0
Publicado el 25 Marzo, 2018 por Prensa Latina en Extraño
 
 

Vuelo cancelado por… borrachera

El incidente ocurrió  poco antes del despegue del vuelo TP523, cuando un trabajador del aeropuerto de la ciudad alemana de Stuttgart (sur) se percató del paso inseguro y el olor etílico del copiloto portugués, e informó al control de aviación y a los agentes del orden público
Un viejo eslogan de las campañas antietílicas aconseba a los conductores de vehículos: si bebes no manejes, y si manejas, no bebas. Algo que a lo que al parecer no hizo caso este piloto, sin calcular que su codo empinado tan inoportunamente arruinó su carrera, y todavía hay que ver toda la cola que trae el disparate. Las palmas para el teutón que pilló a tiempo el bamboleo del borrachín, y que probablemente con ellos salvó muchas vidas. Menos mal que siempre hay un ojo que te ve… hasta en Alemania. ¿Usted qué cree?

Prensa Latina

 
Prensa Latina