0
Publicado el 30 Octubre, 2020 por Liset García Rodríguez en En Cuba
 
 

ASAMBLEA NACIONAL

Todo dependerá de nuestros esfuerzos (+ fotos)

Pese a la pandemia, la actual Legislatura del Parlamento cubano prosiguió su labor de actualización del entramado jurídico del país, según lo trazado en la Constitución aprobada en 2019. Con la presencia del primer secretario del Partido, general de ejército Raúl Castro, los parlamentarios chequearon el cumplimiento del presupuesto del año pasado y aprobaron la Estrategia de Desarrollo Económico y Social del país. Además, evaluaron el enfrentamiento a la covid-19 y los deberes ciudadanos frente a los códigos de vida necesarios en la nueva normalidad

Todo dependerá de nosotros mismos.

Por LISET GARCÍA, MARÍA DE LAS NIEVES GALÁ, MARIETA CABRERA y PASTOR BATISTA

Fotos: JOSÉ MANUEL CORREA

En medio de los desafíos y transformaciones que vive el mundo, en un 2020 calificado por muchos de horrible debido a la sacudida provocada por una pandemia que trajo contagiados, muertes, hambre y desempleo, Cuba llegó a octubre con la buena noticia del avance en el control de esa enfermedad y buena parte de su territorio aprendiendo a vivir una nueva normalidad. Así, la Asamblea Nacional del Poder Popular asumió el reto de celebrar su V Período de Sesiones de la IX Legislatura por primera vez sin la presencia física de todos sus integrantes desde que fuera constituida en febrero de 1976.

Como aseguró el presidente de la República, Miguel Díaz-Canel, en la clausura de la sesión, “la pandemia no podía paralizarnos al extremo de comprometer más aún el extenso cronograma legislativo”, derivado de la Carta Magna aprobada en 2019.

Todo dependerá de nosotros mismos.

Con la presencia del general de Ejército Raúl Castro, se desarrolló la sesión de la ANPP. (Foto: ARIEL LEY).

Tampoco se podía seguir aplazando el chequeo del cumplimiento de la Ley del Presupuesto del Estado correspondiente al pasado año, tema incluido en la agenda de los debates parlamentarios, junto al enfrentamiento a la pandemia y la presentación de la estrategia para el impulso a la economía y manejar la crisis mundial, entre otros aspectos del contexto nacional. La V sesión ordinaria de este 28 de octubre, aprobó cuatro leyes, estudiadas minuciosamente los días previos, que dieron conclusión a lo contemplado en la Constitución de la República en cuanto al ordenamiento y organización del Estado y el Gobierno.

Díaz-Canel señaló como punto clave del devenir del país la necesidad de acelerar “el ritmo y las transformaciones profundas que nos debemos con innovación”, al tiempo que urge exigir “a todos los niveles de dirección gubernamental y empresarial el control de las medidas que a cada cual les compete implementar a partir de lo señalado en esa estrategia de desarrollo”, presentada por el viceprimer ministro y ministro de Economía y Planificación, Alejandro Gil.

La máxima prioridad será la producción y comercialización de alimentos, mirando al ahorro, y teniendo como centro la producción nacional; “diseñando soluciones y destrabando procesos; haciendo más simples y transparentes los procedimientos administrativos; fomentando el vínculo productivo entre los sectores estatal y no estatal y actualizando las estrategias de desarrollo territorial en correspondencia con la política aprobada”.

Todo dependerá de nosotros mismos.

Esteban Lazo, al chequear el presupuesto estatal, se refirió a las reiteradas indisciplinas financieras y a elevadas cifras de faltantes, pérdidas y sobrantes en algunas unidades.

Esteban Lazo, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, quien condujo los debates, también hizo énfasis en lo que requerirá el país de sus diputados y del pueblo, como protagonistas de la gran batalla por el desarrollo, que no se podrá vencer sin la participación individual y colectiva de los ciudadanos, de cada familia en cada barrio, en medio de una pandemia que ha puesto a prueba una vez más la capacidad de resistencia de los cubanos.

Asimismo, resaltó la profundidad de los análisis que antecedieron a la aprobación de las cuatro leyes en la sesión ordinaria: la de Servicio Exterior, la de funcionamiento del Consejo de Ministros, la que regula las atribuciones del presidente y vicepresidente de la República, y la de Revocación de los elegidos.

