0
Publicado el 29 Julio, 2018 por LUCÍA SANZ en Filatelia
 
 

FILATELIA: Sellos enlatados (1)

El correo de Portugal puso a circular la emisión Indústria Conserveira Portuguesa integrada por seis estampillas postales, cada una con una tirada de 125 000 ejemplares, de ellas 50 000 se destinaron a su venta al público en las ya citadas latas

 

Sellos enlatados/ Ramírez CTT

(Ramírez CTT)

Por LUCÍA SANZ ARAUJO

Hasta hace poco, bien poco, los sellos podían expenderse en las unidades de correos o en las tiendas de filatelia en pliegos, a manera de carnés o libritos y también en forma de rollos, Canadá es un ejemplo de esto último.

Sin embargo, desde el 31 de octubre de 2016 se ha sumado otro modo: en latas de conserva. Sí como acaba de leer. Ese día, el correo de Portugal puso a circular la emisión Indústria Conserveira Portuguesa integrada por seis estampillas postales, cada una con una tirada de 125 000 ejemplares, de ellas 50 000 se destinaron a su venta al público en las ya citadas latas.

De esta manera, ya recorren el mundo sardinas, atunes, anguilas, calamares, anchoas y caballas junto a fotografías de época que muestran el desarrollo de la potente industria conservera lusa, unidas a dibujos de las especies antes citadas.

Esta, la primera emisión de sellos del orbe en ser embalada en una lata de conserva, fue elegida por un exigente jurado como la más bella del mundo entre las emitidas en el año 2016 y recibió el Gran Premio WIPA (Exposición Filatélica Internacional de Viena)* no solo por su novedad sino también por su altísima factura técnica y estética. Su impresión mediante el sistema offset, corrió a cargo de Cartor, entidad de probada experticia.

A destacar que el Correo Portugués confeccionó dicha emisión en estrecha colaboración con Ramirez & C (Filhos) S.A. una empresa de larga tradición en el sector conservero, fundada en 1853 en el mismo año en que se puso en circulación el primer sello de correos de esa nación europea.

Las cancelaciones de primer día se realizaron en Lisboa, Porto, Funchal, Ponta Delgada, Portimao y Matosinhos.

* Acerca de WIPA, cuya historia se remonta a 1881, trató José Martí.


LUCÍA SANZ

 
LUCÍA SANZ