0
Publicado el 2 Junio, 2017 por Redacción Digital en Extraño
 
 

¿Le interesa comprar un pedazo de muro?

En México están subastando tres toneladas del muro de Berlín, con un precio de partida es de casi 50.000 dólares. ¿Le interesa?
El dueño del Museo de Historia Moderna en Ciudad de México, Luis Alonso Sordo Noriega, y su pedazote del famoso muro. (Foto: reporteroshoy.mx)

El dueño del Museo de Historia Moderna en Ciudad de México, Luis Alonso Sordo Noriega,
y su pedazote del famoso muro. (Foto: reporteroshoy.mx)

No es nada extraño enterarse de que se esté subastando hasta lo más insólito. Siempre habrá quien ofrezca cualquier cosa antigua, exótica, simbólica… porque sobran los antojos de ricachones excéntricos, coleccionistas de lo humano y lo divino, y de los no pocos que no saben qué más hacer con el dinero que les sobra y no les costó mucho esfuerzo acumular.

Pero como nunca llega a agotarse la capacidad de asombro, a veces uno hasta puede sorprenderse de que tres toneladas de muro derribado puedan estar poniéndose a la mano del mejor postor. Veamos la historia que está circulando en las redes sobre el tema, y por si algún lector estuviese interesado.

Un enorme pedazo del Muro de Berlín será subastado en México como “recuerdo de la reunificación de dos países”, con un precio de salida de entre 45.871 y 48.569 dólares.

Según el sitio ‘Sin Embargo’, el dueño del Museo de Historia Moderna en Ciudad de México, Luis Alonso Sordo Noriega, se ha hecho con un fragmento del famoso muro derribado el 25 de junio de 1990. El pedazo —de 3,6 x 1,25 y 12,5 metros— zarpó el pasado 14 de julio en un barco que lo llevó de Hamburgo a la Ciudad de México.

Otra vista del pedazo de muro. (Foto: actualidad.rt.com)

Otra vista del pedazo de muro. (Foto: actualidad.rt.com)

Sordo declaró a la prensa que no le importa ni el nombre del comprador ni el destino del monolito en tanto pueda ser “respetado y admirado”.

Vivian Gorinstein, que dirige Casa Morton, el lugar donde será subastado el muro, se muestra satisfecho de poder poner esta curiosa pieza al alcance de museos o coleccionistas que deseen preservar su significado en el recuerdo de los jóvenes mexicanos.

Ak, y entre los objetos a subasta están también un casco de presurización que se asegura perteneció al astronauta de origen kazako Alexander Viktorenko, así como gramófonos, máquinas de escribir y un busto gigante de Lenin.

El asunto nos hizo pensar que tal vez en una futura subasta alguien esté ofreciendo algún trozote del muro prometido por Trump y, por cierto, bastante adelantado por sus antecesores. ¿Quién da más?

(Con información de reporteroshoy.mx y actualidad.rt.com))

Guardar


Redacción Digital

 
Redacción Digital