Esas normativas son fruto de una construcción colectiva democrática, que no solo tuvo en cuenta las ideas fundamentales de cada materia, formuladas por los expertos desde que eran apenas proyectos de leyes, sino numerosas opiniones, sugerencias, propuestas de modificación de los diputados emitidas en diversas consultas. También de ciudadanos quienes mediante el sitio web del Parlamento pudieron estudiarse los textos publicados allí e hicieron llegar sus pareceres mediante el correo electrónico.

Ese intercambio, convertido ya en práctica habitual, como aseguró a BOHEMIA la vicepresidenta de la Asamblea, Ana María Mari Machado, ha venido creciendo con fuerza y se aprecia el deseo de participar incluso de quienes no tienen contacto con Internet y agradecen esa posibilidad para cuando puedan acceder. “A cada planteamiento recogido se le da una respuesta, sea incluido o no. Lo cierto es que los textos de esas leyes se han enriquecido a partir de lo recibido, señal de la utilidad del método, muestra de nuestra democracia que refuerza la participación ciudadana”.

Todo dependerá de nosotros mismos.

El presidente de la República, Miguel Díaz-Canel participó en los debates previos a la sesión ordinaria.

De acuerdo con lo anunciado por el presidente de la República, en la próxima sesión de diciembre se aprobarán otras leyes para continuar dándole luz verde al amplio cronograma legislativo trazado a finales de 2019 e interrumpido momentáneamente por la situación sanitaria del país, aunque no se detuvo en estos meses la redacción y puesta a punto de los textos de las normas previstas.

En aras de poner en práctica lo dispuesto por la Carta Magna se planeó inicialmente la aprobación de 107 normas, de las cuales 39 leyes y 31 decretos-leyes se incluyeron para este período de la Asamblea y quedarán para la próxima Legislatura 24 leyes y 13 decretos-leyes, plan que -como se explicó- en la sesión de diciembre puede variar.

A propósito, en esta ocasión, Homero Acosta, secretario de la Asamblea, rindió información acerca de los 128 acuerdos del Consejo de Estado y 14 decretos-leyes aprobados entre el 13 de diciembre de 2019 y el 12 de octubre de 2020, tomando en cuenta la facultad otorgada por la Constitución a ese órgano para decidir sobre determinados temas entre una sesión y otra del Parlamento, previa consulta a sus comisiones permanentes y a los especialistas relacionados con esas materias.

Al respecto, Esteban Lazo, también presidente del Consejo de Estado, comentó que no basta con aprobar esas normas. “No todo acabará en el importante paso de la aprobación de las leyes por el Parlamento. Será necesaria su adecuada asimilación por las autoridades, por las instituciones y por el pueblo. La observancia que requiere cada ley es vital para garantizar la tranquilidad y el buen funcionamiento nacional, haciendo cumplir lo que refrenda la Constitución”.

Otros códigos para vivir una nueva normalidad

Todo dependerá de nosotros mismos.

Manuel Marrero, primer ministro cubano, explicó que para mitigar el impacto de la pandemia, sumado al férreo bloqueo estadounidense, el país se propone crecer en una nueva normalidad.

El V período ordinario de sesiones del Parlamento tuvo la peculiaridad no solo de trabajar en varias sedes en todo el país, con la presencia virtual e interconectada de los diputados en todas las provincias y en la Isla de la Juventud, sino que sus comisiones permanentes no debatieron individualmente temas de su agenda, como es habitual.

Una presentación del primer ministro Manuel Marrero Cruz, seguida por todos, dio a conocer la actualización del plan de medidas contra la covid-19, cuyos objetivos son iniciar la nueva normalidad del país de manera gradual y asimétrica, mitigar el impacto económico y social provocado por esa enfermedad sumado al arreciado bloqueo financiero y comercial del Gobierno de Estados Unidos, que ha mostrado no tener límites. Además, el país se propone desarrollar sus capacidades de enfrentamiento a los eventos sanitarios que se produzcan en la nueva normalidad, por etapas y fases bien definidas.

