0
Publicado el 28 Abril, 2017 por Redacción Digital en Extraño
 
 

Una mexicana de 116 años pierde la pensión por ser demasiado mayor

María Félix apenas tiene 116 años, una edad que excede los

actualidad.rt.com

Nacida a comienzos del siglo pasado, María Félix tiene la edad suficiente para recordar la Revolución Mexicana, pero es demasiado mayor para obtener una tarjeta bancaria y cobrar su pensión mensual de 1.200 pesos (aproximadamente 63 dólares). Félix cumplirá 117 años en julio, según su certificado de nacimiento, mismo que las autoridades locales reconocen como auténtico. Eso la pondría en las filas de las personas vivas más longevas del mundo.

Félix pasó tres meses sin recibir la pensión que le corresponde según el programa Apoyo para Adultos Mayores, después de que un empleado de Citibanamex en la ciudad de Guadalajara argumentara que no podía tener acceso a dicho plástico “por ser demasiado mayor”, dijo a la agencia Reuters Miguel Castro, secretario de Desarrollo del estado de Jalisco.

“Me dijeron que el límite era de 110 años”, comentó Félix con una sonrisa en el patio lleno de plantas de su pequeña casa en Guadalajara.

Félix, que vende caramelos en un puesto afuera de su casa, aseguró que estaba encantada cuando el secretario Castro se enteró de su caso, y le entregó un cheque y una disculpa en persona. “Tarde o temprano, Dios provee”, dijo Félix, agitando una mano.

En una declaración por correo electrónico, Citibanamex, una unidad de Citigroup Inc, dijo que la edad de Félix excedía los “límites de calibración” de su sistema y que estaba trabajando para obtener la tarjeta bancaria lo antes posible. El banco dijo que estaba ajustando sus sistemas para evitar que se repitiera esta situación.

Mientras tanto, el secretario Castro calificó la situación de “absurda” y dijo que su oficina seguiría expidiendo cheques a Félix hasta que se resuelva el problema con el banco.

Félix, que ha sobrevivido a seis de sus 10 hijos, también ha presenciado tiempos difíciles. Su padre fue asesinado y su madre secuestrada cuando ella era pequeña, y cuenta que sus dos hermanos desaparecieron durante la Revolución Mexicana (1910-1920). “Crecí como un animal en la calle”, expresó.

Félix dijo que no pasó mucho tiempo preocupándose por sus pagos del programa Apoyo para Adultos Mayores. “Si me dan ayuda o no, voy a seguir siendo tan feliz como he sido toda mi pobre vida”, finalizó.

(Actualidad RT)

Una mexicana de 116 años pierde la pensión por un “error bancario”


Redacción Digital

 
Redacción Digital