4
Publicado el 5 Julio, 2017 por Redacción Digital en Extraño
 
 

Niño estadounidense esclavizado aún con destino incierto(+fotos y video)

El misterio del niño estadounidense esclavizado en un barrio popular de la capital mexicana, rescatado hace una semana por las autoridades, aún no termina de conocerse en todos sus detalles, pero poco a poco se desenreda la madeja sobre el caso
El pequeño Anthony con el rostro enmascarado, difundida por Twitter CNN

El pequeño Anthony con el rostro enmascarado, difundida por Twitter CNN.

Vivir para ver, y hay cosas de las que uno duda de si quiserea enterarse, o mejor, que no debieron ocurrir por motivo alguno. Y es el extraño caso que viene conmocionando las redes sociales, del pequeño niño estadounidense escalavizado en México, supuestamente por parientes del padre. Una historia muy triste, y a la que aun no se le ve un final satiosfactorio.

Veamos lo que sobre el doloroso asunto nos cuenta ANSA, desde Ciudad México, y el Diario de Yucatán.

El misterio del niño estadounidense esclavizado en un barrio popular de la capital mexicana, rescatado hace una semana por las autoridades, aún no termina de conocerse en todos sus detalles, pero poco a poco se desenreda la madeja sobre el caso.

Los pies encadenados del niño

(Foto Twuitter La Opinión)

El pequeño de apenas 5 años se hallaba encadenado porque presuntamente ‘se portaba mal’ cuando la policía allanó la vivienda en que vivía, en el barrio Gabriel Hernández, al oriente de la capital.

Lo que los agentes encontraron al ingresar a la casa, fue impactante: el ‘pequeño Anthony’, como le llama la prensa, estaba desnudo, atado con cinta plástica en el cuello y encadenado de los pies a una banca.

Presentaba golpes en la cabeza y quemaduras de cigarro en la espalda, además de un avanzado grado de desnutrición, mientras se investiga si también fue objeto de abuso sexual.

El menor había sido inscrito ‘como oyente’ en noviembre pasado en un kinder cercano a la vivienda en el barrio de la municipalidad Gustavo A. Madero, oriente de la capital, donde vivía, después de que fue traído por su padre, un indocumentado mexicano en Estados Unidos.

La madre de Anthony.

La madre. (Foto: Twitter captalmexicano

El niño Anthony, nacido en San Diego, California, quedó a la deriva después de que el padre se separó de su madre, una estadounidense anglosajona originaria de esa misma ciudad, quien dijo que se había divorciado de su marido para no dañar al menor.

‘Encargado’ por el padre a su hermana, Olivia Castro y su cuñado Juan Carlos Loeza, quienes dijeron ser los tíos del pequeño, pero no acreditaron el parentesco, fueron detenidos por los presuntos delitos de maltrato y abuso infantil.

Algunas imágenes difundidas por las redes sociales revelan algunas heridas debido a los golpes frecuentes que recibía de quienes estaban a cargo de su custodia.

El procurador de Justicia de la capital, Edmundo Garrido, señaló que los supuestos tíos, que se encuentran detenidos y podrían enfrentar una condena de hasta 60 años de prisión, se negaron a formular declaraciones oficiales.

El niño todavía no ha sido reclamado por su madre, quien sin embargo ha formulado algunas declaraciones a medios informativos, por lo que corre el riesgo de ser enviado a un orfanato.

‘Necesitamos saber qué es lo que sucedió, cómo llegó a México este niño, si tuvo asistencia consular’, afirmó Garrido.

El padre del niño esclavizado.

El padre. (Foto: Televisa)

El funcionario dijo que el padre tenía familia en el estado sureño de Guerrero, pero ésta no quiso hacerse cargo del infante, aunque se ignora si sabía que era objeto de ultrajes y no hizo nada para rescatarlo.

Por ahora, Anthony se encuentra en un ‘centro transitorio’ para niños desprotegidos mientras se decide su destino.