Nada quedó a la espontaneidad, pues no es posible avanzar sin esa brújula que desde la más alta dirección de la nación apunta al propósito de enfrentar unidos la situación sanitaria. Lo primero es garantizar la salud de las personas y a la par reactivar la actividad económica, sobre la base de la estabilidad epidemiológica, que incluye fortalecer las medidas de vigilancia, prevención y protección de las personas contando con su autorresponsabilidad, la de las instituciones y la de las autoridades gubernamentales.

Los resultados, apuntó Marrero Cruz, “dependerán de la participación activa y responsable de nuestro pueblo y de toda la sociedad, el protagonismo de las organizaciones de masas, el concurso de las instituciones estatales y privadas, el seguimiento y el control del Gobierno bajo la certera guía de nuestro Partido”.

Todo dependerá de nosotros mismos.

El V período de sesiones del parlamento sesionó por primera vez con parte de sus integrantes de forma virtual.

En el camino por alcanzar la nueva normalidad se requiere asumir nuevos códigos de vida, que implican el distanciamiento físico, evitar sitios cerrados, modificar las maneras de saludar, ventilar los espacios, hacer ejercicios en lugares abiertos, siempre con un comportamiento responsable.

El sentir de los diputados es que el desafío que Cuba tiene por delante se puede vencer, como expresó más de uno. Depende de nuestros esfuerzos, de lo que seamos capaces de hacer, apuntaron. Como aseveró Díaz-Canel en el discurso de clausura, que leyó emocionado, la pandemia ha provocado una confrontación de paradigmas políticos, en la que está venciendo, sin duda, la perspectiva social y humanista de la Revolución Cubana.

Presupuesto humanista que exige más control

Otra vez la ejecución del presupuesto cubano corrobora la esencia humanista del proyecto social de la nación. Incide en la vida de todos; se palpa en casa, en hospitales, en hogares maternos y de ancianos; en escuelas y mercados; con lo mucho y con lo poco, pero compartido.

Solo para el combate contra la pandemia de la covid-19, el país ha destinado hasta la fecha más de mil millones de pesos. En un contexto complejo a nivel mundial, en el que se ha recrudecido el bloqueo económico de Estados Unidos sobre la Isla, el Estado ha priorizado la salud de su pueblo.

Todo dependerá de nosotros mismos.

Meisi Bolaños Weiss, ministra de Finanzas y Precios, enfatizó en la necesidad del control de los gastos del presupuesto, una debilidad que se arrastra y no puede tolerarse.

Otras cifras expuestas ante el Parlamento por la diputada Meisi Bolaños Weiss, ministra de Finanzas y Precios (MFP), durante la presentación del Informe de Liquidación del Presupuesto del Estado de 2019, confirman lo expresado anteriormente. La Salud Pública y la Asistencia Social, en particular, registraron gastos por 11 059 millones de pesos; mientras que al sector de la Educación se destinaron recursos por 9 357 millones de pesos.

En el segundo semestre del pasado año se concretó el incremento parcial del salario al sector presupuestado y las pensiones de la Seguridad Social, valorado, como recoge el informe, en 4 198 millones de pesos. “Se asumió –dijo la ministra– sin afectar por esta causa el déficit fiscal planificado, por lo que fue necesario implementar medidas dirigidas a potenciar las reservas de ingresos y ajustar los gastos presupuestarios”.

Según apuntó, se llega a un déficit fiscal ascendente a 6 435 millones de pesos, menor en 594 millones de pesos con respecto al aprobado mediante el Decreto Ley No.1 del Consejo de Estado, “con lo que se demuestra que mucho podemos hacer en función de gestionar un presupuesto más racional y eficiente”.

Los ingresos derivados de la aplicación de los impuestos, tasas y contribuciones, aunque no logran lo previsto, continúan siendo la fuente fundamental y mayoritaria de los ingresos presupuestarios al representar el 74 por ciento, y crece un tres por ciento, con respecto al año 2018, lo que refleja la capacidad recaudatoria del sistema tributario.

Pero, tal como se reconoce, “aun cuando se obtienen resultados favorables por los aportes asociados a las utilidades empresariales, impactan negativamente 787 empresas que disminuyeron las utilidades con respecto al año anterior y se registraron pérdidas que no estaban planificadas en 88 entidades, con una afectación al presupuesto por un poco más de 400 millones de pesos”, expresó.

