0
Publicado el 23 Noviembre, 2021 por Liset García Rodríguez en Fotorreportajes
 
 

La Güinera sigue renaciendo

A propósito del primer trabajo voluntario promovido por el Che, los vecinos de la Güinera siguen apostando a mejorar su entorno y homenajear a Fidel, porque también esa era su apuesta.
Compartir

Por LISET GARCÍA

En homenaje al primer trabajo voluntario que hace 62 años protagonizara el Che, se movilizó el barrio habanero de la Güinera, para convertir otra vez en noticia las obras de rehabilitación que le cambian el rostro a calles, espacios públicos y viviendas de esa localidad.

Desde bien temprano, cientos de vecinos se concentraron en el llamado Triángulo de la Güinera, una suerte de plaza para actividades culturales, recreativas y políticas, convertida ya en otra figura geométrica y en hervidero desde hace unas semanas. Allí están casi a punto de terminar varias áreas de servicios, un aula multipropósito, el escenario y los muros perimetrales, obras a cargo de la brigada 57 del Contingente de construcción Blas Roca, con apoyo de la comunidad.

El trabajo voluntario fue motivación especial para que Gerardo Hernández Nordelo, Héroe de la República y coordinador nacional de los CDR, volviera a esa barriada a compartir emociones por el renacer que está teniendo lugar allí, donde no pocas necesidades acumuladas durante años han estado pendientes de solución.

Como él mismo dijo en alusión a lo que afirma a menudo el presidente y primer secretario del Partido, Miguel Díaz-Canel, a esos “problemas se les van arrancando pedacitos poco a poco, y así seguirá siendo con la participación de muchos, pese al bloqueo que no cesa de intentar asfixiarnos”.

Luego de la faena productiva, en presencia del miembro del Buró Político y secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), Ulises Guilarte de Nacimiento, y del ministro de la Construcción, René Villafaña, se entregaron reconocimientos a constructores y vecinos. Entre los invitados especiales estaban dos miembros del equipo de científicos que lograron las vacunas contra la covid, a quienes el barrio dio la mejor de las bienvenidas por su contribución a meter en cintura la pandemia.

En un breve recorrido por la zona llamada Concuní, donde resalta la humildad de viviendas y vecinos, los miembros del CDR 7 que lleva por nombre Ernesto Che Guevara, mostraron a Gerardo Hernández una plazoleta recién acondicionada por ellos para sus actividades cederistas. Marlén Febles López, su presidenta, agradeció el movimiento constructivo que hace realidad el sueño de mejorar el entorno.

Como aquel 22 de noviembre de hace 62 años, hubo movilizaciones no solo en la Güinera sino en varios sitos del país, en homenaje a la iniciativa del Comandante guerrillero que en el Caney de las Mercedes, hoy Ciudad Escolar Camilo Cienfuegos, en el municipio granmense de Bartolomé Masó, hiciera el primer trabajo voluntario. Entonces, el Che expresó que “juntos, obreros, campesinos, y estudiantes vamos a ayudar a construir una nueva Cuba, esa que hoy renace en cada rincón”.

El Triángulo de la Güinera, un sitio casi olvidado, renace para beneficio de los vecinos, que desde el amanecer no perdieron oportunidad de poner manos a la obra. (Fotos: LG)

Ulises Guilarte, secretario general de la CTC, junto a su equipo de trabajo, acudió temprano a dar su aporte en la movilización en homenaje al Che. (Foto: AGUSTÍN BORREGO)

La voz del héroe que nació en esta barriada, invita a creer en el futuro. (Foto: LG)

Aunque por costumbre siga llamándose Triángulo, ya tiene otra figura, otra extensión y más servicios.                               (Foto: LG)

Saraí Lamadrid Espinosa, trabajadora del contingente Blas Roca a cargo de las obras, ratificó que Revolución es construir. (Foto: LG)

Gerardo Hernández, recorrió las nuevas áreas del Triángulo, entre las que sobresale el aula multipropósito, acompañado de su madrina, la líder natural del barrio, Ileana Macías y Liban Molina, promotor cultural. (Foto: LG)

En el CDR 7 Ernesto Che Guevara, los vecinos acicalaron un área para sus actividades, y colocaron una piedra en homenaje a Fidel y a los cinco héroes, que Gerardo fotografió para sus redes sociales.                         (Foto: LG)

Al final de la fiesta popular quedó el testimonio fotográfico donde se funden pueblo, trabajadores, dirigentes, científicos, artistas y curiosos. (Foto: AGUSTÍN BORREGO)

Compartir

Liset García Rodríguez

 
Liset García Rodríguez