5
Publicado el 4 Enero, 2019 por Redacción Digital en Extraño
 
 

Gana pleito por error quirúrgico joven que vendió un riñón para comprar celular, pero… (+fotos)

Aunque al joven le aseguraron que su vida seguiría igual, su único riñón comenzó a fallar poco después de la cirugía clandestina. (Foto: El Español)
Joven vendió su riñón para poder comprar un celular (FOTO: ojo.pe)

Joven vendió su riñón para poder comprar un celular (FOTO: ojo.pe)

Un joven de 17 años vendió su riñón para poder comprar un iPhone 4, celular que en ese entonces estaba de moda, en China. El extraño y penoso suceso ocurrió en  2011, pero la noticia ahora es que el joven ganó el juicio contra la clínica que lo dejó mal de por vida.

Xia Wang deseaba tener un iPhone 4 y en el momento que se enteró que se podía vivir sin un riñón, pensó que ahí estaba la solución a su sueño.

Decidió acudir a un hospital clandestino y le quitaron el riñón. El problema sobrevino cuando después de recibir el dinero convenido (unos 3.200 dólares) notó que su salud iba de mal para peor

(Foto: ojo.pe)

En realidad la truculenta cirugía no terminó exitosa, ya que las heridas no sanaron correctamente, lo cual provocó una infección y que tiempo después su único riñón empezara a fallar.

Los padres del entonces menor, se enteraron después de consumado el hecho y para evitar su muerte, tuvieron que costear los tratamientos de diálisis. Mal que hasta ahora padece.

Ya en  2019, Wang tiene 24 años y acaba de ganarle el juicio al hospital al cual le vendió su órgano, por ese motivo recibirá ahora una compensación, aunque su salud no se la devuelve nadie. (Con información de ojo.pe y chapintv.com)

Vendió rinón para comprar celular, pero la operación salió mal/ ojo.pe

(Foto:ojo.pe)

Un tema desagradable sobre el que si lo deseas puedes también compartir tu opinión aquí mismo.

Y por si te interesan más datos acerca de los antecedentes, ampliamos la información sobre el suceso original publicada en 20minitos.es el 16 de agosto de 2012:

A los tribunales por vender un riñón para poder comprar un iPhone y un iPad  (10.08.2012 – 16:41H)

A Xiao le aseguraron que estaría perfectamente bien una semana después de la cirugía, que realizaron en un lugar clandestino, sin embargo, la situación empeoró./ Foto:20minutos.es)

A Xiao le aseguraron que estaría perfectamente bien una semana después de la cirugía, que realizaron en un lugar clandestino, sin embargo, la situación empeoró./ Foto:20minutos.es)

Este viernes ha arrancado el juicio contra nueve personas implicadas en la venta del riñón de un adolescente de 17 años. Los cabecillas buscaban en salas de ‘chat’ posibles donantes. Tras la operación el paciente comenzó a tener problemas renales. Hay quien dice que los productos de Apple cuestan un ojo de la cara. Y también un riñón, a veces literalmente. Este viernes ha comenzado en un tribunal de la provincia de Hunan, en el sureste de China, el juicio contra nueve personas implicadas en el caso de un adolescente que vendió un riñón para poder comprarse un iPhone y un iPad. Los fiscales han afirmado, según la agencia de noticias Xinhua, que esas nueve personas, entre las que hay un cirujano, tienen responsabilidad penal por infligir heridas intencionadamente. El procurador del distrito de Beihu ha acusado a He Wei, el principal miembro de la trama, de intentar beneficiarse económicamente del tráfico de órganos. Al parecer, Wei estaba arruinado y frustrado por las deudas que había contraído participando en juegos de azar. En 2011, He Wei pidió a Yin Shen, otro implicado, que buscase posibles donantes a través de Internet, en salas de chat. También pidió a Tang Shimin que solicitase el alquiler de una sala de operaciones a Su Kaizong, de la unidad de urología de un hospital local. Song Zhongyu, un cirujano que trabajaba en la provincia de Yunnan, extrajo a un estudiante de 17 años apellidado Wang un riñón que trasplantó a otra persona en abril del año pasado. He Wei ganó 56.360 yuanes (unos 7.200 euros), mientras que Su recibió 60.000 yuanes (casi 7.700 euros); Song, 52.000 yuanes (más de 6.600 euros); Tang, 10.000 yuanes (cerca de 1.300 euros); y Yin, 3.000 yuanes (385 euros). A Wang le pagaron 22.000 yuanes (unos 2.800) una vez hubo abandonado el hospital. Cuando el joven volvió a casa y le preguntaron cómo había conseguido el dinero para comprar un iPhone y un iPad, le confesó a su madre que había vendido uno de sus riñones. Tras la operación, empezó a tener problemas renales. He, Yin, Tang, Song y Su fueron detenidos en julio del año pasado. Además, otras cuatro personas que participaron en la operación -dos enfermeras, un ayudante del cirujano y un anestesista- están bajo vigilancia domiciliaria el pasado marzo. El abogado de Wang ha solicitado una indemnización de 2,27 millones de yuanes (más de 290.000 euros).

 


Redacción Digital

 
Redacción Digital