Si bien los trabajadores por cuenta propia y las cooperativas no agropecuarias mejoran sus aportes en relación con el año anterior, persiste morosidad en el pago de los tributos, su declaración de ingresos y ejercicio ilegal de actividades.

Ante tal situación, reconoce el informe presentado por Meisi Bolaños, “las oficinas de Administración Tributaria han incrementado y deben seguir perfeccionando las acciones de cobro y control fiscal, las que aún son insuficientes y deben ganar en mayor oportunidad”.

Un asunto que ocasionó la reflexión de los asistentes fue el tema del control del presupuesto. Motivado a intervenir, Esteban Lazo se refirió a las reiteradas indisciplinas informativas y financieras por algunos organismos y provincias, el exceso de unidades presupuestadas que comprometen gastos sin respaldos presupuestarios; registros de elevadas cifras de faltantes, pérdidas y sobrantes extemporáneos y sin soporte documental, entre otras irregularidades.

Todo dependerá de nosotros mismos.

Al presentar el dictamen de la Comisión de Asuntos Económicos, su presidente Félix Martínez Suárez, criticó las fisuras en la contabilidad de las entidades de base y la falta de control de los presupuestos locales.

En el dictamen sobre la liquidación del presupuesto del Estado del año 2019, presentado por Félix Martínez Suárez, presidente de la Comisión Permanente de Asuntos Económicos, se expone que “las acciones de control realizadas a las entidades de base y presupuestos locales señalan fisuras y reservas, falta de control de los escasos recursos financieros que dispone el país, insuficiente jerarquización a estos temas, fundamentalmente de los directivos encargados de administrar y supervisar el presupuesto en cada uno de los niveles de dirección”.

Aún persisten incumplimientos de procedimientos y descontrol en el manejo de los recursos presupuestarios, de acuerdo con los resultados en las verificaciones presupuestarias, inspecciones de precios y auditorías realizadas por la Contraloría General de la República.

Esto se evidencia, dijo la ministra del MPF, en el hecho de que “451 unidades presupuestadas cierran con demandas de recursos, lo que constituye una indisciplina financiera, responsabilidad en primer lugar de los jefes de las unidades presupuestadas”.

Si algo apreciamos los cubanos es el sentido humanista de nuestro proyecto, pero es responsabilidad de todos contribuir a “la disminución paulatina de los déficits fiscales para garantizar la sostenibilidad en el endeudamiento público, lo que se logrará potenciando los ingresos, y aplicando racionalidad y control al gasto presupuestario”.

Estrategia oportuna y necesaria

Todo dependerá de nosotros mismos.

El fortalecimiento de la empresa estatal socialista se privilegia en la estrategia de desarrollo con varias medidas que la favorecen, según apuntó el viceprimer ministro, Alejandro Gil.

Bien pensada, revolucionaria y osada es la Estrategia económica y social presentada previamente el pasado 14 de julio al Buró Político del Partido, aprobada dos días después por el Consejo de Ministros y por los diputados en el transcurso de la V sesión ordinaria de la actual Legislatura.

En un contexto sumamente difícil el Gobierno cubano apuesta por su potencial humano, intelectual, creativo y patriótico para impulsar la economía de la nación. Como refirió Alejandro Gil Fernández, viceprimer ministro y titular de Economía y Planificación, al intervenir ante los diputados, la covid-19 ha tenido alto impacto.

“En nuestro país la pandemia ha afectado los ingresos provenientes del turismo, ha incrementado los gastos de salud, ha interrumpido el empleo o disminuido la actividad no estatal, a lo que se suman los daños del bloqueo, que superan, por primera vez en la historia, los 5 000 millones de dólares en un año”, precisó.

En estas circunstancias, en Cuba se reajustó la ejecución del Plan de la Economía del año 2020 y se elaboró el de 2021. De forma paralela, el país avanza en las 16 áreas clave de la Estrategia, que cuenta con más de 370 medidas para enfrentar la situación.

Producir alimentos hoy es un imperativo. En tal sentido, el titular de Economía y Planificación se refirió a las transformaciones del sistema de comercialización de productos agropecuarios, que concibe la participación de varios actores bajo un régimen de legalidad e introduce incentivos para la producción, el acopio y la comercialización, en función de repercutir en el crecimiento productivo.

