0
Publicado el 13 Septiembre, 2017 por Yasset Llerena en Galerías
 
 

Irma, el viento, el lente

Fotos: Jorge Luis Sánchez y Yasset Llerena

Estas fueron las primeras imágenes que el Lente de BOHEMIA encontró sobre el impacto del huracán Irma en la provincia de Ciego de Ávila y que por estar afectado el servicio eléctrico en la sede de la revista no fue posible  transmitir en tiempo real a nuestros lectores, como lo merecían.  Ahora, con la calma del tiempo, y no dejar de echar un vistazo rápido, pero insoportablemente inolvidable para muchos, se las dejamos en el álbum de sus  recuerdos.

Era sábado en una oscura  y turbulenta madrugada.  Con categoría 5, ¡la máxima!, Irma embestía con saña la hermosa pero endeble cayería del norte, llamada también Jardines del Rey.

La furia de sus vientos, la lluvia incesante, ¡a ráfagas!,  y las olas dantescas se fundían como si fueran a eliminar de una vez el escenario de los tantos corsarios y piratas que surcaran aquellos parajes o, como en cuentos infantiles, por su gracia natural y majestuosidad,  compitieran en un ¡espejo mágico! con a la belleza de una ‘mujer’  tan desalmada como Irma, al estilo de la bruja de Blancanieve.

Su maldad la traía bien enraizada en su lento y arrasador paso por el Caribe, esas tierras tan fabulosas y brujeras que, sin embargo, no pudo quitarle siquiera un ápice de su maleficio.

Y fueron los estragos sin pudor, las edificaciones derruidas, los hierros retorcidos, los cristales estrellados, los techos volantes… Era, en fin, la pesadilla de ver esfumarse, en minutos,  lo que tantos esfuerzos supuso en años, más allá de la belleza magnificada con las risas a carcajadas infinitas del goce placentero y el ‘asombro’ de los miles que en el mundo conquistaron también algún día, alegremente,  estas tierras tan benditas de sol, arena y aguas translucidas. (+ La gente)

Mientras, en la capital del territorio, en el antiguo hato de Ciego de Ávila tan ajeno a estas tempestades,  en la plácida orilla del naranjo, o del piñal…, la población,  adoptaba las medidas de una evacuación anunciada para las personas en situaciones de riesgo habitacional y de protección de los bienes. Era, sobre todo, la obra más perdurable, la humana, a pesar de Irma.

 

 

 

 


Yasset Llerena

 
Yasset Llerena