0
Publicado el 15 Julio, 2016 por Victor Manuel González en Extraño
 
 

Cazadores cazados

El audaz caco, que no se dejó impresionar por tratarse de un vehículo policial, rompió la ventana trasera y cargó con una caja en la que había armas

(RFB)

(RFB)

A cargo de Víctor Manuel González Albear

Ilustración: Roberto Figueredo Bello

Todos los días, lamentablemente, ocurren muchísimos robos, pero algunos pueden dejar boquiabierto a cualquiera, y este es el caso.

La noticia fue publicada en ‘The Washington Post’ a principios de esta semana y se reportaba que un desconocido sustrajo una bolsa con armas de fuego, nada más y nada menos que de un coche del FBI.

El audaz caco, que no se dejó impresionar por tratarse  de un vehículo policial, en este caso un Ford Expedition que estaba aparcado en una calle en el noreste de Washington,  rompió la ventana trasera y cargó con una caja en la que había armas, para más detalles, de los fabricantes Glock y Colt.

Y como si se lo hubiese tragado la tierra, hasta ahora.

Nada, como dicen algunos: los cazadores, cazados

Las especulaciones abundan, como siempre. Aunque no es difícil imaginarse la cara que habrá puesto el jefe del agente irresponsable. Tampoco faltan quienes consideran el hecho apenas como hurto al descuido. Y por supuesto las teorías conspirativas dejan caer que es demasiado casual, o sospechoso, ese  robo de armas prácticamente abandonadas en la calle.

Lo que sea sonará, o tal vez no, y todo se quede así, sin que nos enteremos del final de la película, si es que no se acabó ahí mismo.


Victor Manuel González

 
Victor Manuel González