1
Publicado el 13 Febrero, 2019 por Eduardo Leyva en Galerías
 
 

El aliento eterno del amor

Y en eso andan los atrapados en estas instantáneas, regalo de BOHEMIA, a sus lectores enamorados

ELB

Fotorreportaje de EDUARDO LEYVA BENÍTEZ

¿Habrá mayor felicidad que la de amar y sentirse amado? El amor no es un fin pero sí un estado de gracia inspirador de virtudes y bondades. El amor es también una fuerza incalcucable, tal vez por ello suele afirmarse que el amor todo lo puede. El amor no tiene edad, ni fecha, ni lugar ni circunstancia en que no pueda surgir, crecer, alegrar… o hacer llorar. Pero cada 14 de febrero varios países del mundo celbran con gran entusiasmo la festividad tradicional del Día de San Valentín, en la que muchas personas y de los más diferentes modos ponen de manifiesto la importancia del amor, de pareja. La conmemoración viene del lejano siglo III romano, y honra la muerte gloriosa de Valentín, un sacerdote cruelmente sentenciado por celebrar en secreto matrimonios entonces prohibidos de jóvenes enamorados. Después, a ese día del amor, se le añadieron otros como el filial, y también la amistad; pero la mayoría sigue viviéndolo como esa oportunidad especial de acercarse más al ser amado y respirar juntos el aliento eterno del amor. Y en eso andan los atrapados en estas instantáneas, regalo de BOHEMIA, a sus lectores enamorados 

 


Eduardo Leyva

 
Eduardo Leyva