1
Publicado el 27 Septiembre, 2017 por Jessica Castro Burunate en En Cuba
 
 

La Habana después de la tormenta

Varios de los municipios más poblados, Plaza, Centro Habana, La Habana Vieja, Diez de Octubre, Cerro y La Habana del Este, sufrieron importantes afectaciones, ya fuera por su cercanía al litoral o por las condiciones de su fondo habitacional

La caída de árboles fue una de las principales causas de las grandes afectaciones sufridas por el sistema eléctrico de la ciudad, y en su recogida se han concentrado gran parte de los esfuerzos. (Foto: EDUARDO LEYVA BENITEZ)Por Jessica Castro Burunate

Aunque la fuerza de Irma no castigó directamente con la misma intensidad al territorio capitalino que a otras regiones del país, sin duda superó las predicciones de los habitantes más confiados.

Varios de sus municipios más poblados, Plaza, Centro Habana, La Habana Vieja, Diez de Octubre, Cerro y La Habana del Este, sufrieron importantes afectaciones, ya fuera por su cercanía al litoral o por las condiciones de su fondo habitacional.

Precisamente es la vivienda el área donde deben concentrarse gran parte de los esfuerzos de los habaneros en la recuperación. Con más de 4 200 reportes de daños, de estos 188 derrumbes totales, el Gobierno de la ciudad valora todas las opciones disponibles.

Se adaptan alrededor de 30 locales cedidos o prestados por organismos del Estado para recibir a las familias albergadas, varios de los cuales pueden convertirse en el hogar definitivo de algunos damnificados.

También se analiza la disponibilidad de productos en las tiendas de materiales de construcción para comenzar a ofertarlos. Según aseguró Reynaldo García, vicepresidente del Consejo de Defensa Provincial (CDP) en La Habana, prácticamente en todos los municipios capitalinos existen minindustrias con capacidad para producir los insumos demandados en el territorio.

El Comandante de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez en reunión del CDP, recordando los miles de damnificados aún pendientes de ciclones anteriores, apuntó que la solución más eficiente para el problema es potenciar la producción local de materiales para la construcción. De tal forma, Gobierno y ciudadanía deberán unir ahora más que nunca sus esfuerzos en pos de devolver la seguridad del hogar a las miles de personas afectadas.

En cuanto a los servicios de salud, imprescindibles frente al peligro de epidemias, se ha garantizado la asistencia médica y la cobertura de medicamentos en las instituciones, aun cuando el huracán afectó 25 hospitales, 32 policlínicos y 19 consultorios de la ciudad.

Las mayores afectaciones en las instalaciones del sector se registraron en el Hospital Clínico Quirúrgico Hermanos Ameijeiras, a causa de la penetración del mar. Aunque su área de consulta externa permanece dañada, la presidenta del CDP de La Habana, Mercedes López Acea, aseguró su pronto restablecimiento.
En el área de las comunicaciones, la conexión con el resto del mundo ya se encuentra garantizada con casi la totalidad de los puntos wifi prestando servicio. Sin embargo, en el servicio básico en la ciudad fueron afectadas 30 mil 46 líneas telefónicas, muchas de las cuales aún continúan pendientes de solución, sobre todo en los municipios de Plaza y Centro Habana. Brigadas provenientes de Pinar del Río, Artemisa y la Isla de la Juventud llegarán próximamente a la capital para sumarse a la reparación de averías en las redes de comunicación.

Los desechos dejados por Irma tienen un nuevo destino con la habilitación de un vertedero ecológico, cerca de la Novia del Mediodía, en la carretera que conduce a la Universidad de las Ciencias Informáticas, el cual está asumiendo de manera sostenible todos los árboles derribados.

La subdirectora de Proyectos e Inversiones de Planificación Física en La Habana, Dailyn Carmenates Cabañas, precisó que este es el primero de varios espacios localizados en la periferia de la ciudad que pueden ser utilizados para la recogida de este tipo de residuos. Acción necesaria, considerando la difícil situación de los vertederos habituales de la urbe por la cantidad de residuos que se han generado.

Algunos de los tramos afectados en el Malecón habanero tal vez precisen una solución más compleja que volver a echar asfalto. (Foto: EDUARDO LEYVA BENITEZ)

Algunos de los tramos afectados en el Malecón habanero tal vez precisen una solución más compleja que volver a echar asfalto. (Foto: EDUARDO LEYVA BENITEZ)

Y entre los escenarios pendientes de restablecimiento, relevante por su valor cultural para La Habana e importancia en la comunicación terrestre, se encuentra el Malecón como vía y espacio público. Las piedras lanzadas por el mar agujerearon de tal forma el concreto que se valoran las soluciones más pertinentes para varios tramos.

De los hoteles ubicados en el litoral, completamente evacuados al llegar el fenómeno meteorológico, ocho ya se encontraban listos para la comercialización al cierre de estas líneas, y tres habían comenzado a recibir clientes.

Ver más:

Ejército frente a ciclón


Jessica Castro Burunate

 
Jessica Castro Burunate