Igualmente, sobresalen los incentivos fiscales para estimular la elaboración y comercialización de alimentos y el inicio de las ventas mayoristas en moneda libremente convertible a la base pro-ductiva del sector.

Por otra parte, está la transformación del papel de la empresa estatal en la agricultura, con el desarrollo de las entidades agroindustriales, organizadas en polos productivos.

Sobre el incremento de incentivos a las exportaciones, Gil Fernández explicó que se ha trabajado en la implementación de esta medida, que representa un nuevo mecanismo en el funcionamiento de la economía, a través del cual las formas de gestión no estatales pueden importar y exportar a través de las empresas estatales de comercio exterior.

Informó a los asistentes que ya se han hecho exportaciones y firmado 196 contratos: 15 relacionados con este fin, y 181 vinculados con la acción importadora. En tanto, hay posibilidad en corto plazo de firmar otros 90 contratos de exportación.

En la Estrategia se reconoce el papel de la empresa estatal como sujeto principal de la economía nacional. A fin de propiciar la autonomía en su gestión, fueron aprobadas 15 nuevas medidas.

En otro momento de su intervención, Gil Fernández significó que el perfeccionamiento del sector no estatal constituye uno de los aspectos principales de la Estrategia. Alegó que este ha sido un sector muy golpeado por el recrudecimiento del bloqueo y la pandemia de la covid-19.

En relación con las micro, pequeña y mediana empresas, expresó que se ha avanzado en su marco jurídico e institucional, bajo el criterio de que no sea una opción exclusiva para personas que tengan solvencia de recursos financieros.

Otro de los aspectos esbozados por el titular del MEP fue el ordenamiento monetario. Aseveró que los propósitos anteriores se facilitarán con la unificación monetaria y cambiaria, ya que, en estos momentos, las formas de gestión trabajan en entornos monetarios desiguales, con gran distorsión de precios relativos y mecanismos diferentes de acceso a los recursos.

En ese sentido, enumeró los cuatro aspectos principales que conlleva el ordenamiento monetario: la unificación monetaria y cambiaria, la eliminación de subsidios excesivos y gratuidades in-debidas, y la transformación de los ingresos. Acerca de este asunto, en la sesión previa brindó amplia información a los diputados Marino Murillo Jorge, jefe de la Comisión Permanente de Implementación de los Lineamientos del Partido.

El titular del MEP reconoció que son “transformaciones pro-fundas que debemos concretar con innovación, y en donde juega un papel determinante el ingenio que habita en nuestras universidades y centros científicos, que han estado acompañándonos en los análisis y en la elaboración de todas las propuestas”.

Retos para el Estado y la responsabilidad individual

Todo dependerá de nosotros mismos.

En Cuba se han utilizado los avances de la ciencia para salvar a más del 80 por ciento de los enfermos de la covid-19 y no han colapsado los hospitales, como en otras naciones, aseguró el ministro de Salud Pública, José Ángel Portal Miranda.

En la nueva normalidad será necesario estar más unidos, ser más disciplinados y solidarios, expresó el ministro de Salud Pública, José Ángel Portal Miranda, al intervenir en el Parlamento para informar a los diputados sobre la situación epidemiológica del país y la labor de las instituciones científicas y sanitarias en el enfrentamiento a la pandemia del nuevo coronavirus.

Tras realizar un recuento de los inicios de esta crisis sanitaria mundial y sus graves consecuencias, el titular se refirió a la manera en que Cuba diseñó las acciones para encarar tal situación mucho antes de que fueran detectados los primeros casos en el territorio nacional. Explicó que ese plan nacional –el cual se ha ido perfeccionando–, así como las capacidades en infraestructura, organización y capital humano, las fortalezas del sistema de Salud y la disciplina de la población, han contribuido a los resultados favorables del país en la prevención y control de la covid-19.

La vigilancia activa en todos los estadios epidemiológicos ha sido un elemento esencial en dicho plan, reconoció el ministro, y añadió otros como la articulación de acciones intersectoriales, transdisciplinarias y preventivas; la inmediatez en los análisis y la toma de decisiones; el tratamiento individualizado de los pacientes; así como el seguimiento a los convalecientes.

