0
Publicado el 4 Septiembre, 2017 por Redacción Digital en Extraño
 
 

Viejita pero… peligrosa

(Foto: actualidad.rt.com)

Aunnque pudiera parecer un viejo cilindro herrumbroso que yacía en paz bajo tierra hace más de 70 años, los expertos estimaron que la vieja bomba encontrada, era muy peligrosa y para hacerla realmente inofensiva había que alejar a mucha gente para ponerla a salvo en caso de que no salieran bien las cosas.

Y asì fue como expertos alemanes en explosivos desactivaron este domingo una enorme bomba de la Segunda Guerra Mundial en Fráncfort, la capital financiera del país,  pero lo hicieron solo después de que decenas de miles de personas fueron evacuadas de sus hogares, según lo informa Reuters.

De acuerdo con esa agencia, la evacuación forzosa de unas 60.000 personas fue la mayor de Alemania desde la Segunda Guerra Mundial.

El área de evacuación incluyóa dos hospitales, residencias, la Casa de la Ópera y el Banco Central de Alemania, el Bundesbank, donde se almacenan 70.000 millones de dólares en reservas de oro. La Policía mantuvo la seguridad en el edificio.

Expertos alemanes que desactivaron la vieja bomba.

(Foto: actualidad.rt.com)

El trabajo de los técnicos en bombas comenzó más tarde de lo programado, debido a que algunos residentes se negaron a abandonar el área, a pesar de que los jefes de bomberos advirtieron que una explosión incontrolada sería lo suficientemente poderosa como para destruir todo el barrio.

La Policía ha reportado que tomó a los resistentes bajo custodia para asegurar el área. O sea que fueron lo suficientemente “persuasivos” como para que la gente se alejara, hasta que la viejita dejara de ser peligrosa

Trabajadores de emergencias ayudaron a limpiar el área alrededor de la bomba, descubierta la semana pasada.

Lugar donde fue encontrada la vieja bomba en Alemania.

(Foto: actaulidad.rt.com)

Mientras tanto, los vecinos empezaron a regresar a sus casas antes del atardecer, para que la operación retorno no perturbara la vida del barrio el lunes.

Más de 2.000 toneladas de bombas vivas y municiones se descubren cada año en Alemania, más de 70 años después del final de la Segunda Guerra Mundial.

Ojalá nunca más volvieran a llover bombas sobre ninguna ciudad del mundo, pero lamentablemente sigue ocurriendo, y los truenos que se escuchan pertuban el sueño. (Con información de actualidad.rt.com)


Redacción Digital

 
Redacción Digital