0
Publicado el 9 Noviembre, 2017 por Redacción Digital en Extraño
 
 

Protesta escondida en ropas de marca

"No hemos recibido nuestros últimos tres meses de salario, ni nuestros bonos de antigüedad. La fábrica cerró de la noche a la mañana", aseguran los trabajadores vinculados a cadena española Zara en mensajes escondidos en la ropa confeccionada y puesta a la venta en tiendas caras
Mensajes ocultos en ropa de marca.

Mensajes ocultos. (Foto: Qué es)

Las protestas laborales se han manifestado en diversas formas, tradicionales o creativas y más o menos conocidas. Pero las noticias desde Turquí traen una variante original para el reclamo de apoyo a las reivindicaciones de trabajadores que se consideran abusados.

Así, algunos clientes de las tiendas de ropa Zara en Estambul encontraron mensajes inusuales en las etiquetas de las prendas que se disponían a adquirir.  Se trata de una iniciativa tomada por varios de sus trabajadores para denunciar las precarias condiciones laborales y los bajos salarios.

En varios de esos reclamos publicados por el el diario francés Libération  se puede leer, por ejemplo:  “Yo hice el artículo que está a punto de comprar, pero no me pagaron por él”. 

Los mensajes ocultos en las prendas fueron dejados por los trabajadores de Bravo Tekstil, una de las fabricas subcontratistas de la cadena española.

Un total de 155 empleados formaban parte del personal que confeccionaba ropa para las marcas Zara, Next y Mango, pero en julio de 2016 la fábrica fue cerrada tras la “desaparición inesperada” de su propietario.

No hemos recibido nuestros últimos tres meses de salario, ni nuestros bonos de antigüedad. La fábrica cerró de la noche a la mañana“, se lamentan en las etiquetas los trabajadores, que de esa forma instan a los compradores a pedirle a Zara que les pague.

El grupo Inditex, propietario de Zara, prometió inicialmente tomar medidas al respecto y crear un fondo de ayuda, pero finalmente no se concretó nada. En septiembre de 2017,  exempleados de Bravo Tekstil crearon una petición en el sitio Change.org, para reclamar sus derechos.

La revista ‘Fast Company’ asegura que las notas fueron cosidas a las etiquetas cuando la ropa ya estaba en las tiendas de Estambul, y que se trata de empleados turcos insatisfechos que no trabajan en la fábrica desde hace más de un año.

Esta noticia extraña no solo revela etiquetas reivindicativas ocultas sino las mal cosidas costuras interiores de emporios megamillonarios asentados sobre la miseria y la explotación de trabajadores sin derechos.

(Con información de Empleados de Zara esconden mensajes en la ropa en protesta por sus precarias condiciones laborales)


Redacción Digital

 
Redacción Digital