2
Publicado el 19 Febrero, 2016 por Victor Manuel González en Extraño
 
 

Enterró el “arma homicida”

Sí , porque cuatro días antes, al salir pasado de alcohol de un baile de carnaval, el enterrador le había pasado por encima a tres personas que ya no podrán hacer jamás ni ese ni ningún otro cuento.
(Ilustración de ROBERTO FIGUEREDO BELLO)

(Ilustración de ROBERTO FIGUEREDO BELLO)

A cargo de Víctor M. González

El cable trae desde las tierras del tango y el mate la extraña noticia de que un hombre cavó un pozo a toda prisa en su jardín y sepultó allí el automóvil, a dos metros bajo tierra.

Es cierto que estaba un poco abollado, pero el vehículo aun no era cadáver. El propósito fue hacer desaparecer de la vista judicial el arma homicida.

Sí , porque  cuatro días antes, al salir pasado de alcohol de un baile de carnaval, el enterrador le había  pasado por encima a tres personas que ya no podrán hacer jamás ni ese ni ningún otro cuento.

Pero como dice la costumbre: siempre hay un ojo que te ve, y lo que llegó a la policía local de Ranchillos fue suficiente para allanar la propiedad del sospechoso y  cavar la tierra recién removida hasta  hallar el auto atropellador, desguazado.

El homicida anda prófugo según las autoridades de la provincia argentina de Tucumán, que tampoco han revelado su identidad.

El auto desenterrado

(Foto: latribuna.hn)


Victor Manuel González

 
Victor Manuel González