1
Publicado el 29 Mayo, 2017 por LUCÍA SANZ en Filatelia
 
 

Primera del año

Resulta interesante el motivo del caché del sobre de primer día de las dos piezas dedicadas a la Villa Blanca, pues ubica al filatelista en el contexto geográfico; sin embargo...

 

Por LUCÍA SANZ ARAUJO

SI hablamos de filatelia, este 2017 comenzó con la puesta en circulación, en el mes de enero, de cuatro emisiones, dos de ellas de tipo conmemorativo.*

Con la primera de ellas se celebró el Aniversario 200 de la fundación de la villa de Gibara, en el norte de Holguín –el día 17–; en tanto con la segunda –el 18– fue festejado el Aniversario 55 de la educación especial de Cuba; también vieron la luz una que constituye una novedad por su tema: Día del teatro cubano, y por último, Aves rapaces.

Centraremos nuestra atención en la primera mencionada. Resulta interesante el motivo del caché del sobre de primer día de las dos piezas dedicadas a la Villa Blanca, pues ubica al filatelista en el contexto geográfico; sin embargo, se desaprovechó la oportunidad de dar a conocer una de las principales atracciones del lugar en los últimos años, el Festival de Cine Pobre, creado por Humberto Solás, que desde este año se denomina Festival Internacional de Cine de Gibara.

Según declarase el conocido actor Jorge Perugorría, su director, la variación se debe a “la idea de que crezca, se haga más participativo, haya más competencia, ampliar el espectro de películas que participan, es un festival entrañable porque es donde puedes visualizar el poder de influir en la vida de la gente, cómo ese festival ha ido transformándose… Es interactivo”.

Durante su más reciente edición, efectuada del 16 al 22 de abril de este año, además de la muestra fílmica, conciertos, debates, exposiciones de pinturas y grupos de danza se entregó, por vez primera, el Premio Lucía, consistente en una obra del artista Rafael Pérez: una mujer en bronce, posando sobre un lente cinematográfico, para así mostrar el espíritu liberador que le diera nombre a la antológica película de Solás. De igual manera se confirió el Premio Humberto Solás al cine en construcción.

Una curiosidad

Durante la etapa republicana, en la emisión 450 del aniversario del denominado descubrimiento de América, puesta a circular el 19 de mayo de 1944, fue filatelizada la Silla de Gibara, en una estampilla de cinco centavos.

Se trata de una elevación cársica de más de 400 metros de altura, donde en la actualidad se halla una base de campismo. Posee una variada riqueza faunística y botánica, en el caso de esta última abundan la caoba, el cedro, la majagua, la baría y el ácana. Según la historia, el lugar debe su nombre al almirante Cristóbal Colón quien la asoció por su parecido a una silla de montar a caballo.

*Por plan estaba prevista, además, Día de la Ciencia Cubana.

 

 


LUCÍA SANZ

 
LUCÍA SANZ