0
Publicado el 14 Diciembre, 2017 por Redacción Digital en Extraño
 
 

¿Apareció la solución para la obesidad?

Los científicos realizaron una serie de experimentos en ratones de laboratorio y hallaron que la estimulación artificial de las neuronas glutamatérgicas del área septal del cerebro de los roedores produce que coman menos, ah, y sin efectos adversos
Experimento con ratones para eliminar obesidad/RT

(Foto: actualidad.rt.com)

Suena extraño, pero parece que sí, según un reciente estudio realizado por investigadores de la Universidad de Nueva York, EE.UU., quienes aseguras haber dado con una posible solución que podría poner fin a la obesidad.

Los científicos realizaron una serie de experimentos en ratones de laboratorio y hallaron que la estimulación artificial de las neuronas glutamatérgicas del área septal del cerebro de los roedores produce que coman menos, según explican en su artículo publicado en Medical Xpress. (Por si puede entenderlo le incluimos a continuación el gráfico publicado por esta institución)

La información explica, con más detalles, que para llevar a cabo el experimento, los investigadores inyectaron en un grupo de roedores una droga de diseño llamada Clozapina-N-Óxido (CNO), que genera una mayor producción de ácido glutámico en el cerebro. A un segundo grupo se le inyectó una solución salina. Según los científicos, tanto los humanos como los animales ingieren alimentos a pesar de no tener hambre, al estar ello basado en acciones emocionales como el estrés, y en todo ello desempeña un papel fundamental el área septal del cerebro. 

Este hallazgo podría ser una solución para controlar la obesidad en humanos el día de mañana, por lo que se seguirá investigando para dar con la respuesta adecuada.

Los expertos descubrieron que el primer grupo de ratones al que se le inyectó Clozapina-N-Óxido ingirió menos de la mitad de alimento que el segundo grupo. Aunque se temía que los roedores hubieran sufrido efectos secundarios, tras llevar a cabo una serie de pruebas de comportamiento no se reportó efecto adverso alguno.

Este hallazgo podría ser una solución para controlar la obesidad en humanos el día de mañana, por lo que se seguirá investigando para dar con la respuesta adecuada.

¿Qué le parece? Si lo desea, puede añadir su opinión.


Redacción Digital

 
Redacción Digital