La manera en que se ha trabajado, incluso en medio del nuevo brote de la covid-19 ocurrido en julio, ha permitido que no colapse el sistema sanitario cubano –destacó el ministro–, y agregó que a nivel internacional, cerca del 40 por ciento de los pacientes que llegan a las unidades de cuidados intensivos a causa de esta nueva enfermedad fallecen, en tanto en Cuba se ha logrado salvar a más del 80 por ciento.

No obstante, admitió, existen insatisfacciones en el trabajo que han provocado que algunos territorios no actúen de manera inmediata y eficaz ante determinada situación epidemiológica, lo cual ha generado complejos escenarios de transmisión de la enfermedad.

Al referirse a los aspectos que distinguen el protocolo cubano de actuación, resaltó el hecho de que las acciones de este se inician y terminan en la comunidad, mediante la vigilancia y otras medidas profilácticas, de recuperación y de rehabilitación de salud. De ahí el papel imprescindible que tienen en esta batalla los médicos y enfermeros de la familia; profesionales y técnicos a nivel comunitario; los estudiantes de las carreras de Ciencias Médicas, entre otros especialistas.

La importante contribución de la ciencia cubana en los resulta-dos que exhibe el país fue destacada por el titular de Salud Pública, quien mencionó las más de 700 investigaciones en marcha y los siete ensayos clínicos que están en ejecución. Ejemplificó que el empleo del anticuerpo monoclonal Itolizumab y el péptido Jusvinza, unidos al uso del plasma de personas convalecientes, permite hablar de un índice de supervivencia mayor del 90 por ciento de los pacientes graves y críticos tratados en el país que han utilizado estas terapias, por ser tributarios de ellas.

Igualmente resaltó el aporte de las 52 brigadas del Contingente Henry Reeve que han colaborado en el combate a la pandemia en 39 países, las cuales se han sumado a los 28 000 profesionales que ya laboraban en 58 naciones. “Nada impedirá, subrayó, que Cuba continúe su labor solidaria; ni el injusto bloqueo, ni los constantes intentos del Gobierno de Estados Unidos para desacreditar y obstaculizar la cooperación médica cubana, a la cual ataca mediante una campaña difamatoria que no podrá desvirtuar la noble labor de nuestro personal de la salud en el mundo”.

Muchos retos tiene el país, y en particular el sistema de salud, en el enfrentamiento a la covid-19, admitió el doctor Portal Miranda, y agregó que cada uno de ellos será superado no solo desde la voluntad del Estado, sino desde la responsabilidad individual en el cumplimiento de las medidas sanitarias y la asunción de un nuevo código de vida.

En el recuerdo quienes antes fueron

La Asamblea Nacional no olvidará a tres de sus parlamentarios, que ya no están. Queda su contribución a la labor del Parlamento y la vida del país. Así lo resaltó su presidente Esteban Lazo cuando evocó al doctor Eusebio Leal Spengler, quien fuera el Historiador de la Ciudad, recordado como un diputado excepcional que en los debates aportó intervenciones esclarecedoras y profundas.

También a Antonio Alberto Pérez (Tony), de Remedios, cuyo quehacer como diputado fue inseparable de la aplicación consecuente que hizo de la política cultural de la Revolución, dada su condición de crítico de arte y promotor cultural. Al momento de su deceso era presidente de la Uneac, en Villa Clara.

Asimismo, se recordó a Yamilka Acosta Álvarez, de Mayabeque, con un trabajo valioso de años en el Poder Popular en el municipio de Bejucal.

 

El honor de servir a la Patria en tiempos retadores

Todo dependerá de nosotros mismos.Un día antes de la sesión ordinaria del Parlamento tomaron posesión de su cargo 20 nuevos diputados recién electos en sus municipios. Tras firmar el acta de compromiso y asumir su escaño, el presidente Miguel Díaz-Canel afirmó que es un honor servir a la Patria en momentos tan complejos y tan retadores. Ellos son:

Martha Elena Feitó Cabrera, ministra de Trabajo y Seguridad Social, por el municipio de Los Palacios, Pinar del Río.

