2
Publicado el 30 Enero, 2019 por Redacción Digital en Galerías
 
 

TESTIMONIOS DE BOHEMIA

La cota cada vez más alta de la solidaridad

Como antídoto de tanta pérdida, la solidaridad, ese gesto que no aporta mucho desde el punto de vista material, pero sí contribuye a elevar la moral y a recobrar fuerzas para revertir el desolador panorama

La cota más alta de la solidaridad.Fotos de EDUARDO LEYVA BENÍTEZ

Dicen que los momentos duros hermanan a las personas, acercan los lazos fraternales y hacen un templo a la bondad. A los cubanos, dados por naturaleza, no nos sorprende ser testigos y protagonistas de esos gestos, pero el mundo admira, cómo los brazos se tienden para aliviar el pesar.

En La Habana, en el lapso de 72 horas, se ha podido apreciar todo eso, porque se trabaja intensamente para borrar las huellas de un tornado que destruyó, en apenas minutos, obras levantadas durante años. Y como antídoto, la solidaridad, ese gesto que no aporta mucho desde el punto de vista material, pero sí contribuye a elevar la moral y a recobrar fuerzas para revertir el desolador panorama.

Por ello, ante cada embate de los fenómenos naturales, en cualquier punto de Cuba la solidaridad alcanza una cota cada vez más alta, en virtud de la rehabilitación.


Redacción Digital

 
Redacción Digital