1
Publicado el 14 Abril, 2017 por Eduardo Leyva en Galerías
 
 

Como la primavera en todo su esplendor

Cuba tiene la segunda riqueza orquideológica del Caribe (unas 300 especies pertenecientes a 89 géneros, de las cuales se registran 130 endémicas). Se encuentran, incluso, en diversos lugares de forma silvestre, pero muchas están en peligro de extinción por su intensa recolecta en los últimos años

Como la primavera en todo su esplendor.Por EDUARDO LEYVA BENÍTEZ

La variedad de formas, tamaños, perfumes y colores de las orquídeas hace pensar en un verdadero capricho natural. Estas delicadas flores integran una misma familia botánica, la Orchidaceae, que, con 25 000 especies, se considera la mayor del reino vegetal.

Cuba tiene la segunda riqueza orquideológica del Caribe (unas 300 especies pertenecientes a 89 géneros, de las cuales se registran 130 endémicas). Se encuentran, incluso, en diversos lugares de forma silvestre, pero muchas están en peligro de extinción por su intensa recolecta en los últimos años, además de los fenómenos naturales relacionados con el clima que afectan las poblaciones naturales.

Existe una gran preocupación por el estado de conservación de las orquídeas cubanas, y las especies exóticas invasoras en el Jardín Botánico Orquideario de Soroa, del municipio de Candelaria en la provincia de Artemisa, fundado en 1943.

De igual forma, en los últimos años se ha despertado un gran interés por el cultivo de orquídeas en casa y los arreglos florales con esas plantas ornamentales tan codiciadas.


Eduardo Leyva

 
Eduardo Leyva