Rubén Ramos Moreno, gobernador provincial, por el municipio de Pinar del Río, en la provincia del mismo nombre.

Osmany Azcuy Herrera, director de Servicios Comunales en la provincia de Pinar del Río, por el municipio cabecera de ese territorio.

Ricardo Concepción Rodríguez, gobernador provincial, por el municipio de San Cristóbal, Artemisa.

Marta Sabina Wilson González, ministra presidenta del Banco Central de Cuba, por el municipio de Candelaria, Artemisa.

Aylín Álvarez García, segunda secretaria del Comité Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas, por el municipio de Caimito, Artemisa.

Liván Izquierdo Alonso, primer secretario del Comité Provincial del Partido en Matanzas, por el municipio de Jagüey Grande, en esa provincia.

Mario Felipe Sabines Lorenzo, gobernador provincial, por el municipio de Colón, Matanzas.

Diosvany Acosta Abrahante, primer secretario del Comité Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas, por el municipio de Sagua la Grande, Villa Clara.

Juan Carlos García Granda, ministro de Turismo, por el municipio de Cienfuegos, en la provincia de igual nombre.

Alexandre Corona Quintero, gobernador provincial, por el municipio de Abreu, Cienfuegos.

Carlos Luis Garrido Pérez, primer secretario del Comité Provincial del Partido en Ciego de Ávila, por el municipio cabecera de esa provincia.

Tomás Alexis Martín Venegas, gobernador provincial, por el municipio de Ciego de Ávila, en la provincia de igual nombre.

Eloy Álvarez Martínez, ministro de Industrias, por el municipio de Nuevitas, Camagüey.

Nicolás Liván Arronte Cruz, ministro de Energía y Minas, por el municipio de Florida, Camagüey.

Yoseily Góngora López, gobernadora provincial, por el municipio de Jimaguayú, Camagüey.

Jaime Ernesto Chiang Vega, gobernador provincial, por el municipio de Majibacoa, Las Tunas.

Ernesto Santiesteban Velázquez, primer secretario del Comité Provincial del Partido en Holguín, por el municipio cabecera de esa provincia.

Marisol Sánchez Alonso, presidenta del Consejo Popular Las Delicias, por el municipio de Jiguaní, Granma.

Francisco Alexis Escribano Cruz, gobernador provincial, por el municipio de Cauto Cristo, Granma.

 

Virtuosamente real

Todo dependerá de nosotros mismos.La creatividad, que parece estar entre las mejores enseñanzas de los tiempos de covid-19, se ha impuesto para hacer todo diferente, reto asumido también por los diputados, quienes se reunieron por primera vez en la historia de la Asamblea Nacional con una parte de sus miembros actuando a distancia, como destacó el presidente de la República, Miguel Díaz-Canel.

Así fue para alrededor de 200 legisladores que en cada provincia y el municipio especial Isla de la Juventud tuvieron su sala de debate, con la tecnología disponible para intercambiar y no perderse ni un detalle de lo que estaba sucediendo en el Palacio de Convenciones de La Habana, que a su vez garantizó interactuar con ellos desde la sesión plenaria en la capital del país.

El asunto geográfico no interfirió el curso de los intercambios. Tanto fue así que el gigante del deporte pinareño, cubano y del mundo, Mijaín López, se plantó frente al micrófono en Camagüey, donde ubicaron a su equipo para el entrenamiento, en franco puñetazo a la covid-19. Con su proverbial sencillez, agradeció lo que el país sigue haciendo por todos los atletas de la nación, con la vista fija en la arena internacional.

Transporte a su hora, medidas estrictas de control sanitario en cada territorio y comunicaciones listas para facilitar el acercamiento virtual, dieron la medida de cómo las dificultades provocadas por una pandemia no detuvieron la participación de los diputados en una sesión realizada a golpe de voluntad. Lo definió ejemplarmente Díaz-Canel cuando dijo que la covid-19 nos obligó a superarnos en todos los órdenes. Era rendirnos o saltar por encima de nuestras fuerzas. Y saltamos.

 

http://bohemia.cu/nacionales/2020/10/gracias-cuba-siempre-sera-un-honor-estar-a-tu-servicio-patria-amada/


Liset García Rodríguez

 
Liset García Rodríguez