0
Publicado el 25 Septiembre, 2017 por Redacción Digital en En Cuba
 
 

DESPUÉS DE IRMA

Recuperación categoría cinco

Con intensidad émula de la que mostró uno de los mayores ciclones padecidos por Cuba en toda su historia, se libra ahora la batalla para reconstruir lo destruido, tras el llamamiento del presidente del Consejo de Defensa Nacional, general de ejército Raúl Castro Ruz
El presidente del Consejo de Defensa Nacional, general de ejército Raúl Castro Ruz, reconoció el arduo trabajo desplegado en el país tras el paso del huracán Irma. (FOTO TOMADA DE GRANMA)

El presidente del Consejo de Defensa Nacional, general de ejército Raúl Castro Ruz, reconoció el arduo trabajo desplegado en el país tras el paso del huracán Irma. (FOTO TOMADA DE GRANMA)

Irma, el huracán más poderoso de la historia conocida de estos fenómenos, entre los originados en el Atlántico, recorrió Cuba casi de punta a punta. Su gran envergadura e intensidad multiplicaron el efecto devastador, que fue mayor en el norte de Camagüey, Ciego de Ávila, Sancti Spíritus, Villa Clara y Matanzas, donde azotó con vientos huracanados.

Incluso Mayabeque, La Habana, Artemisa y Pinar del Río sintieron, cuando no el castigo de los vientos de tormenta tropical, los efectos de la zarandeada brutal en oriente y centro. El colapso del sistema electroenergético nacional, ocurrido por primera vez en contingencias de este tipo, fue prueba de la excepcionalidad del fenómeno, como también lo fue el nivel récord del agua de mar en las zonas inundadas de la capital.

“Han sido días duros para nuestro pueblo, que en solo pocas horas ha visto como lo construido con esfuerzo es golpeado por un devastador huracán. Las imágenes de las últimas horas son elocuentes, como también lo es el espíritu de resistencia y victoria de nuestro pueblo que renace con cada adversidad”, decía el general de ejército Raúl Castro Ruz, presidente del Consejo de Defensa Nacional, en un llamamiento tras el paso del meteoro.

Brigadas de linieros y otros especialistas, tanto del sector eléctrico como de las comunicaciones, se trasladaron a las provincias más afectadas por el meteoro. (Foto: YASSET LLERENA ALFONSO)

Brigadas de linieros y otros especialistas, tanto del sector eléctrico como de las comunicaciones, se trasladaron a las provincias más afectadas por el meteoro. (Foto: YASSET LLERENA ALFONSO)

“Las jornadas que se avecinan –agregaba– serán de mucho trabajo, donde volverá a quedar demostrada la fortaleza de los cubanos y la confianza indestructible en su Revolución. No es tiempo para lamentarnos, sino para volver a construir lo que los vientos del huracán Irma intentaron desaparecer.

“Con organización, disciplina y la integración de todas nuestras estructuras, saldremos adelante como lo hemos hecho en ocasiones anteriores. Nadie se llame a engaño, la tarea que tenemos por delante es inmensa, pero con un pueblo como el nuestro ganaremos la batalla más importante: la recuperación”.

Agricultura: volver a coger el trillo

La agricultura cubana iba por buen camino. A mediados de este año se cuantificaban incrementos en diversos renglones productivos, en los que las inversiones, adquisición de recursos y el esfuerzo humano, dejaban sus acertadas huellas.

Muchos árboles fueron derribados por los fuertes vientos. Integrantes de las brigadas de distintas instituciones, y los vecinos de cada localidad, comenzaron a recoger los desechos tan pronto el huracán se alejó de Cuba. (Foto: LEYVA BENÍTEZ)

Muchos árboles fueron derribados por los fuertes vientos. Integrantes de las brigadas de distintas instituciones, y los vecinos de cada localidad, comenzaron a recoger los desechos tan pronto el huracán se alejó de Cuba. (Foto: LEYVA BENÍTEZ)

Pero Irma arremetió contra los cultivos de viandas, hortalizas y granos –especialmente maíz–; de tabaco y café, arrozales y plantaciones de cítricos; dañó instalaciones avícolas y porcinas, casas de cultivo, semilleros y canteros, al igual que talleres. Deterioró, asimismo, vaquerías y centros de recría del ganado vacuno.

