0
Publicado el 13 Noviembre, 2020 por Redacción Digital en Extraño
 
 

'Qilin', equivale al unicornio

Eslabón perdido tenía cinco ojos

Seis ejemplares fósiles fueron hallados en la provincia china de Yunnan.
Eslabón perdido

Vestigios de un camarón Kylinxia zhangi en una roca del yacimiento de Chengjiang/ Foto en RT

Un reciente hallazgo de paleontólogos chinos añade un eslabón faltante en la evolución temprana de animales artrópodos: un tipo de camarón. La forma de su cuerpo es extraña, pero se compagina con las características morfológicas de otras especies del período Cámbrico (hace 541-485 millones de años), estiman en el Instituto de Geología y Paleontología de Nankín.

El animal, previamente desconocido, fue identificado hasta ahora en seis especímenes desenterrados del yacimiento de la fauna cámbrica de Chengjiang, en la provincia china de Yunnan. Tiene muchos rasgos comunes con todos los artrópodos, los cuales deben su nombre a sus patas articuladas, y ante todo comparte con el resto la presencia de un exoesqueleto y un cuerpo dividido en segmentos repetitivos.

Las propiedades más llamativas de la anatomía de este hallazgo son sus cinco ojos compuestos y también dos ‘brazos’ queliformes junto a la boca, que le podían servir para capturar o sostener la comida. Los investigadores consideraron que tiene un aspecto lo bastante insólito como para darle el nombre de una bestia quimérica protagonista de la mitología china: ‘Qilin’, que es un análogo del unicornio europeo, aunque le adjudican dos cuernos.

Si bien se trata de unos restos fosilizados y muy antiguos de este ‘camarón Qilin’, o ‘Kylinxia’, los métodos modernos de estudio, como la microscopía combinada con el análisis de elementos, han permitido divisar entre las estructuras blandas de su cuerpo el tejido nervioso y el sistema digestivo.

Los estudios anatómicos comparativos han demostrado que la cabeza de este camarón del Cámbrico lo pone más cerca de los ancestros de los artrópodos auténticos que todavía no lo eran, como el cangrejo químera Aopa Bin (Opabinia), previamente descubierto y el único con el que el ‘camarón Qilin’ comparte el número inusual de ojos.

El equipo recoge los resultados del análisis de estos seis ejemplares de Yunnan en un artículo publicado este jueves y estima que son consistentes con la posición de este pequeño animal en la raíz de la evolución de los artrópodos, entre otra especie ya descrita de un camarón ancestral “extraño” y otros artrópodos.


Redacción Digital

 
Redacción Digital