0
Publicado el 25 Octubre, 2017 por LUCÍA SANZ en Filatelia
 
 

Del campo a las fiestas y de ahí al sello

Estos sellos son fabricados con los más delicados materiales y tallados con gran precisión.
Verdadera obra de arte que aúna dos símbolos asociados con Austria: lederhose y cristales de Swarovski.

Verdadera obra de arte que aúna dos símbolos asociados con Austria: lederhose y cristales de Swarovski.

Por LUCÍA SANZ ARAUJO

Observe bien la foto. Se trata de una prenda de vestir que forma parte del traje típico de Baviera, Alemania; Salzburgo, Austria; y de la región autónoma italiana de Trentino-Alto Adigio/Tirol del Sur. Su nombre es Lederhose, vocablo formado por las palabras alemanas Leder, significa cuero; y Hose, pantalón.

Confeccionados con cuero de gamuza o de ciervo, poseen variantes: el corto (Kurze) y el tres cuartos (Kniebundhose). Los primeros se usan para trabajar en el campo o para cazar; en tanto los segundos son empleados en ocasiones especiales. Su colores varían: negro o café; los de cuero café se adornan con detalles blancos, mientras los negros con detalles verdes.

Si hurgamos en la historia, encontraremos que originalmente formaban parte del vestuario campesino, de donde fueron “rescatados” por los aristócratas durante el reinado del Emperador de Austria Francisco José I y el rey Maximiliano II, de Baviera, ambos impulsaron el uso de los trajes típicos, sobre todo los citados Lederhosen.

Actualmente, se usan en las fiestas populares, tal es el caso del Oktoberfest, celebrado en Munich, Alemania.

Y volvemos a la fotografía que ilustra este trabajo. Es un sello de correos realizado por la Administración Postal de Austria y puesto en circulación el 24 de septiembre de 2015. Representa un Lederhose hecho con cuero de Alcántara. A la izquierda aparece la leyenda Österreich (Austria) y la cifra 6 30, significa 6.30 euros. La pierna derecha está decorada con flores de edelweiss; a manera de remaches o adornos aparecen cristales de Swarovski.

Estos sellos son fabricados con los más delicados materiales y tallados con gran precisión. Su brillo, semejante al de los diamantes, se debe al efecto producido por el rebote de la luz en la superficie interna del cristal de plomo. De fama mundial, son producidos por la compañía homónima desde finales del siglo XIX y son exportados a numerosos países.

Curiosidades:

* Por lo general, los botones de esta prenda son hechos con astas de cabra.

* Las piezas hechas a mano deben encargarse con suma antelación. A veces, la lista de espera es de meses y años.

* El emperador Francisco José usaba un lederhose cuando se iba de cacería.


LUCÍA SANZ

 
LUCÍA SANZ