Según informe de Julio A. García Pérez, viceministro primero de la Agricultura, ante el presidente del Consejo de Defensa Nacional, han sido afectados los cultivos de plátano, los frutales, así como la elaboración de pienso. Pero los daños más graves se concentran en la avicultura, pues decenas de naves destinadas a la producción de huevos perdieron sus techos.

Lo último fue corroborado a la agencia de prensa ACN por el jefe del puesto de mando del Ministerio de la Agricultura, Fernando Velazco Betancourt, quien informó la pérdida de más de 71 mil aves, así como perjuicios en las naves avícolas, fundamentalmente en Camagüey, Villa Clara, Cienfuegos, Ciego de Ávila y Matanzas. No obstante, se asegurará el suministro de huevos de la canasta básica en todo el país.

El túnel de la bahía de La Habana quedó inundado. Durante varios días personal especializado y equipos de bombeo trabajaron para dejar lista esta importante vía de circulación de vehículos. (Foto: LEYVA BENÍTEZ)

El túnel de la bahía de La Habana quedó inundado. Durante varios días personal especializado y equipos de bombeo trabajaron para dejar lista esta importante vía de circulación de vehículos. (Foto: LEYVA BENÍTEZ)

La misma fuente informó que alrededor de 5 000 hectáreas (ha) de viandas, hortalizas y frutas fueron dañadas; de estas, 4 188 de plátano en sus variedades de burro, fruta y vianda.

En Ciego de Ávila, la Empresa de Cultivos Varios La Cuba perdió cerca de 1 800 ha de banano tras el paso de Irma. Otra entidad insignia, la Empresa Agroindustrial Victoria de Girón, de Jagüey Grande, en Matanzas, reportó la caída de unas 20 000 toneladas de toronja y 4 000 de naranja, por los vientos.

En cuanto al tabaco, hubo afectaciones en los semilleros de las empresas de Santiago de Cuba, Granma y Holguín, al igual que las casas y cámaras de cura controlada, centros de beneficios, fábricas y almacenes.

No perder el impulso

Recuperación agricultura.

(Foto: Jorge Luis Sánchez Silveira)

La agricultura ahora intensifica la campaña de cultivos varios y prioriza las siembras de ciclo corto como boniato y maíz. Al disponer de semillas, fertilizantes y plaguicidas, el sector está en mejores condiciones que en ocasiones similares anteriores para recuperarse, como apuntó José Ramón Machado Ventura, vicepresidente de los consejos de Estado y de Ministros.

Hoy se labora intensamente en cubrir con mantas los techos de las instalaciones dañadas y cobran prioridad la alimentación y el agua para animales, a la par que se dan la mano brigadas de mantenimiento y reparación de los distintos territorios.

Varias brigadas laboran día y noche para cosechar la mayor cantidad posible de frutales, viandas y otros cultivos, de modo que puedan ser consumidos por la población.

Caña acostada

Muchas cañas quedaron partidas y plantones enteros fueron acostados por los vientos. Por fortuna, una parte vuelve a levantarse un poco y puede ser aprovechada.

Aún sin dar cifras definitivas, los directivos de Azcuba revisan las instalaciones fabriles afectadas y los campos que ya comenzaron a ser salvados de las inundaciones. Así lo confirmó el ingeniero Orlando Celso García, presidente de ese grupo azucarero, quien además reconoció la ayuda de las fuerzas solidarias movilizadas. El tiempo apremia, pues las reparaciones de la maquinaria industrial y cañera deben asegurar el comienzo de la zafra en diciembre.

De una región a otra los azucareros se ayudan. Brigadas de Santiago de Cuba, Granma, Guantánamo y Sancti Spíritus apoyan a sus homólogos de Ciego de Ávila. Ocho colectivos movilizados con equipos hacia la tierra de la piña laboran noche y día en la reposición de techos destrozados en los ingenios Enrique Varona González, Ciro Redondo y Primero de Enero, donde también trabajan los obreros avileños del sector.

Danilo Fernández, director general de la Empresa Azucarera de Ciego de Ávila, declaró que una de las brigadas santiagueras contribuye a resarcir las afectaciones en el poblado de Punta Alegre, municipio de Chambas, una de las zonas más perjudicadas en el litoral norte cubano.

Irma apagó la Isla

Arduo fue el trabajo para restablecer el sistema electroenergético nacional en todo el país (Foto: JORGE LUIS SÁNCHEZ RIVERA).

