba de los no estatales. En el movimiento deportivo cubano existen los estatales, que son alrededor de 150, y hay más de mil particulares en todo el país.

“Los objetivos por los que se acude a estos son muy diferentes. Hay quien va a bajar de peso, otros a subir, a rehabilitarse, a practicar el fisiculturismo; o a tener una buena preparación física, lo que se le llama fitness.

“En algunos casos los gimnasios han tenido un elemento en contra: el uso de sustancias dopantes. A ello se le debe caer arriba, pues todo el mundo sabe los problemas de salud que acarrean. Esto no quiere decir que en todos se consuman, pero sí tengo noticias de que en algunos ha sido así”.

Cultura Física: Pulsando en los gimnasios (I).

Para el doctor en ciencias Iván Román queda mucho camino por andar.

-¿Y la calificación de quiénes se encuentran al frente de esas instalaciones?

-Otro punto es buscar el personal adecuado, contribuir a la superación de estas personas. El Inder va a ofrecer cursos, con determinados conocimientos básicos para que se pueda realizar esta labor. No todo el mundo sabe trabajar con aparatos, la ejecución técnica, la dosificación adecuada con respecto a lo que va a hacer determinada persona. Son conceptos muy puntuales”.

-Existen también conceptos equivocados.

-En algunos gimnasios se confunde el fisiculturismo, que tiene sus objetivos muy bien definidos, con el que va a hacer determinados trabajo en busca de musculación, o fitness, para mejorar su salud. La dosificación es completamente distinta. Eso se confunde mucho. Lo único que media entre el culturismo y el fisiculturismo son los medios, los aparatos, las barras y los discos, pues los métodos de entrenamiento son muy diferentes, y no se puede traspolar el fisiculturismo al fitness.

“Hay alrededor de 15 o 16 aspectos que han sido trasladados automáticamente de uno a otro. ¿Por qué? Porque muchos de los profesores que trabajan en estos lugares lo que han practicado es fisiculturismo, y no saben hacerlo de otra manera. No los culpamos, es que nadie los ha enseñado a hacerlo. No han pasado cursos, no son graduados de la Universidad del Deporte, o de sus filiales. Ese es el quid de la cosa”.

En ese momento lo interrumpen, por algo relacionado con el fórum. Y aprovechamos esos minutos para repasar uno de los tantos puntos que tenemos subrayados de su extenso currículo: Ha sido autor de 42 libros sobre Fuerza en el Deporte y Levantamiento de Pesas, además de 12 folletos y más de 70 artículos científicotécnicos. Y es tan solo parte de lo subrayado.

Cultura Física: Pulsando en los gimnasios (I).

Cumplir un servicio social es una de las intenciones del propietario del Géminis, Israel Báez.

-Hay planes de trabajar en la capacitación.

-El organismo deportivo, a través de la vicepresidencia de cultura física, y deporte para todos, está encargado de ir facilitando todos estos aspectos, tanto legales como metodológicos, en todo el país. Está volcado a resolver todos estos problemas, y, repito, cada día hay más practicantes.

“Un objetivo muy importante es dotar de los conocimientos necesarios a estos profesores, entre comillas, pues no lo son, y a esos entrenadores, que tampoco lo son, para no afectar la salud de la población, pues esto sería nefasto para el país”.

-¿Puede mencionar algunos ejemplos negativos?

-Se hacen cosas verdaderamente asombrosas en algunos lugares. Se prohíbe hacer determinados ejercicios, sin tener una explicación de por qué; se hacen otros que pueden ser perjudiciales. Hay que tener en cuenta el sexo, el nivel de entrenamiento, el nivel de adaptación, toda una serie de cosas que se pueden mejorar, sobre todo desde el punto de vista metodológico. En la parte técnica hay que recordar que una correcta posición puede evitar una lesión, sobre todo en la espalda, que la barra esté encima de los hombros, mantener la vista al frente. Es decir, toda una serie de reglas técnicas básicas, más de cinco, que se deben cumplir. Esto es lo fundamental.

-Entonces han existido daños de importancia, ya sea por la incorrecta realización de los ejercicios, en lo cual incide el nivel o no de los entrenadores, y por el consumo de sustancias dopantes.

-Incorrecta ejecución, mala dosificación de los ejercicios, y utilización de sustancias prohibidas. No es general: tampoco vamos a verlo como un caos, ello no se da en todos los lugares. Donde existan esos problemas hay que combatirlos. La vicepresidencia del Inder, repito, está inmersa en resolverlos, ya sea por medio de estos cursos, como también en la preparación de los que se encuentran fungiendo como entrenadores.

-¿Cuán graves pueden haber sido algunos de esos daños?

-Bueno, algunos de los traumas que pueden ocurrir son lesiones musculares, por utilizar pesos inadecuados; hay quien se pone a mirar el implemento y le cae encima. También suelen aparecer por sobreentrenarse, por exceso de ejercicios o de cargas, y no realizar el calentamiento adecuado, tanto general como especial.

-¿Alguna muerte por sustancias?

-No, no, no… Que yo sepa no.

-Si fuera como periodista a los gimnasios, ¿en qué se fijaría?

