0
Publicado el 14 Junio, 2018 por Irene Izquierdo en Galerías
 
 

Che del mundo

Ernesto, Che Guevara, Guerrillero Heroico, o sencillamente Che, son epítetos inequívocos de un mismo hombre: el que hizo del ejemplo la mejor arma, de la intransigencia la más importante escuela y del amor al prójimo, el gran bastión

Che del mundo.Por IRENE IZQUIERDO

Fotos: YASSET LLERENA

CHE. Tres letras para nombrar a un hombre de una inmensidad que frisa el infinito. Ahí está, vivo, erguido, con una estampa, una estirpe y una acción que le han abierto las puertas del Olimpo. Su imagen tiene las más diversas formas y llega a todos los confines. Admira, resulta sorprendente que millones, sin haber hurgado en su obra, lo acojan como el paradigma del hombre que precisa el mundo.

Su estatura de gigante se mueve entre la Sierra Maestra de Cuba y las selvas del Congo y Los Andes…, luchando contra la impertinencia de un asma que nunca le abandona, y haciendo de la lucha contra la injusticia la razón de existir.

Che del mundo.Ernesto, Che Guevara, Guerrillero Heroico, o sencillamente Che son epítetos inequívocos de un mismo hombre: el que hizo del ejemplo la mejor arma, de la intransigencia la más importante escuela y del amor al prójimo, el gran bastión.

Lleno de amor vivió el Che; por eso anidó en el corazón de millones y ha trascendido hasta hoy como guía de la acción contra el imperialismo, al que no le permitía “ni tantito así”.

Ya lo dijo Fidel aquella noche solemne del 18 de octubre de 1967, en la velada homenaje a su memoria, en la Plaza de la Revolución: “[…] Si queremos un modelo de hombre, un modelo de hombre que no pertenece a este tiempo, un modelo de hombre que pertenece a los tiempos futuros, ¡de corazón digo que ese modelo es el Che!”

 


Irene Izquierdo

 
Irene Izquierdo