0
Publicado el 26 Julio, 2018 por Xinhua en Extraño
 
 

¿Una rana que ‘canta’ como cabra?

Además de su particular canto, esta nueva especie tiene huesos verdes, tonos café rojizo, incluso dorado, en la parte superior del cuerpo y manchas irregulares en la superficie trasera del muslo

Imagen ilustrativa: prensa-latina.cu

BOGOTA, 25 jul (Xinhua) — El Instituto Humboldt de Colombia reportó el descubrimiento de la rana “Scinax caprarius”, endémica colombiana, cuyo canto es similar al sonido emitido por las cabras, informó el Ministerio de Ambiente.

“Su hallazgo es el resultado de las exploraciones científicas realizada a bosques circundantes del valle medio del río Magdalena, veredas El Porvenir (Antioquia) y Bellavista, municipio La Victoria (Caldas), como parte de las actividades del proyecto Colombia BIO, apoyado desde Colciencias”, señaló el Ministerio de Ambiente en un comunicado.

Además de su particular canto, esta nueva especie tiene huesos verdes, tonos café rojizo, incluso dorado, en la parte superior del cuerpo y manchas irregulares en la superficie trasera del muslo.

El anfibio emite de cuatro a siete tonos sonoros con una duración individual de cuatro a ocho segundos en cada entonación, y vocaliza a una distancia de 0,1 a 0,5 metros de altura del suelo, en la vegetación arbustiva que circunda estanques y lagunas, según el informe.

“Esta rana, de hábitos nocturnos, abunda por lo general durante la estación lluviosa. Tiene preferencia por microhábitats de vegetación arbustiva aledaña a aguas estancadas, como pequeñas lagunas naturales y acumulaciones acuáticas artificiales”, añadió el comunicado.

Según la cartera, la evaluación del estado de las poblaciones de la rana “Scinax caprarius”, su abundancia y la conservación de sus hábitats, la ubican en la categoría de Preocupación Menor (LC) dentro de la clasificación de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

“En Colombia, el género Scinax cuenta con 17 especies exclusivas, asentadas en tierras bajas del Pacífico, la Orinoquía, la Amazonia y la región Andina nororiental en límites con Venezuela, y en alturas que van desde los 0 a los 2.200 metros sobre el nivel del mar”, precisó.

El Ministerio de Ambiente consideró necesario mantener un monitoreo constante para cuidar la estabilidad y supervivencia de la especie.

“El incremento de especies exóticas, la degradación de bosques, la pérdida de fauna acuática, la transformación en el uso de la tierra o la contaminación de aguas naturales causan pérdida de biodiversidad, a la cual no son ajenas las especies autóctonas como el sapo Quimbaya, hoy prácticamente segunda especie extinta en la geografía nacional”, recordó.

La rana “Scinax caprarius” refleja la variedad de la biodiversidad de Colombia, considerado el segundo país con mayor número de anfibios por kilómetro cuadrado, después de Brasil.


Xinhua

 
Xinhua