Arduo fue el trabajo para restablecer el sistema electroenergético nacional en todo el país (Foto: JORGE LUIS SÁNCHEZ RIVERA).

Por primera vez el sistema electroenergético nacional dejó de funcionar en todo el país. Irma causó averías en 15 líneas de transmisión, y afectó más de 3 600 postes y 2 039 kilómetros de líneas eléctricas, precisó Alfredo López Valdés, titular de Energía y Minas, en reunión del general de ejército Raúl Castro Ruz, con dirigentes del Partido, el Estado y el Gobierno para evaluar daños y puntualizar acciones de recuperación.

Más de 400 brigadas de la Unión Nacional Eléctrica, con la colaboración de otras entidades nacionales y territoriales, a menos de una semana del paso del meteoro habían restablecido en casi un 90 por ciento el servicio eléctrico.

La principal afectación en instalaciones del sector energético estuvo en la termoeléctrica Antonio Guiteras, de Matanzas, donde quedó en ruinas la casa de circulación del agua de mar, clave en el sistema de enfriamiento, explicó el ministro, quien destacó el trabajo inmediato para lograr su recuperación.

Mayormente fuerzas constructoras de Varadero y Matanzas, así como de las empresas de Obras Marítimas y Mantenimiento a Centrales Eléctricas, con los equipos necesarios, se concentraron allí para eliminar el daño cuanto antes. En apenas una semana, más de 10 mil metros cúbicos de escombros arrojados por el mar fueron retirados.

También unos 90 pozos de petróleo, en el litoral norte occidental y en el centro, fueron dañados por las marejadas del huracán.

López Valdés reconoció el trabajo de las brigadas mixtas que por indicación de Raúl se crearon en las provincias afectadas para las labores de recuperación. Expresó que los mayores esfuerzos para restituir el servicio eléctrico se concentraron en Villa Clara y Ciego de Ávila.

Techos, prioridad uno

Las principales afectaciones de las viviendas estuvieron en las cubiertas. De inmediato se inició la recuperación de algunas con los recursos propios de las familias. (Foto: JORGE LUIS SÁNCHEZ RIVERA).

Las principales afectaciones de las viviendas estuvieron en las cubiertas. De inmediato se inició la recuperación de algunas con los recursos propios de las familias. (Foto: JORGE LUIS SÁNCHEZ RIVERA).

Los mayores destrozos de Irma se concentran en las viviendas, sobre todo en los techos, informó René Mesa Villafaña, ministro de la Construcción. Por tanto, las fábricas de cemento y de asbesto cemento producen a plena capacidad, y la planta de tejas infinitas de Camagüey se suma para ayudar a resarcir los daños en las cubiertas de las casas afectadas.

El Ministerio de la Construcción incorporó más de 20 400 constructores a la recuperación, así como 855 máquinas ingenieras, con destino a la recogida de escombros, reparación de puentes y alcantarillas, de viviendas y obras sociales.

El Presidente del Consejo de Defensa Nacional insistió en enfrentar los problemas con inteligencia, retomando las experiencias aplicadas ante eventos similares en otras ocasiones, fundamentalmente después del paso de Sandy por Santiago de Cuba, en 2012, y de Matthew por Guantánamo, en 2016.

Salud Pública, la vitalidad mantenida

Recuperación, liempieza en la capital.(foto-Leyva-Benítez)

(Foto-Leyva-Benítez)

A pesar del paso arrasador del huracán, el sistema de salud mantuvo su vitalidad y capacidad para enfrentar la etapa de emergencia, aseguró el doctor José Betancourt, director de la Defensa y Defensa Civil del Ministerio de Salud Pública (Minsap).

Según el funcionario, hasta el 16 de septiembre se reportaban daños en 785 unidades del sector, fundamentalmente en Villa Clara, Ciego de Ávila, La Habana, Camagüey y Sancti Spíritus, pero en esa misma fecha un número importante de esas afectaciones ya estaban resueltas.

Reconoció la labor de los trabajadores del sector en la protección de los recursos materiales, así como en la atención a la población tanto en las instituciones de salud como en los centros de evacuación, y destacó al personal de enfermería.

