0
Publicado el 3 Noviembre, 2018 por Redacción Digital en Extraño
 
 

Baleado por su propio perro… y no es el único caso

De la escopeta, que se encontraba en el asiento trasero junto con el perro, salió una bala que atravesó el asiento de conductor e impactó en la espalda de Gilligan, rompiéndole varias costillas y la clavícula y causándole otras lesiones de gravedad, pero logró salvarse. Otro cazador ruso al que le ocurrió lo mismo con su perro no tuvo la misma suerte y murió
¿alguien pudiera imaginar que el perro lo hizo con mala intención? (Foto: OMAC CDMX @omacmx / RT)

¿alguien pudiera imaginar que el perro lo hizo con mala intención? (Foto:
OMAC CDMX @omacmx / RT)

Un perro estuvo a punto de acabar con la vida de su dueño tras dispararle accidentalmente con su propia escopeta, en EE.UU., informa El Paso Times.

El suceso ocurrió cuando Sonny Gilligan, de 74 años, hizo una salida para cazar conejos a un desierto al oeste de Las Cruces, en el estado de Nuevo México, el pasado 25 de octubre.

Gilligan se encontraba en su camioneta junto con sus tres perros cuando ocurrieron los hechos.

 “Charlie metió la pata en el gatillo de mi arma […], se deslizó del asiento, atrapó el gatillo y disparó”, contó Gilligan. “Fue un accidente inusual, pero es lo que pasó”.

De la escopeta, que se encontraba en el asiento trasero junto con el perro, salió una bala que atravesó el asiento de conductor e impactó en la espalda de Gilligan, rompiéndole varias costillas y la clavícula y causándole otras lesiones de gravedad.

Al principio, el hombre pensó que alguien le había disparado desde fuera del vehículo, pero al poco se dio cuenta de que la bala procedía de su propia escopeta.

“Tuve mucha suerte de poder alcanzar mi teléfono. Los rescatistas de la oficina del sheriff del condado de Doña Ana salvaron mi vida. Si hubieran tardado diez minutos más, habría muerto. Perdí mucha sangre”, contó.

“En realidad, pasé al otro lado justo antes de llegar al hospital, pero ellos lograron revivirme mediante reanimación cardiopulmonar”, añadió.

El hombre fue sometido a varias cirugías en el Centro Médico Universitario de El Paso y se encuentra recuperándose de sus heridas, todavía en estado crítico.

“Aunque se burlan de que si lo hizo a propósito, la verdad es que es un perro muy cariñoso y no dañaría a nadie con intención”, aseguró Gilligan. (En RT)

Pudiera añadirse, aun sin conocer al perro, que en esto último el cazador herido tiene razón ¿no crees? Y ahora el caso del ruso, que no pudo hacer el cuento, pero antes veamos el tuit de esta primera historia.

Un cachorro dispara y mata a su dueño en Rusia

¿Puede imaginarse una expresión de mayor tristeza?/ Foto: RT

¿Puede imaginarse una expresión de mayor tristeza?/ Foto: RT

Un hombre de 64 años que vivía en Krasni Kut (Región de Sarátov, Rusia) ha fallecido este domingo por culpa de un accidente de caza que provocó uno de sus perros, informa el periódico local Sarátovski Vzgliad.

El fallecido y su primo, ambos con más de 40 años de experiencia, se encontraban con tres perros cazadores estonios, dos de ellos cachorros. Primero, los varones salieron con el can adulto y, después, regresaron para enseñar el oficio a los jóvenes.

Cuando la víctima abrió el maletero de su vehículo, los cachorros saltaron con alegría sobre su dueño y uno apretó por accidente el gatillo del rifle que llevaba encima.

El herido recibió un balazo en el abdomen y, aunque fue hospitalizado con rapidez, los médicos no lograron salvar su vida.

Desde el Comité de Caza y Pesca de Sarátov han confirmado que los cazadores tenían todos los documentos en regla y han definido el suceso como “una casualidad absurda”. (En RT)

Moraleja: Ojo con las patas de los perros y las escopetas, o los gatillos de cualquier arma cargada. ¿No es mejor tenerlas con seguro cuando no se van a disparar? En fin, tal vez tu opinión sea diferente, y si deseas compartirla puedes hacerlo ahora, aquí mismo.

 

 

 


Redacción Digital

 
Redacción Digital