0
Publicado el 23 Marzo, 2017 por Redacción Digital en Extraño
 
 

Incidente chancletero de altura

'Le golpeé 25 veces con mi sandalia ¿Qué esperas, que aguante sus abusos callado? ¿Qué debería haber hecho? él me maltrató primero', dijo Gaikwad a la agencia AIN tras el incidente confirmando lo que la compañía Air India acababa de denunciar públicamente ante la Policía de Delhi
aVIÓN aIR iNDIA.

(Foto: AUGIRONA)

De que hay quienes se quitan la chancleta y forman escándalo dondequiera es prueba el penoso incidente que reporta este jueves un cable de la agencia española fechado en Nueva Delhi, capital de la India. Nada menos que un señor diputado la ha emprendido a chancletazos, contra un empleado que no lo complació en cuanto al asiento solicitado.  Pero veamos con sus detalles el “dime que te direte” tras la intervención de la policía en el asunto

Resulta que el diputado indio Ravindra Gaikwad, del partido hinduista de extrema derecha Shiv Sena, golpeó hoy ’25 veces’ con una sandalia a un empleado de la aerolínea estatal Air India, al que trató de tirar fuera de un avión tras aterrizar en Nueva Delhi, ofuscado por no tener un asiento en clase ejecutiva.

‘Le golpeé 25 veces con mi sandalia ¿Qué esperas, que aguante sus abusos callado? ¿Qué debería haber hecho? él me maltrató primero’, dijo Gaikwad a la agencia AIN tras el incidente confirmando lo que la compañía Air India acababa de denunciar públicamente ante la Policía de Delhi.

En un comunicado enviado por Air India a Efe, la compañía estatal narró que Gaikwad viajó hoy en un vuelo desde la ciudad noroccidental de Pune a Nueva Delhi, pero a su llegada el diputado se negó a bajar del aparato ‘durante casi una hora’ indignado por haber tenido que realizar el trayecto en clase turista.

De poco sirvió que desde ayer el encargado del Air India en Pune hubiera venido advirtiendo al secretario del parlamentario de que el vuelo que había escogido para viajar a la capital india era ‘todo de clase económica’ y no podía darle uno en clase ejecutiva como había solicitado.

‘Puesto que el parlamentario quería viajar en este vuelo, se le otorgó un asiento en la misma primera fila ya que no hay clase ‘business’ en este vuelo’, detalló la compañía en la nota.

Pero a Gaikwad, que posee una tarjeta ‘abierta’ para viajar en primera clase, no le convenció la respuesta y decidió protestar negándose a abandonar su asiento pese a los continuos avisos de la tripulación de que 115 pasajeros estaban esperando para embarcar hacia Goa (suroeste).

‘Cuando los empleados estaban realizando peticiones al miembro del Parlamento, se puso agresivo y comenzó a golpear a un empleado de Air India con unas zapatillas. El señor Gaikwad también trató de tirarle fuera del avión y fue frenado por otro empleado’, afirmó la aerolínea.

En su narración de los hechos, Gaikwad afirmó que el empleado no le había tratado bien y, además, no le había suministrado el asiento deseado en clase ejecutiva.

‘Le dije usted es una persona mayor y le pedí que se sentase y que controlase su presión sanguínea. Le dije que soy un miembro del Parlamento, que no elevase su voz’, relató Gaikwad sobre el incidente.

Pero al hinduista no le gustó la respuesta del trabajador, que osó replicar preguntando: ‘¿qué parlamentario?’ y amenazó sarcástico con hablar con el primer ministro indio, Narendra Modi.

‘Así que le golpeé’, concluyó el político, al recordar que él es miembro del Shiv Sena y Modi del BJP.

Air India ha presentado dos denuncias ante la Policía de Delhi, una por atacar a un trabajador de su plantilla y otra por ‘retrasar’ el vuelo a Goa en 40 minutos, y ya ha anunciado que incluirá al diputado en una lista negra de pasajeros ‘rebeldes’ que no aceptará en sus vuelos.

El miembro de la tripulación de Air India maltratado, Sukumar, afirmó por su parte que el parlamentario le rompió las gafas, usó palabrotas y le humilló delante de toda la tripulación.

‘Dios salve a nuestro país si esta es la cultura y comportamiento de nuestros parlamentarios’, dijo en palabras recogidas por medios locales.

En fin, todo un brete de altura, y lo de la altura, claro, es por la elevación de la nave en el vuelo que fue escenario de la bronca chancletera, y no por la conducta del diputado derechista, que se retrató a sí mismo en un nivel ético de subsuelo. (Con información de EFE)


Redacción Digital

 
Redacción Digital