0
Publicado el 20 Octubre, 2017 por Redacción Digital en Galerías
 
 

Rescata su esplendor el Hotel Pullman Cayo Coco

Es cierto que tras cada jornada de intenso bregar por los distintos objetos de obra del hotel Pullman Cayo Coco, eliminan lo feo que va quedando, devuelven elegancia y dan muchas razones para que se asombre la pupila. Es un interés por mantener en la preferencia una instalación que cautiva por su presencia y entorno
Rescata su esplendor el Hotel Pullman Cayo Coco.

Por el rescate de esta imagen han trabajado muy fuerte en el Hotel Pullman Cayo Coco, tras el paso devastador del huracán Irma. (Foto: i.ytimg.com).

Todavía Irma no es recuerdo; los constructores que cada mañana se adelantan al sol, en el afán de borrar las huellas del devastador meteoro, dan fe de ello. Es cierto que tras cada jornada de intenso bregar por los distintos objetos de obra del hotel Pullman Cayo Coco, eliminan lo feo que va quedando, devuelven elegancia y dan muchas razones para que se asombre la pupila.

Las imágenes llegadas desde Jardines del Rey –enclave del importante hotel- devienen testimonio del empeño por revitalizar sus 566 habitaciones y las áreas de servicio de uno de los pilares de la industria del ocio en la Cayería Norte de Cuba.

Quienes han tenido oportunidad de contactar con los trabajadores de la bella instalación, los constructores, o las autoridades del sector, han podido corroborar que, si bien Irma coqueteó furiosamente contra las estructuras enclavadas allí, no pudo hacerlo con la voluntad de los hombres y mujeres que no renuncian a abrir las puertas de la paradisiaca instalación, justo al comienzo de la temporada alta del turismo cubano, cuyo arribo ya se percibe.

Cuando los turistas que repiten entren en al Pullman y sientan que el confort es el mismo que en alguna ocasión los enamoró, instándolos a regresar una y otra vez, podremos decir que Irma es recuerdo, gracias a la voluntad de acero de quienes les reciben con la más amigable y conquistadora de las sonrisas.

 


Redacción Digital

 
Redacción Digital