1
Publicado el 2 Agosto, 2017 por Redacción Digital en Extraño
 
 

Diplomática esclaviza y viola a empleada doméstica

La trabajadora etíope denunció que la obligaban a trabajar 80 horas, sin permitirle salir al mundo exterior, sin pasaporte ni visado, además, de que la violaban a diario, el marido de la diplomática, y la propia Howard participaba en esa práctica cotidiana de abuso sexual
Manos de mujer encadenadas

(actualidad.rt.com)

Todos los días se entera uno de cosas más asquerosas que extrañas, porque lamentablemente tal vez ocurran con mayor frecuencia de lo que uno se imagina, sobre todo si se tiene en cuenta la prepotencia, supremacismo y racismo presente en el pensamiento y conducta de algunos representantes imperiales. Veamos este caso que nos cuenta el portal de RT.

Un juzgado federal del estado de Virginia ha declarado a una exministra de la Embajada de EE.UU. en Yemen culpable de haber esclavizado y violado sexualmente a su empleada doméstica en Saná. La víctima de los delitos tiene nacionalidad etíope y ahora reside en EE.UU.

Todos los hechos punibles se remontan al 2008, cuando la diplomática, Linda Howard, y su marido, Russell Howard, de origen australiano, vivían en la capital yemení. La trabajadora etíope denunció que ambos la obligaban a trabajar 80 horas, rara vez le permitían salir de su vivienda, la tenían aislada el mundo exterior, le requisaron el pasaporte y no le ampliaron el visado una vez había expirado su validez.

Además, el marido de la diplomática la violaba a diario y la propia Howard participaba en esa práctica cotidiana de abuso sexual, informa ‘The Washington Post’.

En 2012 el matrimonio fue procesado por haber esclavizado a otra gobernanta, también originaria de Etiopía, pero Russell Howard murió aquel mismo año. En 2013 su esposa se retiró del servicio diplomático y se asiló en Australia, desde donde presentó recursos contra el veredicto acusatorio en primera instancia. Finalmente, llegó a un acuerdo con el tribunal.

En el segundo caso, el juzgado ordenó que la exdiplomatica indemnizara con 3 millones de dólares a la mujer africana por los daños ocasionados. Linda Howard rechazó las acusaciones, alegando que la víctima no podía exigir indemnización porque la ley de trata de personas solo entró en vigor aquel año, 2008.


Redacción Digital

 
Redacción Digital