1
Publicado el 11 Julio, 2019 por Redacción Digital en Extraño
 
 

Borrachitos salvan avecilla herida… al enviarla en taxi a un centro de auxilio (video)

Tanto Tim como su compañero de bebida no se encontraban en condiciones de ponerse detrás del volante para salvar la avecilla, pero ¿para qué se inventaron los taxis?
Una vez que el conductor llegó al punto, el “pasajero” herido abordó el vehículo y fue llevado al centro de rescate animal que, al enterarse su personal de la peculiar historia no dudó en compartirla en Facebook agradeciendo a Tim por tomarse el tiempo para su amable gesto. | Foto: elimparcial.com
Una vez que el conductor llegó al punto, el “pasajero” herido abordó el vehículo y fue llevado al centro de rescate animal que, al enterarse su personal de la peculiar historia no dudó en compartirla en Facebook agradeciendo a Tim por tomarse el tiempo para su amable gesto. | Foto: elimparcial.com

Tal vez muchas personas span lo que es pasarse de copas y sufrir un día siguiente intentando recordar qué fue lo que ocurrió mientras procuramos sobrevivir a los estragos de la resaca; sin embargo, ¿alguna vez escuchaste la historia de alguien que salvó a un ave herida llamando a un taxi y enviándola por su cuenta a un centro de ayuda animal?

Esa fue exactamente la curiosa experiencia que vivió Tim Crowley, residente en Utah, en EE.UU., después de una improvisada tarde de bebida con su vecino, y fue su rápida -aunque etílica- forma de pensar la que evitó que la indefensa cría de jilguero menor perdiera la vida tras caer al suelo.

Después de contactar por teeléfono con el Centro de Rehabilitación de Vida Silvestre del Norte de Utah (WRCNU por sus siglas en inglés), al protagonista de esta insólita historia -que se volvió tendencia en las redes sociales- le dijeron que debía llevar al pájaro lo más pronto posible con ellos.

El único problema era que tanto Tim como su compañero de bebida no se encontraban en condiciones de ponerse detrás del volante debido a la cantidad de alcohol que habían ingerido, y ambos bromearon con la idea de pedir un taxi para que se lo llevara, pero después lo pensaron seriamente, y lo hicieron.

Una vez que el conductor llegó al punto indicado, el “pasajero” herido abordó el vehículo y, previo pago del viaje, fue llevado al centro de rescate animal, y al enterarse su personal de la peculiar historia no dudó en compartirla en Facebook con agradecimiento a Tim por tomarse el tiempo para su amable gesto, según lo cuenta La Prensa Perú.

El final del cuento es que el WRCNU apodó al pequeño paciente como ‘Petey taxi’ y desde entonces han informado a su nueva legión de seguidores actualizaciones positivas de la condición de la extremadamente afortunada cría.

(Con información de elimparcial.com)


Redacción Digital

 
Redacción Digital