5
Publicado el 13 Febrero, 2021 por Delia Reyes Garcia en En Cuba
 
 

EMPRESA ESTATAL, afinando los motores (Parte II)

Sobre la reestructuración, rigidez de la planificación y normativas pendientes, también dialogan los invitados a la Mesa Redonda
Compartir

EMPRESA ESTATAL, afinando los motores.

Por DELIA REYES GARCÍA

Fotos: JORGE LUIS SÁNCHEZ RIVERA

De los zigzagueos con las empresas no hay quien le haga un cuento a Ileana Díaz Fernández, investigadora del Centro de Estudio de la Economía Cubana (CEEC). “Llevo 40 años trabajando el tema y siempre he defendido a los empresarios, porque suele culpárseles por los pobres resultados económicos, cuando en realidad no han tenido el poder para tomar decisiones.

“Con las manos atadas es muy difícil hacerlo. El país ha tenido históricamente, y lo mantiene, un esquema muy centralizado de toma de decisiones, basado en el control, en particular, administrativo”, afirma la doctora en Ciencias Económicas.

“La Resolución 115 (R-115), Bases para el perfeccionamiento del Sistema de Asignación de Liquidez del Plan de la Economía Nacional, emitida por el Ministerio de Economía y Planificación (MEP), es quizás una primera luz en el camino. El fortalecimiento de la empresa estatal no significa que ella tenga que estar en todo, ni para todo. La Constitución de la República lo dice claro, la propiedad es estatal, pero la forma de gestión puede ser cualquiera de las reconocidas en la Ley Suprema. Por tanto, habría que precisar realmente dónde hace falta una empresa estatal fuerte, que sea un motor en la economía.

EMPRESA ESTATAL, afinando los motores.

La doctora en Ciencias Económicas, Ileana Díaz Fernández, estima que aún son necesarios otros cambios de fondo para alcanzar la autonomía empresarial.

“Desde que comenzó la actualización del modelo cubano, se ha emitido un sinnúmero de normativas para darle autonomía a las empresas, incluso mucho antes se hicieron intentos con el Sistema de Dirección y Planificación de la Economía en los años 70 y luego en los 90 cuando se introdujo el esquema de financiamiento cerrado para algunas de estas, pero hasta ahora no se ha logrado materializar esa aspiración”.

La experta manifiesta recelos con las nuevas figuras que introducen las últimas medidas: (UEB que pasan a ser empresas, empresas filiales, OSDE subordinada a otra OSDE), y las que están recogidas dentro de la estrategia económico-social (micro, pequeñas y medianas empresas, que pueden ser privadas, estatales o mixtas). A su juicio, pueden enredar más las cosas.

“Mi temor es que ahora demos el bandazo contrario, querer resolver el tema de la reestructuración del sistema empresarial eliminando las OSDE, porque son muchas, que si son muy grandes y verticales, cuando eso se sabía. La reestructuración de una organización es ciencia constituida y existe cualquier cantidad de información. No es sentarse y decir: este se subordina a aquel, o viceversa. Como generalidad es lo que se ha hecho. Pero eso no es reestructurar”, alerta la investigadora.

De un plan rígido a…

Uno de los aspectos más significativos que le encuentra Díaz Fernández a la R-115 es que “pueda ayudar a eliminar la rigidez del plan, porque no es financiero, sino de asignación de recursos. Por tanto, es un método administrativo: le doy a uno y le quito al otro.

EMPRESA ESTATAL, afinando los motores.

Urge sacudir las rigideces al plan, en un contexto de incertidumbre ante la Covid-19.

“La normativa trata de resolver esa situación, pero algo le crea una barrera y es el monopolio del comercio exterior. Es conveniente recordar que eso no está en la Constitución de la República, se quitó en la de 1992, y no se incluyó en la de 2019”.

