2
Publicado el 24 Marzo, 2017 por Redacción Digital en Galerías
 
 

Dicen que el Paraíso, ¡yo digo que Mayajigua!

En el poblado de San José del Lago existe una villa para los interesados en el turismo de naturaleza, en un entorno en el que el visitante es enamorado de manera permanente por la flora y la fauna de un lugar donde la calidad del servicio complementa a la belleza.

Bello paisaje de Mayajigua.Por REDACCIÓN DIGITAL

Fotos: SARA DÍAZ LOZANO/ACN

Como Paraíso fue definido, en el Antiguo Testamento, el jardín de las delicias donde Dios colocó a Adán y Eva. Es, igualmente el Cielo, el lugar en que los bienaventurados gozan de la presencia del Todopoderoso. Se da fe de una historia y una presencia en un lugar imaginario, como imaginarias son las gráficas que llegan hasta hoy.

¿De qué color es? Diverso, según lo vea cada cual. ¿Cómo es? En dependencia de la visión de cada uno. Muchos afirman que existe: lo dan por seguro. Otros no tanto. Para un número indefinido de personas con una visión más materialista, hay lugares en la tierra que bien pudieran llamarse Paraíso. Tal es el caso de Mayajigua.

En el poblado de San José del Lago existe una villa para los interesados en el turismo de naturaleza, en un entorno en el que el visitante es enamorado de manera permanente por la flora y la fauna de un lugar donde la calidad del servicio complementa a la belleza.

Sus aguas medicinales hacen recordar los versos del maestro, patriota y poeta autodidacto jimaguayense, Francisco Moreno:

Los Lagos de Mayajigua

Si curan fuerte los penosos males
Tus aguas y fecundos manantiales
Que la infeliz humanidad deplora,
Tiene santa virtud consoladora
Y brinda su influencia protectora
Que esparce beneficiosos a raudales
Dando salud y vida a los mortales
.


Redacción Digital

 
Redacción Digital