0
Publicado el 27 Enero, 2018 por Irene Izquierdo en Galerías
 
 

El alma del más grande amigo de los niños

Si les preguntamos a muchos de los que por estos días le rinden el tributo que merece, cada uno lo verá igual y diferente: igual, porque es José Martí, el Héroe Nacional de Cuba, el Apóstol, el Delegado, el Fundador…; diferente, porque cada uno lo percibe –por el conocimiento de su obra o el alcance que ha logrado descifrar en ella a partir del estudio permanente-, con una óptica muy personal
El alma delmás grande amigo de los niños.

Martí fue un hmbre amantísimo conlos niños; ellos hoy le retribuyen ese amor.

Por IRENE IZQUIERDO

Fotos: JORGE LUIS SÁNCHEZ RIVERA

Por estas calles, por donde hoy le tributan un sincero homenaje, tal vez anduvo el niño, el adolescente José Martí. Llenó sus pies del polvo que habitaba en estas arterias transitadas, entonces, por corceles y quitrines. Por aquí, quizás, hizo las travesuras propias de los de su edad y, con certeza, pagó por ello con contundentes castigos. Entonces era Pepe: así de sencillo. Uno más entre los niños de la época. Nada de trascendencia. Imposible imaginar que 165 años después se le sentiría como al amigo tangible, cuya presencia perviviría entre todos.

Y aunque su pensamiento es único. Las diferentes generaciones lo perciben a su modo. Es el imaginario colectivo y diverso, claro está. Si les preguntamos a muchos de los que por estos días le rinden el tributo que merece, cada uno lo verá igual y diferente: igual, porque es José Martí, el Héroe Nacional de Cuba, el Apóstol, el Delegado, el Fundador…; diferente, porque cada uno lo percibe –por el conocimiento de su obra o el alcance que ha logrado descifrar en ella a partir del estudio permanente-, con una óptica muy personal.

De pueblo es este homenaje que tendrá una importante demostración esta noche con el Desfile de las Antorchas, y mañana, con la salida del sol, la inauguración del monumento ecuestre del Apóstol. Allí estarán muchos hombres y mujeres, pero también pioneros. ¿Saben por qué? Porque entre ellos está el alma del más grande amigo de los niños.

Veamos algunas instantáneas:


Irene Izquierdo

 
Irene Izquierdo