Por su parte, Jorge Ernesto Jaén Duany, jefe del Departamento de Divisas del MEP, valora que las medidas aprobadas para el perfeccionamiento de la empresa estatal socialista tienen su expresión en el plan. “En el ministerio hemos debatido mucho sobre el papel, las funciones y características del plan de la economía y coincidimos en que no puede seguir siendo un instrumento de asignación administrativa.

“Esto es más evidente en la planificación a corto plazo, no sucede igual con los planes a mediano y largo plazo, como puede ser el Plan Nacional de Desarrollo. Pero también en el primero de los casos, que no sea tan rígido ni administrativo y pueda hacer uso de herramientas más financieras, para servir de guía al sistema empresarial.

EMPRESA ESTATAL, afinando los motores.

Mayores facultades deben ir acompañadas de responsabilidades superiores en la gestión empresarial.

“Un primer paso fue la selección el pasado año de 28 empresas a las que se le emitió el plan de forma diferente al de las OSDE. Con esto se exploró la posibilidad de hacerlo de otra manera, que no fuera administrativo. ¿Por qué hay que emitir un plan de asignación de recursos al universo empresarial? Tal vez podamos crear un híbrido, donde confluya uno más financiero para las empresas y otro más administrativo para aquellas entidades que garanticen prioridades de la economía. Son variantes que se están explorando”.

Jaen Duany agrega que dentro del plan de 2020 se redujeron los indicadores del encargo estatal, y se eliminaron otros financieros como utilidades y pérdidas. Adelanta que estudian la posibilidad de hacer un plan de licitación pública, es decir, donde el Estado garantice aquellos productos, bienes y servicios que tengan carácter estatal, dígase la canasta básica, las producciones para los servicios sociales y que el resto tenga un ambiente más descentralizado.

“También se revisa por qué emitir un plan rígido al inicio del año y para variarlo tenga que hacerse un engorroso proceso de modificación. La idea es emitir rangos, en los que se puedan mover las empresas. Que nadie crea que el plan de la economía es un papel inerte, los que participamos en este proceso estamos pensando en cómo podemos progresar y hacerlo más descentralizado y más financiero”, asegura el directivo del MEP.

Cambian las reglas
EMPRESA ESTATAL, afinando los motores.

Para quienes se reincorporen al empleo, cambiará la regla de cálculo en el incremento de la cuantía de la pensión.

La abogada Haydée Franco Leal, subdirectora de la dirección Jurídica del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, corrobora: “todavía están en proceso de aprobación las propuestas de regulación que garanticen la implantación de las medidas como tales”.

Dentro de las 15 medidas aprobadas para continuar avanzando en el perfeccionamiento de la empresa estatal socialista, está la reincorporación del jubilado al mismo puesto de trabajo donde se retiró y la facultad de aprobación la tienen los jefes de entidades nacionales, empresas y órganos locales del Poder Popular, previa evaluación en el consejo de dirección de cada una de esas instancias, esclarece. Antes, eran autorizados por los consejos de las administraciones municipales.

En este sentido, precisa Franco Leal, se realizará una modificación al procedimiento establecido en la Ley de la Seguridad Social, que consiste en cambiar la regla de cálculo para el incremento de la cuantía de la pensión del jubilado reincorporado al trabajo.

En el nuevo escenario de ordenamiento monetario y cambiario, el cálculo de las pensiones está considerado, al igual que los salarios, sobre el valor de la canasta referencial de bienes y servicios. Y en materia de Seguridad Social, la jubilación se sustenta en el principio de comprensibilidad, es decir, la cuantía de las pensiones se corresponde con los salarios devengados y el tiempo de servicio prestado.

EMPRESA ESTATAL, afinando los motores.

La planificación está abocada a ser cada vez más financiera y menos administrativa.

http://bohemia.cu/en-cuba/2021/02/empresa-estatal-nada-esta-escrito-en-piedra-parte-i/

 

Compartir

Delia Reyes Garcia

 
Delia Reyes Garcia