0
Publicado el 21 Enero, 2016 por Victor Manuel González en Extraño
 
 

Chinito de goma

El abuelo lo dejó solo por un momento para resolver algo en la calle y el chico subió a una ventana y saltó desde el piso 18, ¡sin paracaídas!
Dibujo humorístico de un chinito con forma de pelota, que rebota

(Ilustración de ROBERTO FIGUEREDO)

Por VÍCTOR MANUEL GONZÁLEZ

La noticia la trajo el cable desde Beijing. Lo que pudo ser tragedia devino alegría. El niño de seis añitos que saltó -sin paracaídas- del piso 18 de un edificio, ya está fuera de peligro y listo para seguir… correteando, después de dos semanas de observación.

Quien sí casi se muere del susto fue el abuelo, que lo dejó solo para resolver algo fuera de la casa,y cuando regresaba una hora más tarde se lo encontró en la calle.

Dicen que el chinito nació de pie, y así mismo vino a dar sobre las flores y arbustos alrededor del edificio, que amortiguaron la espectacular caída.

El diario local Chongqing Commercial Daily dijo -en inglés, no en chino- que tras los primeros tres días de cuidados médicos, el chinito de goma pidió un teléfono móvil, para jugar. Menos mal, ojalá no le dé por seguir practicando deportes extremos.


Victor Manuel González

 
Victor Manuel González