0
Publicado el 24 Julio, 2018 por Delia Reyes Garcia en En Cuba
 
 

El privilegio de ser santiaguero (I)

Ni el Mundial de Fútbol, con sus emociones, aparta a los habitantes de Santiago de Cuba del quehacer creador. Con la vista puesta en la histórica fecha del 26 de Julio, la provincia es un hervidero de trabajo. A paso acelerado marchan las construcciones de viviendas, la rehabilitación de centros educacionales, hospitalarios, culturales, turísticos y gastronómicos. A la tierra le extraen hasta el último quintal de café, viandas y hortalizas, mientras nuevas instalaciones y servicios diversifican sus ofertas al pueblo

El privilegio de ser santiaguero (I).Por DELIA REYES GARCÍA

Fotos: MARTHA VECINO ULLOA

El huracán Sandy cambió de un porrazo a la provincia santiaguera en octubre de 2012. Imposibles olvidar los daños que dejó: pérdidas por más de 4 700 millones de pesos, la mayor parte en el sector residencial y en la agricultura.

Algo más de la mitad de las viviendas del territorio, 171 380, fueron afectadas por las ráfagas del meteoro, que se llevaron a bolina miles de techos, dejaron en ruina total 15 889 moradas y otras 22 177 bastante mal paradas.

A seis años de aquel evento meteorológico, y en los días previos a la celebración allí del aniversario 65 del 26 de Julio, “ya hemos recuperado el 84 por ciento del total de las afectaciones. Se ha avanzado mucho, hay lugares a los que vas por la mañana y cuando vuelves en la tarde, ya son otros. Así sucede en San Pedrito y en comunidades montañosas”, enfatiza la vicepresidenta del Consejo de Estado, Beatriz Johnson Urrutia, presidenta de la Asamblea Provincial del Poder Popular.

Resplandor en el techo

El privilegio de ser santiaguero (I).

La construcción de viviendas en la comunidad Resplandor marcha a toda vela.

Aunque el calor es agobiante cuando las manecillas del reloj marcan las 12 del mediodía, los trabajadores de la Unidad Básica de Producción Cooperativa (UBPC) Yamagua siguen -a golpe de picos, guatacas y palas- abriendo las zapatas de las nuevas casas en el asentamiento poblacional conocido como Resplandor, del municipio de Segundo Frente Frank País.

Con plomadas y niveles rústicos se levantan paredes, las cubiertas se colocan a mano limpia, la jornada se aprovecha al máximo, porque el compromiso es terminar estas 115 viviendas antes del 26 de Julio, comenta Oramis Samé Saud, presidente de la Asamblea Municipal del Poder Popular.

A esos inmuebles se suman otros 125, ya terminados, con adecuada urbanización (sistema de alcantarillado y drenaje albañal). Este municipio fue el primero en solucionar todos los derrumbes totales que dejara el huracán Sandy.

El programa inversionista de la vivienda en la provincia de Santiago de Cuba prevé terminar 2 494 este año, y adicionalmente otras 2 600 de tipología IV, para asentamientos periféricos de la ciudad y zonas montañosas.

Hace pocos meses, Regina Unises Rodríguez, junto al resto de su familia, se mudó para un nuevo edificio en San Pedrito. La octogenaria asegura sentirse satisfecha en su apartamento de tres cuartos, bastante fresco y con vista hacia la calle principal.

Con el empleo de varias tecnologías constructivas como Forsa, Gran Panel Soviético y Vhicoa, en San Pedrito se terminaron 1 816 viviendas, a un costo de más de 77 millones de pesos, entre 2012 y el pasado año, asegura Manuel de Jesús Lecerra, director general de la Vivienda en el municipio de Santiago de Cuba.

A pesar del esfuerzo constructivo todavía queda mucho por hacer. Con el apoyo de organismos del territorio y del país, e incrementando la producción local de materiales de construcción, deberán solucionar el déficit habitacional que asciende a unas 101 200 viviendas, según informe del Consejo de la Administración Provincial.

Frutos de la serranía

 El privilegio de ser santiaguero (I).

En el vivero de la UBPC Tumba 7, de Segundo Frente, se producen unas 39 000 posturas anuales para la resiembra en los cafetales del municipio.

Una taza de café humeante es parte del ritual de bienvenida, lo mismo en un bohío intrincado de Mayarí Arriba, en una confortable residencia del reparto Vista Hermosa, que en una modesta morada del distrito José Martí.

El cultivo del grano forma parte del acervo cultural y arqueológico del territorio y también “es motivo de permanente desvelo entre quienes echamos la vida en los cafetales para alcanzar mayores rendimientos”, afirma Antonio Infante Ramírez, presidente de la UBPC La Silla, en el municipio de Tercer Frente Mario Muñoz.

