0
Publicado el 16 Marzo, 2017 por Redacción Digital en Extraño
 
 

Madre e hijo son ahora padre e hija, y se mantiene el matrimonio(+video)

No obstante el cambió de sexo, Eric -que era Erica-no tiene intención de dejar a su marido, Les, quien apoyó plenamente la transición

(Foto: El Diario NY)

En un mundo que debe avanzar hacia una mayor madurez, civilización e inclusividad, tiene que dejar de ser raro el cambio de sexo, cada vez más naturalmente frecuente en casos con problemas de identidad de género. Sin embargo todavía para algunas personas en tal situación sigue significando un crucial desafío. Veamos lo que cuenta hoy el New York Post, acerca de la experiencia en tal sentido de una singular familia estadounidense.

Erica y Corey Maison, oriundos de Detroit (Michigan), eran madre e hijo hasta que decidieron cambiar de sexo en forma simultánea y se convirtieron en padre e hija. Ambos  resolvieron además apoyarse mutuamente para afrontar el difícil proceso de transición en el cambio de sexo.

A sus 7 años, Corey fue la primera que hizo saber sobre su orientación sexual. Cuando se lo dijo a su madre Erica Maison -hoy Eric-, ésta comenzó a vestirla como niña. A los 14 años, la ayudó en su proceso de terapia hormonal de cambio de sexo mediante inyecciones de estrógeno.

Mientras avanzaba el proceso de su hija Corey, Erica también reconoció que era transexual. Pero fue Corey,  cuando el pasado año supo que también su madre tenía problemas de identidad de género, quien dio fuerza a su progenitora para hacerle tomar conciencia y asumir su propia sexualidad.

En el 2015, luego de una intensa batalla para obtener cobertura médica para su tratamiento de cambio de sexo, Erica sorprendió a su hija con la primera dosis de hormonas. Esta filmó la reacción de Corey tras recibir el “regalo”.

(Foto: El Diario NY)

Todo el proceso de transición de la joven quinceañera fue contado por ella, progresivamente, en Instagram. ‘Quería que mis padres estuvieran orgullosos de quien soy -dijo Corey- pero temía que no me aceptaran’.

Eric por su parte -que era Erica-, confirmó haberse sentido alentado por la determinación de la hija, aunque tuvo que luchar con varias emociones antes de cambiar de sexo. ‘La primera sensación fue de alivio, luego el terror, miedo por el futuro, por mi familia y por lo que sería mi vida’, explicó.

Otro aspecto importante en el caso es que, no obstante el cambió de sexo, Eric no tiene intención de dejar a su marido, Les, quien apoyó plenamente la transición. ‘Me enamoré de una persona -dijo él- una bella mujer por dentro y por fuera’.

La madre aseguró que el apoyo de toda la familia, incluso del esposo y padre, “fue fundamental” en el proceso y que el cambio “afectó positivamente” su matrimonio. “Nuestra relación es más fuerte de que lo que jamás haya sido en 10 años de matrimonio”, indicó.

De manera que la curiosa historia parece tener un final feliz, al menos en el ámbito familiar, y sin duda esa buena disposición de los tres para asimilar y seguir juntos adelante en la nueva situación les ayudará mucho a enfrentar y vencer incomprensiones externas, hasta que cada vez sean menos, y lleguen a desaparecer. (Con información de ANSA y eldiariony.com).


Redacción Digital

 
Redacción Digital