2
Publicado el 26 Octubre, 2018 por Redacción Digital en Extraño
 
 

¿Vacaciones… o pesadilla de muerte y desesperación?

La terrible experiencia puede ayudar, sin embargo, a las mujeres embarazadas a tomar decisiones más cuidadosas cuando se trata de viajar al extranjero, e informarse antes si hay instalaciones médicas adecuadas en caso de una emergencia
Chloe Sullivan y su novio Michael Parrott. Imagen: Facebook/ Michael Parrott (via Yahoo7 News)

Chloe Sullivan y su novio Michael Parrott. Imagen: Facebook/ Michael Parrott (via Yahoo7 News)

Pese a la sonrisa que mostraban estos jóvenes británicos mucho antes de la tragedia que vivieron, se trata de una historia conmovedora; te la contamos tal como está circulando en las redes, a partir de su publicación original este miércoles en Yahoo y ya podrás formarte tu ropia opinión acerca del suceso y tal vez de su moralea.

Cuando la británica Chloe Sullivan, embarazada de unos siete meses, preparó las maletas para volar a la República Dominicana con su hija de 4 años, nunca imaginó que le quedaba muy poco para que empezara su calvario.

Le acompañaba también Michael Parrott, pareja de la joven y a punto de convertirse en papá.

Lo que parecían ser unas vacaciones de ensueño en el Caribe se tornó en pesadilla para esta joven familia.

La noche del 13 de octubre Sullivan sintió fuertes dolores, por lo que su pareja la llevó al hospital privado “Grupo Médico Internacional”, situado en Punta Cana, uno de los balnearios turísticos más concurridos y afamados del Caribe.

Ya en la clínica, las autoridades del centro les pidieron que abonaran un depósito antes de que el médico la revisara.

Pero lo peor estaba por llegar. Como los indicadores marcaban que la criatura no estaba bien, realizaron una cesárea de emergencia a Chloe Sullivan y al recién nacido lo condujeron de inmediato a una sala de cuidados neonatales.

Horas más tarde, los padres fueron informados de que el niño, a quien habían llamado Arlo, había fallecido por causa de una hipertensión pulmonar persistente (PPHN) y de sus problemas respiratorios.

Chloe Sullivan y fiancé Michael Parrott con el recién nacido. Fuente: GoFundMe/ Baby Arlo/ Foto: Yahoo Finanzas

Chloe Sullivan y fiancé Michael Parrott con el recién nacido. Fuente: GoFundMe/ Baby Arlo/ Foto: Yahoo Finanzas

Sumidos en un profundo dolor, tanto Chloe como Michael tuvieron que hacerle frente además a una exigencia de pago por parte de la clínica con la que ellos no contaban, a pesar de que antes de comenzar el tratamiento les habían advertido a la clínica que, de necesitar una atención adicional, su seguro médico no la cubriría.

Al intentar llevarse el cuerpo de Arlo a su natal Reino Unido, los responsables del centro médico los amenazaron con deshacerse del cadáver si ellos no abonaban unos 5.100 dólares ese mismo día.

Impactados e insultados, pidieron ayuda a la familia en la localidad de Kent (Reino Unido). El padre de Sullivan les envió dinero y solucionaron la situación, pero no por mucho tiempo…

Encerrados en el hospital

A Chloe y Michael se les negó la salida del hospital si antes no pagaban los 20.991,12 dólares del coste de los servicios médicos que habían recibido.

Según los informes, la pareja ofreció realizar un pago a plazos, pero el hospital no aceptó esta solución. Tampoco se les permitió salir de su habitación, que estaba bajo la vigilancia de la policía y de la seguridad del centro.

“La hija de cuatro años de Chloe estuvo con ellos todo el tiempo, no puedo imaginar lo asustada que debió haberse sentido”, detalló Harry Cottam, un miembro de la familia, en una cuenta creada para colectar fondos.  “En el hospital los amenazaron con avisar a la Interpol y les dijeron que si no entregaban sus pasaportes se asegurarían de que no pudieran salir del país”.

La pareja finalmente aceptó entregar su pasaporte, por lo que les permitieron volver al hotel en el que estaban alojados. Mientras, la embajada británica en la isla les aconsejaba que pagaran la factura, pues los diplomáticos no podían intervenir.

Salvados gracias a la solidaridad

Campañas solidarias Gofundme

(Foto: GoFundMe)

Afortunadamente, la página de GoFundMe creada por Harry Cottam superó su objetivo en apenas un día, la familia británica pudo pagar la factura, recoger el pasaporte de la madre y regresar todos a Reino Unido.

En las redes sociales, Sullivan agradeció el gesto de tantas personas y mostró su alivio tras haber regresado a su país.

“Solo queremos darles las gracias, desde el fondo de nuestros corazones, a todos nuestros amigos, familiares y personas que no conocemos que han donado generosamente para darnos la oportunidad de recibir los registros médicos de Arlo y los míos, mi pasaporte, así como la medicación que necesito para permitirme un vuelo de regreso a casa”, escribió.

“En un momento tan oscuro y difícil, ustedes han ayudado a que brille un pequeño rayo de luz y nos han dado un respiro para comenzar a llorar por nuestro hijo”, concluyó.

La terrible experiencia puede ayudar, sin embargo, a las mujeres embarazadas a tomar decisiones más cuidadosas cuando se trata de viajar al extranjero. Conviene informarse antes si hay instalaciones médicas adecuadas en caso de una emergencia, y yo diría que antes que eso cuestionarse si vale la pena el riesgo de viajar a un lugar donde no tienes familia ni red de apoyo. (Por Ivette Leyva  en Yahoo Finanzas)


Redacción Digital

 
Redacción Digital