El cooperativista asegura que cambiaron las tecnologías de siembra y con ello esperan multiplicar los resultados. “En una de nuestras fincas tenemos cinco hectáreas sembradas de café robusta, y esperamos obtener hasta 1 500 latas anuales, mucho más de lo que obtenemos hoy, con destino al consumo interno”, sostiene Infante.

En la provincia santiaguera marchan a buen ritmo tanto el acopio de café, como las ventas a los diferentes destinos. Sin embargo, no se cubre toda la demanda interna del país y se destinan 25 millones de dólares anuales para comprar parte del grano en el mercado internacional, asegura Wilmer Guevara Frómeta, director general de la Empresa Procesadora Rolando Ayud, en el municipio de Contramaestre.

Con el incremento del precio de compra a los productores cafetaleros –años atrás por una lata de robusta, primera calidad, recibían solamente cuatro pesos, y ahora, 106–, más el manejo adecuado de las plantaciones, los rendimientos han ido mejorando, y pueden ser superiores, afirma el también ingeniero agrónomo.

El privilegio de ser santiaguero (I).

La Empresa Procesadora Rolando Ayud, de Contramaestre, procesa más del 60 por ciento del grano que se produce en el país. (Foto: CORTESÍA DE MIGUEL RUBIERA JÚSTIZ).

De recorrido por la UBPC La Silla, Felipe Martínez Suárez, director de la Unidad Científica Técnica de Base Tercer Frente, entidad adscrita al Instituto Nacional Agroforestal (INAF), sostiene que actualmente impulsan un proyecto de colaboración intergubernamental con Vietnam, para incrementar rendimientos, alargar la vida útil de los cafetales y ganar sostenibilidad alimentaria.

Junto al café pueden sembrarse otros cultivos como frijol, plátano fruta, yuca, que le reportan beneficios más inmediatos al campesino y tributan a los mercados del municipio o de la provincia. Según un informe de la delegación provincial de la Agricultura, el autoabastecimiento local de productos agropecuarios para el per cápita por habitante de viandas, granos y frutas, no alcanzó las 30 libras planificadas, aunque fueron sobrecumplidas las ventas de leche, carne bovina y porcina a la industria. También se destaca el acopio de miel y cumplen la producción de huevos.

“En saludo al Día de la Rebeldía Nacional impulsamos la construcción de instalaciones para la ceba de toros, ganado ovino-caprino y cerdos, así como la cría de conejos y codornices. Dentro de poco terminaremos dos centros que venderán leche de cabra a la población”, afirma Georgis Ramírez Céspedes, presidente de la Asamblea Municipal del Poder Popular del Tercer Frente.

De los volúmenes que se alcancen en la producción agropecuaria dependen la cantidad y variedad de los surtidos que se ofertan a la población en la provincia.

Servicios a buen precio

El privilegio de ser santiaguero (I).

La minindustria de Matías, en Tercer Frente, oferta una gran variedad de surtidos, a precios módicos.

Leosbany Domínguez Leyva tiene los ojos enrojecidos por el humo de la leña. Desde la seis de la mañana, este maestro dulcero anda cocinando las mermeladas para la minindustria del poblado de Matías, en las serranías del Tercer Frente.

“Hacemos diariamente unas dos toneladas de pulpas de frutas o tomate, también elaboramos panes y dulces, y productos encurtidos”, explica el joven. En el municipio cuentan con dos minindustrias y 12 panaderías que también producen mermeladas.

Para Eduardo Hidalgo Vidaillet, subdirector de inversiones del Grupo Empresarial de Comercio, la Gastronomía y los Servicios, las minindustrias de la provincia son un eslabón importante porque diversifican las ofertas, cuyas fichas de costo, al elaborarse localmente, permiten establecer precios más bajos y asequibles a la población.

“La política de las autoridades en la provincia es clara. Que nadie pierda, pero tampoco ganar a cualquier costo. Hay que tener en cuenta los salarios de la gente. Aunque existen precios centralizados a nivel de país para los productos que se ofertan en los Mercados Ideales, el Gobierno provincial, de conjunto con sus empresas de comercio, tienen facultad para fijar los precios de las producciones locales”, indica Hidalgo.

El privilegio de ser santiaguero (I).

En el Coppelia, El Jardín de Enramadas se disfruta de un exquisito helado y excelente trato.

Dentro del programa Santiago arde, vienen trabajando hace meses en un grupo de obras para acercar los servicios a los asentamientos poblacionales alejados del centro de la ciudad, como Boniato, El Cristo, El Caney, Altamira y El Cobre, enumera el subdirector de inversiones. Se han abierto nuevos mercados, cremerías, restaurantes, cafeterías. También un grupo de bodegas exhiben mejor confort.

Temprano en la mañana, Ahmed González García, vecino de Vista Hermosa, llega a la panadería La Glorieta, frente a la Plaza de Marte. “Vengo siempre porque la calidad está garantizada”, afirma. Similares criterios de aceptación pueden escucharse en otros establecimientos del comercio y la gastronomía de la cabecera provincial.