El ingeniero Jorge Omar Pordiéguez Rodríguez, director de Inversiones, Mantenimiento y Sistemas Ingenieros del organis-mo, informó del retorno de todos los servicios a la normalidad. Añadió que tras el restablecimiento del servicio eléctrico en cada lugar se procedió a la revisión técnica de los grupos electrógenos para darles el mantenimiento correspondiente, a fin de tenerlos listos para cualquier emergencia.

La doctora Yanaris López Almaguer, directora nacional de Salud Ambiental del Minsap, señaló que se mantiene la vigilancia activa de enfermedades como el dengue, el zika y el chikungunya, así como de las transmitidas por vía digestiva, y afirmó que desde el paso del huracán y hasta el cierre de esta información no se reportaban en el país brotes de esas enfermedades.

Puntualizó que mantienen la inspección sanitaria estatal en los centros de elaboración de alimentos, y en los lugares donde permanecen personas evacuadas para evaluar la calidad de los alimentos y del agua.

Subrayó la necesidad de que la población coopere en el saneamiento de los alrededores de su vivienda y de la comunidad en general y agregó que se realizan en la mayor parte del país las acciones antivectoriales para impedir la proliferación de mosquitos del género Aedes, transmisores de las arbovirosis.

Acerca de la recuperación en las universidades del sistema de salud, el doctor Jorge González, director de docencia del organismo, comentó que aunque se cuantifican 74 afectaciones en seis universidades, no son de envergadura, y en ningún caso han impedido el inicio del proceso docente educativo.

Resaltó la participación de los estudiantes y profesores de Ciencias Médicas en la recuperación de las universidades, así como el trabajo que realizaron en las comunidades de Yaguajay, en Sancti Spíritus, e Isabela de Sagua, en Villa Clara, fuertemente golpeadas por el huracán.

Sombras de Irma en la playa

Una de las grandes preocupaciones ante la llegada del huracán Irma eran las posibles repercusiones para la industria turística. Sin embargo, pese a las afectaciones que dejó a su paso por la costa norte del país, “los polos turísticos no cuentan con daños considerables”, según funcionarios del Ministerio de Turismo (Mintur).

Recuperación viales. (Foto: Jorge Luis Sánchez Silveita)

(Foto: Jorge Luis Sánchez Silveita)

El fenómeno no causó en ninguna instalación el debilitamiento de las estructuras, sino impactó más bien en construcciones ligeras, y en la cristalería y la carpintería de aluminio.

Se encuentra operando sin dificultades la región oriental: Guantánamo, Santiago de Cuba y Granma no sufrieron afectaciones, mientras Las Tunas alista su planta habitacional en breve tiempo. Holguín, con daños leves, se ha recuperado rápidamente y confirma el próximo arribo de turistas ingleses y canadienses.

Según el cronograma de reparaciones del Mintur, el balneario de Santa Lucía, en Camagüey, tendrá su rehabilitación total a finales de septiembre. En la cayería norte, aunque las afectaciones son mayores, nada impide su recuperación antes del inicio de la temporada alta.

Varadero mantuvo sus operaciones, incluso durante el paso de Irma, y la recuperación se prevé en corto plazo, por tratarse en lo fundamental de reemplazo de cristales y otros elementos ligeros.

La capital también se recuperará rápido. Varios de sus hoteles no sufrieron afectaciones y los que sí tuvieron han comenzado las labores de rehabilitación.

Vientos antideportivos

Un total de 24 municipios ubicados en la costa norte de Camagüey, Ciego de Ávila, Sancti Spíritus, Villa Clara, Matanzas, Mayabeque y La Habana sufrieron en sus instalaciones deportivas el impacto de Irma.

Según Omar Venegas Echemendía, vicepresidente de Aseguramiento y Economía del Inder, Villa Clara y Sancti Spíritus experimentaron los mayores daños, fundamentalmente en las cubiertas. La polivalente Yayabo, en el segundo de esos territorios, perdió más del 50 por ciento del techo, así como la cristalería de puertas y ventanas, agregó en el programa televisivo Mesa Redonda.

En Villa Clara tres salas polivalentes fueron dañadas: la de Placetas y las dos de Santa Clara (Eduardo García y Amistad), mientras que la mayoría de los estadios municipales sufrieron algún tipo de afectación.

“En Caibarién hubo pérdidas en la Base de Velas, necesaria para la provincia pero también muy importante para el alto rendimiento nacional, por los aportes de atletas de este centro”, añadió.

