2
Publicado el 1 Julio, 2016 por Victor Manuel González en Extraño
 
 

¿Será verdad que nunca es tarde?

(RFB)

(RFB)

A cargo de Víctor Manuel González Albear

Ilustración: Roberto Figueredo Bello

La noticia, realmente extraña, la dio a conocer la revista italiana Napoli, y enseguida se hizo viral en las redes, con fotografías y detalles, para estupefacción de los más incrédulos: una anciana de 101 años parió un bebé, varón y saludable.

De todas maneras el cuento tiene muchas sombras y sigue siendo difícil de digerir.

Lo que se sabe: la señora Anatolia Vertadella, residente en algún lugar  de Italia y madre anterior de 16 hijos -no se sabe de qué edades ni dato alguno sobre ellos-, dijo que a sus 48 años -hace más de medio siglo- había sido diagnosticada de cáncer en los ovarios. Al parecer, según ella misma, logró recuperarse, pero quedó con la idea obsesiva de que Dios la había castigado y que solo podría lograr su perdón si daba a luz a otro hijo.

La mujer quedó viuda en 1998, a sus 83 añitos, pero seguía con su propósito de volver a ser mamá. Entonces, dijo ella a la prensa, comenzó a intentar un trasplante de ovarios.

Debido a que la insólita petición fue rechazada por varios médicos de su país y las regulaciones legales europeas acerca del tema,  la señora habría acudido finalmente a una clínica privada en Turquía, y con la cirugía al fin practicada y el aporte de un donante anónimo de semen, se hizo el milagro.

Interrogada sobre otros pormenores del acto quirúrgico y el nombre de la clínica milagrosa, la añeja mamá, con lágrimas en los ojos y la voz sesgada por el tiempo, ha respondido: “soy muy agradecida a todo el equipo de médicos que me han operado, me siento maravillosa después de dar a luz a mi hijo numero 17, este niño es la prueba de que Dios es poderoso”.

Y colorín colorado, este cuento se ha terminado. Créalo, o no lo crea. Y como siempre dice un popular comunidador cubano: “saque usted sus propias conclusiones”.

La anciana con el bebé.

(www.youtube.com)

 

 


Victor Manuel González

 
Victor Manuel González