2
Publicado el 8 Marzo, 2016 por Victor Manuel González en Extraño
 
 

Conejitos hospitalarios

Compartir
(Ilustración de ROBERTO FIGUEREDO)

(Ilustración de ROBERTO FIGUEREDO BELLO)

A cargo de Víctor M. González Albear

 

Hace poco comentamos aquí acerca de un cayito poblado por apetitosos cerditos nadadores. Pues ahora nos enteramos, también por internet, de otro pequeño islote donde campean por su respeto unos hospitalarios conejitos.  Su nombre cartográfico es Ōkunoshima y está ubicado entre Honshu y Shikoku, las  principales islas de Japón.

Se dice que durante la  Segunda Guerra Mundial fue un enclave militar secreto con instalaciones de gas venenoso y que los animalitos servirían para comprobar los efectos tóxicos, algo horrible; pero hay otras versiones menos truculentas y hasta inocentes, como que los pies de cría originales fueron llevados hasta allí por unos niños.

Lo cierto es que ahora los conejos son los únicos habitantes de aquel pedacito del mundo y reciben con simpatía a los turistas encantados de fotografiarse rodeados de su pelambre. Al parecer el prominente par de incisivos de los anfitriones cunícolas se interpreta como una permanente sonrisita de bienvenida.

También se les atribuye ser muy laboriosos, porque se pasan la vida entregados gozosamente a lo que mejor saben producir: más conejitos.

Compartir

Victor Manuel González

 
Victor Manuel González