En Ciego de Ávila, Chambas, Bolivia y Morón fueron los municipios con más impactos, entre los que destacó el derrumbe total de dos de las tres canchas del Complejo de Pelota Vasca, en Bolivia.

“La Escuela Formadora de Profesores de Educación Física, en Camagüey, perdió el techo de ocho aulas, pero en este centro hubo una rápida respuesta de trabajadores, atletas y estudiantes, lo que posibilitó el reinicio del curso escolar con inmediatez”, agregó el vicepresidente del Inder.

Más al oeste, en la localidad matancera de Cárdenas, el viento se ensañó con la cerca perimetral del estadio de pelota y los techos de los gimnasios de cultura física, mientras en Varadero azotó el complejo de piscinas, la sala de ajedrez y la academia de remos.

Los estragos del meteoro en Mayabeque se centraron en las cubiertas de diferentes instalaciones. En San José de las Lajas se derrumbó una torre del estadio Nelson Fernández, por el jardín derecho. “Dimos un recorrido con las autoridades de la provincia y determinamos recuperar el parque en 15 días y retirar las luces para montar la tecnología LED para la próxima campaña”, subrayó Venegas Echemendía.

Tal vez lo peor, paradójicamente, se vivió en la capital, en instalaciones recién recuperadas como el Complejo de Piscinas Baraguá, que perdió el 20 por ciento del techo, además de que también tuvieron daños en sus cubiertas la polivalente Kid Chocolate, la Escuela Nacional de Voleibol y el centro de entrenamiento de taekwondo y karate.

El vicepresidente del Inder resumió que, como respuesta, el movimiento deportivo trabaja en el rescate de las instalaciones dañadas, con la participación de las glorias del deporte, los profesores, los entrenadores y los atletas.

Las musas también resisten

No habían transcurrido 24 horas del paso de Irma y ya el Ministerio de Cultura emprendía el balance de los daños. De acuerdo con informaciones de los viceministros Guillermo Solenzal y Fernando Rojas, la presidenta del Consejo Nacional de Patrimonio Cultural, Gladys Collazo Usallán, y otros directivos, los territorios con mayores impactos son La Habana, Villa Clara, Ciego de Ávila, Camagüey, Matanzas y Sancti Spíritus.

El teatro Rubén Martínez Villena, de Remedios, necesitará una reparación capital. (Foto: JORGE LUIS SÁNCHEZ RIVERA)

El teatro Rubén Martínez Villena, de Remedios, necesitará una reparación capital. (Foto: JORGE LUIS SÁNCHEZ RIVERA)

De las más de 200 instalaciones perjudicadas, gran cantidad muestran daños en cubiertas. Parte de las edificaciones patrimoniales incluidas en esa cifra presentan igualmente roturas en su carpintería. Muy afectadas se hallan las escuelas vocacionales de arte (EVA) de Matanzas y Camagüey, a las que se envían los recursos necesarios para su recuperación; y la Carpa Trompoloco, en la capital. Instalaciones devastadas son El bosque, en Santa Clara; el almacén del Centro Provincial del Libro de Ciego y la también avileña biblioteca del poblado de Falla.

En predios habaneros el mar invadió, entre otros sitios, la Casa de las Américas, la Facultad de Medios de Comunicación Audiovisuales, del Instituto Superior de Arte; el teatro Mella y la fortaleza de La Punta. Asimismo, la Casa Museo José Lezama Lima, donde a pesar de las medidas adoptadas, la magnitud de la crecida hizo que se mojara una caja con documentos patrimoniales, que ya los conservadores desalinizaron y secaron.

Gracias a las acciones preventivas realizadas por los trabajadores –y también estudiantes– de la inmensa mayoría de las entidades culturales, se preservaron el equipamiento tecnológico, las colecciones de los centenares de museos, así como el vestuario e instrumentos necesarios en las escuelas de arte de toda Cuba, que salvo excepciones reiniciaron el curso prácticamente de inmediato.

Hoy existen ciertos recursos para que las empresas nacionales del sistema de Cultura vayan revitalizando, con medios propios, sus espacios. Según Fernando Rojas, la agenda cultural se irá reanudando. “La voluntad es mantener los eventos programados, pero debemos tener en cuenta las prioridades del país: los servicios y las necesidades básicas de las personas”. Por ello es vital la labor emprendida en las comunidades por las brigadas artísticas de profesionales y aficionados que se han organizado en provincias y municipios.