-Ver la cantidad de practicantes; las necesidades de los que van, porque todo el mundo no lo hace por a lo mismo, hay que diferenciar por qué va la gente. En dependencia de esto existen los tipos de ejercicios y su dosificación.

-¿Hay provincias en las que se trabaje mejor, gimnasios que se destaquen de una manera especial?

-Aquí en la capital, por ejemplo, hay varios buenos. Yo he visitado algunos. Los profesores tienen los conocimientos necesarios. Vuelvo a repetir: no vamos a crear un caos, pero es bueno realizar como una especie de alarma, para que se mejore, se eliminen las cosas malas que se hagan. Ese es el objetivo fundamental.

MIRADA PARLAMENTARIA

La Comisión de Salud y Deporte del 9o período de sesiones de la VIII Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular analizó el uso de los gimnasios populares y el control de estas instalaciones no estatales por el Inder

La actividad física es bienestar, es estándar de vida, es salud, es felicidad y honor para los pueblos, y quizás el instrumento más eficiente para luchar contra la tendencia delictiva, contra la droga y otros muchos vicios que acosan a las sociedades modernas, esta frase enrumbó el debate en el que se presentaron informes resultantes de la labor investigativa de los diputados en sus lugares de residencia.

Los resultados arrojados fueron:

Cultura Física: Pulsando en los gimnasios (I).

Germán Isidro Suárez, ex director del Inder municipal y ahora vicepresidente del gobierno, sostiene que se quiere seguir mejorando la instalación.

-La fuerza técnica que atiende estos gimnasios no toda está compuesta de Licenciados en Cultura Física.

-Los Instructores poseen buena condición física y vestuario adecuado.

-Los locales utilizados para el funcionamiento de los mismos no poseen la totalidad de las condiciones higiénico-sanitarias (baños).

-No existen evidencias de la utilización, consumo o ventas de sustancias prohibidas (alcohol, cigarros y otras sustancias nocivas).

-Se verificó que en ninguno de los casos se utilizan los mismos para la realización de eventos competitivos.

-Se cumple con el requisito establecido que todos los gimnasios poseen el certifico como documento oficial.

-No se observa que exista un diseño del sistema de capacitación y superación acorde a los contenidos que se imparten en este tipo de gimnasios.

-Existen dificultades como suministros de agua potable y áreas de seguridad para guardar las pertenencias de los practicantes.

-Poseen el control de la documentación médica que avala la aptitud para la práctica de ejercicios físicos.

Tabla 1. Datos ofrecidos en el informe de la Asamblea Nacional del Poder PopularCada día hay másparticipantes.

 

 

 

EN BUSCA DE LA UNIFICACIÓN DE SABERES

Los especialistas del Inder prepararon una propuesta de diseño metodológico para el trabajo con los gimnasios particulares y la exigencia profesional que deben asumir aquellos que laboran con la cultura física de la población

No es un tema terminado. Nuestra investigación coincidió con un escenario en el que la dirección de cultura física del Inder puso a consideración del Ministerio de Trabajo una propuesta a fin de regular los requerimientos necesarios para la labor de la figura del instructor deportivo y su responsabilidad social ante el sector de la población que requiere sus servicios.

Dania García, metodóloga de esta dirección nacional, dijo a BOHEMIA que hay que unificar criterios en cuanto a la evaluación, los cursos y la actualización de los entrenadores en estas locaciones privadas, donde no siempre se encuentran graduados de nivel superior en la materia, que son los que deben poseer los conocimientos para este encargo.

Cultura Física: Pulsando en los gimnasios (I).

La metodóloga nacional Dania García confía en que se aprueben las propuestas para unificar el trabajo en gimnasios particulares y estatales.

“En el caso de las instalaciones estatales, que hoy no pueden competir en confort y calidad de los equipos con los particulares, tenemos la fortaleza de contar con un personal altamente calificado.  Es donde único podemos hacer frente a estas nuevas variantes que se han multiplicado en nuestros escenarios. Y sus funciones van dirigidas a la promoción de salud y a capacitar a las personas.

“Existe un reglamento para los gimnasios -añadió Dania- y tenemos que lograr el cumplimiento de estos requisitos.  Los principales problemas están en el sistema de ubicación de los aparatos con las áreas delimitadas, los calentamientos (general y específico), el trabajo en parejas para que exista la necesaria ayuda, y todo lo relacionado con el vestuario, los controles médicos, los test de fuerza máxima y el plan de adaptación”, señaló la especialista.

“Nuestro reto es seguir perfeccionando las instalaciones estatales, aunque hay que decir que más allá de los aparatos, en estos locales hay muchas variantes para la cultura física saludable como los aeróbicos, los ejercicios con música y el yoga. Además, se hicieron pedidos de nuevos equipos pero esto lleva una inversión, y en la medida de lo posible estamos arreglando las instalaciones, pintando los lugares y buscando un mayor confort. Repetimos que nuestro tesoro es el capital humano que tiene la formación y la vocación para dedicarse a esta tarea”, puntualizó.

Señaló Dania que es una prioridad lograr mayor comunicación con los particulares. “Tenemos la misión de sumarlos a nuestras preparaciones metodológicas, que participen en las actividades de capacitación y se actualicen con las nuevas técnicas y los recursos contemporáneos. No podemos cansarnos”.


Rafael Pérez

 
Rafael Pérez