1
Publicado el 15 Marzo, 2018 por Redacción Digital en Extraño
 
 

¿Atender más al smartphone que a la persona amada?

Pue sí, unl estudio reveló que esto le ocurre a la tercera parte de los entrevistados y que es necesario hacer un mejor balance en cuanto a la vida real y la virtual
Prioriza más el smartphone que la persona amada/ Foto: b17.ru

(Foto: b17.ru)

Parece increíble, pero una de cada tres personas consultadas en una encuesta ha reconocido que presta más atención a su teléfono inteligente que a la persona amada.

El smartphone cumplió 10 años de acompañar a los usuarios en el mundo, y aunque ha traído consigo la facilidad de la inmediatez en la comunicación, al estar siempre conectados, esta herramienta está enajenando la vida de las personas, familias y amigos.

Tal percepción llevó  a Motorola, la compañía que inventó y comercializó por primera vez un teléfono celular, en coordinación con la Universidad de Harvard a elaborar un estudio sobre el papel que juega el smartphone en la vida de los usuarios, y así diseñar una serie de tácticas que permitan mantener a este dispositivo como una herramienta y no como el dueño de la vida de los mismos.

Entre los descubrimientos más relevantes del estudio se encontró que 33 por ciento de los usuarios da prioridad al smartphone sobre la familia, que 65 por ciento le da pánico perder el celular y que el 55 por ciento de la generación Z considera al dispositivo como su mejor amigo.

33 por ciento da prioridad al smartphone sobre la familia, al 65 por ciento le da pánico perder el celular y 55 por ciento de los más jóvenes lo considera su mejor amigo

Asimismo, mostró que uno de cada 3 entrevistados prioriza el dispositivo en vez de las personas que ama, y con quien desea pasar su tiempo.

La empresa estadounidense señaló que el estudio, a cargo de Nancy Etcoff, especialista en el comportamniento mental/cerebral y la de la felicidad en la Universidad de Hardvard y Psicóloga en el departamento de Psiquiatría del Hospital General de Masachusetts, también reveló la necesidad de hacer un balance en cuanto a la vida real y la virtual.

Explicó que lo anterior inicia por la reflexión sobre el papel que ocupan los dispositivos en la vida cotidiana y la importancia que se le da sobre muchos otros aspectos de la misma. (Con información de Norimex)


Redacción Digital

 
Redacción Digital