0
Publicado el 12 Octubre, 2018 por Redacción Digital en Extraño
 
 

Perro sospechoso preso e incomunicado… ¿inocente o culpable?

La dueña de Roko aseguró su inocencia, dijo que el perro le fue robado de su casa.
Campaña por redes sociales para liberar a Roko, el prerro preso por sospechas de homicidio ovino/ Foto: M.Teresa Nogueira Real de Azůa @MatuNogueira/ Sputnik

Campaña por redes sociales para liberar a Roko, el prerro preso por sospechas de homicidio ovino/ Foto: M.Teresa Nogueira Real de Azůa
@MatuNogueira/ Sputnik

El caso era realmente bastante confuso, porque la Policía no tenía más que sospechas de que el pitbull Rokco hubiese ultimado a las ovejas que aparecieron muertas y solo se disponía de la evidencia de que lo atraparon cerca del lugar del homicidio ovino Por otra parte la dueña del can sospechoso, Vanesa Coria, dijo a la prensa local que su mascota se escapó o fue robado de su domicilio desde el 4 de septiembre.

Luego de una larga e infructuosa búsqueda de Roko, cuando Coria se decide a realizar la denuncia de u desaparición, resulta que el perro aparece “detenido” en la Policía de la ciudad por una disposición fiscal.

Cansada de los protocolos fiscales y conmovida por la injusticia, su dueña decidió divulgar el caso en las redes sociales por medio de las cuales convocó a una marcha frente a la Fiscalía, el 1 de octubre.

La fiscal encargada del caso dijo a la televisión nacional que el perro no estaba legalmente detenido, sino que “fue incautado”, y que “estaba bien cuidado”.

Pero la dueña no estuvo conforme, pues según supo, el animal estaba encerrado en una jaula de un metro cuadrado y que a ella no le permitían ni acercarse ni para darle comida. Fue así como decidió encadenarse frente la Fiscalía para reclamar la liberación de Roko.​

“A mí no me dan información. Lo único que me dicen es que lo encontraron en un campo matando ovejas y que lo tenían incomunicado. Entonces no me lo dejan ver, sólo a una distancia de 20 metros. Nadie me da explicaciones de por qué, solo me dicen que está bajo investigación. No es un ser humano, no es que yo vaya a intercambiar información con el perro”, indicó la dueña a la prensa, con toda la aparente lógica del caso.

Según asegura Coria, el perro fue evidentemente robado de su casa “porque la cadena estaba cortada y lo de las ovejas sucedió después”. Finalmente, Coria recuperó al animal y compartió en Facebook fotos del pitbull en casa junto a sus hijos.

“Por mi familia muero y Roko es mi hijo”, respondió la dueña ante los comentarios de felicitación que inundaron su perfil de Facebook tras el regreso de su mascota.

La historia queda con final abierto. ¿era Roko un inocente preso injustamente, o la presión pública hizo que liberaran sin cargos a un posible culpable? Con los datos disponibles, si lo deseas, puedes compartir aquí mismo tu opinión, o tal vez tengas más información que aportar al respecto, y seguramente será agradecida.

(En Sputnik Mundo)


Redacción Digital

 
Redacción Digital