El hallazgo del niño ocurrió después de una denuncia anónima de una vecina a través de una carta entregada al alcalde de Gustavo A. Madero, Víctor Hugo Lobo, donde se relata que había visto cómo era cotidianamente tratado a golpes, gritos y humillaciones por quienes eran sus supuestos tíos.

El caso de esclavitud infantil ha horrorizado a todo México, así como a organizaciones civiles que defienden los derechos de los niños.

Lobo pidió que se castigue ‘con todo el peso de la ley’ a los presuntos responsables de este hecho que calificó de ‘atroz y lamentable’ y dijo que ‘no se puede permitir en estos tiempos’ que ocurra un hecho tan ‘vergonzoso’.

Una semana después de su rescate, el niño se recupera y sonríe e incluso pide algunas golosinas y pregunta por sus tíos, señaló la fiscalía local. (ANSA).

Repatriar al niño esclavizado a EE.UU., no será sencillo

Ahora que el padre de Antony está en la palestra y busca reclamar a su vástago, la situación se vislumbra complicada para el niño, pues a decir de especialistas en temas familiares, no es tan sencillo que el menor sea devuelto con sus padres. Incluso existe el riego que el gobierno de Estados Unidos les quite la potestad.

Madre de Anthony y los pies del niño encadenados.

(Foto: Televisa)

En caso de llegar a comprobar que los padres cayeron en una omisión de cuidados o abandono del menor, el gobierno estadounidense podría darlo en adopción.

Este trabajo también lo tienen que realizar las autoridades mexicanas, se deben de aplicar los exámenes y las pruebas necesarias —en este caso a quien afirma ser el padre del niño— y comprobar que es apto para el cuidado del menor.

Este proceso no es sencillo, en promedio tarda de entre cuatro a seis meses, tiempo en el que Antony debe estar bajo el resguardo de la Procuraduría de Justicia de la Ciudad de México, que también tiene ese lapso para imputar o dejar en libertad a los tíos del niño que, según la autoridad investigadora, son los responsables del cautiverio del que fue víctima.“Es un proceso lento, no tan rápido como el papá piensa.

En todo eso participan y lo tienen bajo la lupa la Secretaría de Relaciones Exteriores, como órgano revisor; también la Secretaria de Gobernación y el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad, y al final estos son los encargados de determinar la resolución donde se determine si es procedente o no la restitución del menor.

Anthony, el pequeño que fue torturado en una vivienda en la Ciudad de México, ya rescatado pero a la espera de una solución. (Foto: yucatan.com.mx)

Anthony, el pequeño que fue torturado en una vivienda en la Ciudad de México, ya rescatado pero a la espera de una solución. (Foto: yucatan.com.mx)

“El juez, con plenitud de jurisdicción, ordena desde una plática con el menor donde pueden estar los padres, y de acuerdo a la resolución que dicten en el país de origen, entonces si hay un proceso de restitución es porque el país de origen tiene una sentencia que puede determinar la custodia final“, explicó José Antonio Navarrete Hernández, Juez 37 de lo Familiar del Tribunal Superior de Justicia local.

La situación de los padres es complicada, pues aunque la madre Dawn Sanders es estadounidense, al igual que Antony, hace cuatro años perdió la custodia y se lo dejó al padre en Acapulco, mientras que el papá, que ingresó de manera ilegal, aún espera la aprobación de su residencia.

Mientras esto sucede, trabaja ocho horas al día, los siete días de la semana en construcciones y obras esporádicas, lo que se complicaría brindarle la atención necesaria. La siguiente opción serían sus abuelos paternos radicados en Acapulco, pero hasta el momento ninguna autoridad se ha acercado con ellos. (yucatan.com.mx)

[vsw id=”UYuJmLA1MTw” source=”youtube” width=”425″ height=”344″ autoplay=”no”]

 

 


Redacción Digital

 
Redacción Digital