Revista cubana de actualidad general fundada en 1908

La Habana 15 de Noviembre de 2018

 
 
Random Article

 
Lo último
 

 
0
Publicado el 8 Noviembre, 2018 por Redacción Digital en Extraño
 
 

¿Un cementerio alegre y bonito?

El peculiar cementerio alegre de Sapanta, a simple vista pudiera parecer un simple camposanto, pero este rechaza la tristeza e irradia color, poesía y arte. Aquí te mostramos la extraña forma que tienen allí de celebrar la muerte de sus seres queridos
Entrada del cementerio alegre de Sapanta/ Foto; Cinco Noticias

Entrada del cementerio alegre de Sapanta/ Foto; Cinco Noticias

Antes de responder mira esto, y verás que en Sapanta (Săpânţa), Rumanía, existe un cementerio que resalta por su peculiaridad. Se trata del cementerio alegre de Sapanta, ubicado en la región de Maramures. Se llama así porque las tumbas que aloja buscan retratar de forma pintoresca la vida, o la muerte, de quienes allí están enterrados.

Cementerio alegre de Sapanta

La propuesta resulta llamativa porque genera contraste con la tradición en la mayor parte de las localidades europeas. Donde los cementerios son ambientes sobrios que por lo general evocan tristeza. En este cementerio abunda el color azul, y otras tonalidades llamativas.

Cada tumba cuenta con un poema en la cruz de madera que hace de lápida hablando sobre la persona. También poseen una pintura de la persona enterrada, que debe plasmar cómo era en vida, o de qué forma murió. En algunas se observan ilustraciones de personas siendo decapitadas, o formando parte de algún accidente.

Historia del cementerio

La idea proviene de un hombre de la localidad, Stan Ioan Pătraş (1908–1977), quien se encargó de esculpir poemas, en tono irónico y en primera persona, en las cruces de las tumbas. Luego, empezó a añadir ilustraciones que acompañaran a sus letras.

El estilo propio de Pătraş se fue dando a conocer y la demanda para que realizara tumbas fue en aumento. Al morir, había diseñado 700 tumbas, de 800 que posee el cementerio en total. Las otras 100 fueron hechas por el discípulo de Pătraş, Dumitru Pop Tincu.

El cementerio está rodeado por una muralla. Solo se puede acceder en horarios de visita y los turistas deben comprar entrada para poder conocerlo. Esta abierto todos los días a partir de las 10:00 h, y cierra a las 18:00 h.

A 300 metros del cementerio se sitúa la casa memorial Stan Ioan Pătraş, donde se puede conocer un poco más sobre la vida del artista y observar el taller en el que se realizan las tumbas. (En Cinco Noticias)

¿No es verdad que es alegre y bonito? Claro, no tanto como para que a uno le den ganas de morirse, porque tampoco hay que exagerar ¿No?


Redacción Digital

 
Redacción Digital


0 Comentarios





Reglas de uso: No ofender, difamar, discriminar ni usar frases vulgares o palabras obscenas. Mostrar respeto a los criterios de los demás en sus comentarios. Ser breve en sus opiniones. Bohemia se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.