Una comunidad remota

Después de casi tres horas de viaje bordeando precipicios, subiendo y bajando montañas, a 40 kilómetros de la ciudad de Santiago de Cuba, ya próximo a la costa se divisa un caserío. “Estamos llegando”, se anima el equipo de reporteros de BOHEMIA. Minutos después un cartel señala: Comunidad 13 de Agosto. El pequeño asentamiento parece juego de muñecas, o postal de regalo.

“Estamos más cerca de Guantánamo que de Santiago, pero somos santiagueros”, dice en tono jocoso José Barroso Arias, presidente del consejo popular de Sigua y delegado de la circunscripción de ese sitio. Algunos vecinos se suman a la bienvenida. Alina Silveira Montejo nos prepara un auténtico café oriental.

Cuentan que este poblado fue construido en 1982 por la Empresa Forestal Gran Piedra-Baconao para los carboneros que vivían dispersos en las montañas. Hay 26 viviendas, todas electrificadas, reciben agua potable directamente por gravedad desde los manantiales de la sierra, poseen servicio de telefonía fija y televisión.

El privilegio de ser santiaguero (I).

Importantes servicios, que mejoran la calidad de vida, reciben los habitantes de la Comunidad 13 de Agosto.

Además, tienen una escuela primaria multigrado, con la maestra Yaniset Arias Sin, nacida y criada allí; un consultorio médico de la familia, atendido por la enfermera Liena Naranjo Pavón; una sala de televisión que también atesora una mini-biblioteca, y dirige Osmany Lobaina Lafita, residente en el poblado; panadería y tienda mixta.

Allí viven 97 personas, de ellas 18 niños. Cuando los infantes terminan sexto grado se becan en el municipio cabecera para continuar los estudios secundarios.  Hay unos cuantos jubilados, otros carboneros en activo y amas de casa.

“Me gusta este lugar, con las montañas a un lado y el mar al otro”, afirma el carbonero José Martínez Hernández, quien después de jubilado encontró una buena manera de pasar el tiempo libre. “Aprendí a tejer el yarey, hago diferentes objetos para el hogar, algunos los regalo a vecinos y amigos, otros los vendo y son una ayudita para sobrevivir”, comenta el también fundador del poblado.

Ya es hora de regresar, la travesía de vuelta será igual de riesgosa y no puede sorprendernos la noche. La pequeña Saharí, hija de la enfermera, junto al resto de los pequeños, hacen una rápida coreografía bailable en son de despedida.

 

Oro legítimo

 El privilegio de ser santiaguero (I).

La demanda de transporte en la provincia es superior a las posibilidades de la empresa provincial, precisa su director, Luis Barreras Mariño.

Algo que distingue de manera particular a la comunidad de El Cobre son los yacimientos de oro que atesora su suelo, de lo cual se habla poco o nada. La extracción del valioso mineral comenzó en abril de 2011, por la Unidad Empresarial de Base (UEB) Servicios Mineros, del Grupo Empresarial Geominsal, explica David Fernández Compta, especialista principal de la UEB.

La mejor producción de oro fue obtenida en 2015, con 74 kilogramos; y el pasado año solo obtuvieron 54 kilogramos debido a atrasos por lluvias y roturas de equipos. Aunque el precio varía en el mercado internacional, sostiene Fernández, el kilogramo de oro se cotiza entre 35 000 y 40 000 dólares.

El uno por ciento de lo que ingresa esta UEB, como sucede para el resto de las entidades enclavadas en el municipio, se destina al desarrollo local.

 

 

De luces y telefonía

El privilegio de ser santiaguero (I).

En la comunidad Los Jagüeyes, del municipio Segundo Frente, Isabel Parra Ávila cuida el panel solar como la niña de sus ojos.

“En Santiago de Cuba es muy difícil encontrar un quinqué en algún bohío”, asegura Leonel Ruiz Carrión, director de la Empresa Eléctrica en la provincia. En 2017 terminaron de electrificar 1 000 viviendas con paneles solares fotovoltaicos en las zonas de difícil acceso, y en los otros 722 que estaban pendientes concluyeron en abril. “Barrimos todas las montañas del Plan Turquino”, asegura.

Otra labor que impulsa la empresa es el alumbrado de todos los nuevos asentamientos poblacionales, obras del turismo y la agricultura, y de entidades presupuestadas.

Igual de ocupada está la división territorial de Etecsa, con el incremento de la telefonía residencial, la ampliación de la red móvil y las áreas Wi-Fi públicas, la conectividad de organismos y la propia red comercial de la empresa, sostiene su director Gerardo Hechavarría Ferrer.

“Esta es una tarea ardua, pues la densidad telefónica de la provincia es baja, hay zonas rurales con pocos servicios. Lo más relevante para el 26 de julio es que vamos a tener 16 comunidades con servicio de telefonía pública inalámbrica en diferentes municipios”, afirma Hechavarría.

 


Delia Reyes Garcia

 
Delia Reyes Garcia