2
Publicado el 28 Junio, 2018 por Redacción Digital en Extraño
 
 

Un raro caso de violación masculina, al machete

Según la declaración sobre el caso del Great Falls Tribunal, en Montana, EEUU, la joven identificada como Samantha Ray Mears no habría superado el fin de la relación amorosa, por lo que volvió a buscar a su expareja, pero esta vez blandiendo un machete, para someterlo a su voluntad
Un raro caso de violación masculina con machete/ ojo.pe

(Foto: ojo.pe)

Pese a tener en su contra una orden judicial de alejamiento, una estadounidense de 19 años irrumpió el pasado viernes en la casa de su exnovio, lo amenazó con un machete y de ese modo lo obligó a tener sexo con ella, informa KFBB.

Según la declaración sobre el caso del Great Falls Tribunal, en Montana, EEUU, la joven identificada como Samantha Ray Mears no habría superado el fin de la relación amorosa, por lo que volvió a buscar a su expareja, pero esta vez blandiendo un machete, para someterlo a su voluntad.

La mujer entró en la casa de su víctima, cuyo nombre no se revela, aprovechando que el hombre estaba fuera. Cuando él llegó, ella lo obligó a quitarse la ropa e ir juntos a la cama, donde lo violó machete en mano. El hombre obedeció por temor a resultar herido o muerto si hacaía lo contrario.

Según otros detalles informados por el Great Falls Tribunal, la mujer le mordió el brazo cuando el sujeto quiso zafarse, pero en otro momento él aprovechó la oportunidad cuando ella se sentó en la cama y le dio la espalda para tomarle algunas fotos desnuda y sosteniendo el machete, después mediante un ardid llamó a la Policía. El hombre mostró las imágenes a los agentes, como prueba de la nueva agresión.

 

Sin embargo, la mujer trató de defenderse con la versión de que ella había sido secuestrada por su expareja y que el hombre le había dado el machete, que ella usó para protegerse.

Actualmente sobre Mears pesan cargos por robo, agresión con arma y agresión contra su pareja o miembro familiar, entre otros. Las autoridades del estado han solicitado su detención bajo pago de 50.000 dólares de fianza.

Y ahora habrá que ver como sigue la historia, que de algún modo recuerda una vieja cinta cinematográfica  titulada Obsesión fatal.


Redacción Digital

 
Redacción Digital