0
Publicado el 17 Noviembre, 2017 por Redacción Digital en Extraño
 
 

El secreto genético de los Amish

Según Science Advances, los especialistas prueban un medicamento experimental que trata de recrear el efecto de la mutación genética de esa pequeña comunidad cristiana tradicional, que vive al margen de los avances tecnológicos
Comunidad religiosa Amish, EEUU, mutacióm genética, longevidad saludable,

(Foto: prensa-latina.cu)

Con del debido respeto para las ideas de cada cual, no es nada estimulante vivir como estar personas que dan la espalda al mundo real que los rodea y prefieren ignorar los adelantos humanos, pero sí es esperanzador que la ciencia pudiera convertir esta aislada mutación genética en posibilidad de extender una longelidad saludable. Veamos lo que nos cuenta Prensa Latina desde Washington

Un equipo de científicos descubrió una mutación genética en una comunidad Amish de Estados Unidos que extiende su vida unos 10 años sobre la edad promedio del país, publicó hoy Science Advances.

‘Los Amish no solo viven más, sino que están más sanos y esa es una forma deseable de longevidad’, explicó el autor principal de la investigación Douglas Vaughan.

Para su investigación, el equipo estudió a 177 miembros de entre 18 y 85 años de la comunidad Berne Amish del estado Indiana.

De ellos, 43 eran portadores de la mutación del gen Serpine1 que provoca una fuerte reducción de la producción de la proteína PAI-1.

Esas personas en general estaban en mejor estado de salud y vivían una media de 10 años más que el resto de los miembros de la comunidad que no presentaban dicha variación genética.

Durante el trabajo los científicos confirmaron que el perfil metabólico de los sujetos con la mutación era también más sano y sufrían menos diabetes o enfermedades cardiovasculares.

Por otra parte, encontraron que los telómeros de sus células inmunitarias eran de media 10 por ciento más largos.

Dicho componente es un trozo de ADN situado al extremo de cada cromosoma, con una función protectora, pero reduce su tamaño cada vez que hay una división celular, lo cual contribuye al envejecimiento.

Según Science Advances, los especialistas prueban un medicamento experimental que trata de recrear el efecto de la mutación de esa pequeña comunidad cristiana tradicional, que vive al margen de los avances tecnológicos.

Su objetivo es que el fármaco proteja de enfermedades vinculadas al envejecimiento y estimule la longevidad.

El medicamento ya superó las pruebas de seguridad básicas y está ahora en fase dos en Japón para comprobar su eficacia en los diabéticos tipo dos y obesos, informó Science Advances.

Los autores confirmaron que la Universidad Northwestern está intentado lograr el permiso para iniciar las pruebas en Estados Unidos en 2018.


Redacción Digital

 
Redacción Digital