Comunicaciones, ayuda a los más dañados

Las telecomunicaciones fueron seriamente dañadas. Más de 202 800 afectaciones sufrió la telefonía básica fija. (Foto: YASSET LLERENA ALFONSO)

Las telecomunicaciones fueron seriamente dañadas. Más de 202 800 afectaciones sufrió la telefonía básica fija. (Foto: YASSET LLERENA ALFONSO)

Raúl Capote, director de Comunicación Institucional del Ministerio de Comunicaciones, refirió más de 202 800 afectaciones en la telefonía básica fija y unas 331 averías e interrupciones reportadas por la Radio y la Televisión, así como roturas de antenas y caídas de torres.

Los problemas más importantes se localizaron en la comunidad Niceto Pérez, en Artemisa; Cayo Coco y Cayo Romano, en Ciego de Ávila y de Camagüey; respectivamente, y Cayo Santa María, en Villa Clara. Radio Cuba y la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba enviaron hacia los territorios más dañados, contingentes de trabajadores de gran experiencia y medios para la rehabilitación.

La lluvia al fin cayó

Embalses que sufrieron un largo período de sequía, volvieron a llenarse; también el manto subterráneo comenzó a recuperarse gracias a las lluvias. (Foto: YASSET LLERENA ALFONSO)

Embalses que sufrieron un largo período de sequía, volvieron a llenarse; también el manto subterráneo comenzó a recuperarse gracias a las lluvias. (Foto: YASSET LLERENA ALFONSO)

Todavía el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (Inrh) saca cuentas de las lluvias que al fin aliviaron la sequía en el país. Los últimos informes divulgados en la sede de la Defensa Civil resaltan que hasta el 11 de septiembre se registraron precipitaciones equivalentes al 79 por ciento de la media histórica para el mes.

Según la ACN, la directora de Infraestructura Hidráulica del Inrh, Yosmary Gil, aseguró que los acumulados más significativos los tienen Sancti Spíritus (al 167 por ciento), Villa Clara (al 118 por ciento) y Ciego de Ávila (al 113 por ciento).

Los territorios occidentales promediaron el 36 por ciento de su media histórica; los centrales, el 117 por ciento; y los orientales, un 83 por ciento. Positivo es el aumento de mil 700 millones de metros cúbicos de agua, con más beneficio para las provincias centrales, especialmente la presa Zaza.

Los embalses almacenan cinco mil 405 millones de metros cúbicos de agua, lo cual significa un 59 por ciento de llenado, a solo 52 millones de metros cúbicos de la media histórica para el período, dijo la experta. A la par, se recuperaron los acuíferos que estaban en estado crítico o desfavorable.

La miembro del Consejo de Estado Inés María Chapman, presidenta del Inrh, informó que las estructuras no sufrieron daños de consideración al paso del meteoro; sin embargo, existen complicaciones en las de la cayería norte de Ciego de Ávila y Villa Clara.

 

Ayuda estatal para reconstruir viviendas

Ante las severas afectaciones causadas por el huracán Irma, y teniendo en cuenta las experiencias en la recuperación de los daños ocasionados por los huracanes Sandy y Matthew, el Gobierno decidió que el Presupuesto del Estado financie el 50 por ciento del precio de los materiales de construcción que se venderán a quienes sufrieron destrucción total o parcial de sus viviendas.

irma recuperacion techosAl efecto, se informó, los consejos de defensa certificarán los daños y aprobarán los recursos que se asignarán; para adquirir los materiales, los damnificados podrán solicitar crédito bancario con baja tasa de interés y devolución en mayor número de años; en los casos de derrumbes totales, el Presupuesto del Estado asumirá el pago de intereses al banco.

Además, a las personas cuyos ingresos no les resulten suficientes para asumir los gastos, el Consejo de Defensa les evaluará la aprobación de subsidios para la compra de materiales.

Excepcionalmente, se otorgarán subsidios para acciones constructivas en las viviendas a quienes recibieron este beneficio antes y a quienes mantengan adeudos por créditos bancarios otorgados por este concepto.

 

(Resumen: Redacciones NACIONAL, DEPORTES y CULTURA E HISTORIA)


Redacción Digital

 
Redacción Digital