3
Publicado el 24 Junio, 2019 por Redacción Digital en Extraño
 
 

Venden estornudos… para poder estudiar

Se trata de un grupo de jóvenes dedicados a promover la venta de estornudos, pues, aunque resulte difícil de creer, hay personas que disfrutan de este tipo de espectáculos
Estornudo en video/ La Verdade
Muchachos venden video con estornudos/ La Verdad

Vender estornudos para pagar sus estudios es un nuevo reto viral en redes sociales, Al menos es lo que se muestra en algunos videos y lo amplifican varios medios de prensa, tomamos la información de La Verdad.

Por lo que se explica acerca del asunto, la situación en estos tiempos se ha venido tornando tan difícil, que ahora un trabajo no es la única entrada económica con la que un estudiante pudiera para sustentar su formación académica. De modo que algunos buscan, o encuentran otras, o las locuras de un mercado vicioso e insaciable les brindas aberrantes oportunidades.

Es asì que, por lo visto en estos videos virales, se trata de un grupo de jóvenes dedicados a promover la venta de estornudos, pues, aunque resulte difícil de creer, hay personas que disfrutan de este tipo de espectáculos que tal vez para otros pudiera parecer, cuando menos, un poco tonto.

Algunos han pensado que estas extrañas compras probablemente pudieran ser utilizadas como fetiches, antes o durante el sexo, como gran parte de la estimulación; porque lo cierto es que existe un mercado que paga por escuchar, y ver, los estornudos de terceras personas, muy jóvenes.

“Recibí una solicitud de un hombre que quería que estornudara en un baño público, por la privacidad, el eco y el carácter clínico del lugar”, mencionó una muchachita que realizó dicho video comercial y devenido viral,

¿Cuánto pagan por cada video de un estornudo?

Según las referencias mencionadas, los precios varían, pues depende mucho de lo que el cliente pida, pero se están moviendo como promedio entre los 20 y 30 euros, y hasta los 100, en dependencia de lo que se solicite.

Para provocarse un estornudo (en caso de no surgir de manera natural), la joven de un de estos videos utiliza un palillo de silicona; mismo que introduce a su nariz para jugar un rato su orificio y así causar un estornudo y poder grabarlo.

Del mismo modo se dio a conocer que estos chicos cobran ese dinero para poder costear sus estudios o simplemente para darse una ayudadita mientras van a la escuela; no es la primera vez, dicen algunos comentarios, que los adolescentes por aquellos lares crean o improvisan novedosas actividades lucrativas que de alguna u otra manera les ayudan a subsistir, y de ahí surge la expresión “estudihambres”.

Si deseas compartir tu opinión acerca del asunto, puedes hacer aquí mismo.


Redacción Digital

 
Redacción Digital